Las ganancias de Shell caen un 82% en el 2T-2020 - World Energy Trade

Las ganancias de Shell caen un 82% en el 2T-2020

Las acciones de Shell se redujeron alrededor del 0,7% al anunciar sus resultados

Las acciones de Shell se redujeron alrededor del 0,7% al anunciar sus resultados

Reportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El gigante petrolero Royal Dutch Shell informó el jueves de una fuerte caída en los beneficios netos de los tres meses hasta finales de junio, tras un período sin precedentes de agitación en el mercado de la energía y unos precios del petróleo y el gas significativamente más débiles.

La peor pesadilla de las Big Oil parece hacerse realidad
FINANZAS ENERGÍA
La peor pesadilla de las Big Oil parece hacerse realidad

La compañía anglo-holandesa reportó ganancias ajustadas de 638 millones de dólares para el segundo trimestre de 2020. Eso comparado con la ganancia neta de 3.500 millones de dólares en el mismo período del año anterior y 2.900 millones de dólares en los primeros tres meses de 2020.

El resultado neto atribuible a los accionistas sobre la base del costo corriente de los suministros y excluyendo los artículos identificados, que se utiliza como sustituto del beneficio neto, fue de 18.400 millones de dólares de pérdidas en el segundo trimestre. Esto se produjo después de un cargo por deterioro de 16.800 millones de dólares después de impuestos durante el mismo período, dado que el principal productor de petróleo prevé ahora una reducción significativa de los precios del petróleo y el gas en los próximos 30 años.

"Es, por supuesto, una medida no monetaria y es un reflejo de cómo vemos el medio ambiente en el futuro, pero sí, en el sentido de que necesitábamos hacer una revisión de nuestro balance, hemos terminado", dijo Ben van Beurden, director general de Royal Dutch Shell, a CNBC el jueves.

"Pero, por supuesto, aún no hemos terminado con la pandemia, así que tendremos que ver lo que nos traen los próximos trimestres y años", añadió.

Las acciones de Shell bajaron casi un 2% durante los acuerdos de esta mañana.

Puede que todavía haya más dolor por venir

Los analistas habían advertido que las "Big Oil", refiriéndose a las mayores empresas energéticas del mundo, probablemente reportarían resultados "horrendos" en el segundo trimestre, ya que las medidas de bloqueo del coronavirus coincidieron con un choque de demanda sin precedentes.

"Inevitablemente, el mayor tema de conversación en los resultados financieros de Shell de esta mañana es la enorme pérdida que ha sufrido la compañía - en gran parte como resultado de la revisión de los precios", dijo Stuart Lamont, gerente de inversiones de Brewin Dolphin, a CNBC por correo electrónico.

"La influencia de la pandemia probablemente seguirá siendo de gran alcance, con Shell diciendo que puede que todavía tenga que reducir o disminuir la producción más adelante en el año para mitigar la falta de demanda de petróleo - una indicación de que todavía puede haber más dolor en el futuro", continuó Lamont.

Shell explicó que su segundo trimestre 2020 reflejó unos precios de productos básicos más débiles de lo previsto y menores márgenes de refinación, volúmenes de venta de productos petrolíferos y mayores cancelaciones de pozos en comparación con el mismo período del año pasado.

Sin embargo, esto se vio compensado en parte por "los resultados muy fuertes del comercio de crudo y productos petrolíferos y la optimización, así como los menores gastos de explotación".

Probablemente el trimestre más difícil en la historia de Shell

"Si miran el trimestre, tuvimos, en realidad, un trimestre bastante creíble. Así que, por supuesto, los 16.800 millones de dólares de deterioro se destacan, pero eso es un efecto especial. Si miras las ganancias de 600 millones de dólares o, más importante, los 6.500 millones de dólares de flujo de caja, eso muestra que en realidad la compañía tiene mucha fuerza operativa", dijo Van Beurden de Shell a CNBC el jueves.

"Así que, en ese sentido, estoy muy contento de que hayamos capeado muy bien lo que probablemente fue el trimestre más difícil de la historia".

El CEO de Shell dijo que la compañía estaba "aprendiendo un montón de nuevos trucos bastante rápido" cuando se trata de simplificar la empresa, antes de agregar que la empresa estaba buscando maneras de reposicionarse dado que la transición de la energía era probable que "nos llegue aún más rápido" como resultado de la pandemia de Covid-19.

En una nota a los accionistas el 30 de junio, Shell dijo que esperaba que los futuros del crudo Brent promediaran 35 dólares por barril en 2020, por debajo de una previsión anterior de 60 dólares para el índice de referencia internacional.

La compañía también bajó su pronóstico del precio del Brent a 40 dólares en 2021 y 50 dólares en 2022, habiendo dicho previamente que esperaba que los precios promediasen 60 dólares para cada año respectivo.

Esta perspectiva relativamente sombría de los precios de los productos básicos hasta 2050 se produjo tras la decisión de la empresa de recortar sus dividendos a los accionistas por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial en el primer trimestre del año.

Los futuros del crudo Brent se negociaron a 43,11 dólares el barril el jueves por la mañana, alrededor de un 1,4% menos, mientras que los futuros del West Texas Intermediate de EE.UU. se situaron en 40,60 dólares, un 1,6% menos.

Se espera que Exxon Mobil y Chevron den a conocer sus ganancias del segundo trimestre el viernes, y la BP del Reino Unido informará el 4 de agosto.

 

Noticia tomada de: CNBC / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

 

Te puede interesar: