Empresas globales de E&P – es alarmante la caída de un trillón de dólares en las ganancias para 2020 - World Energy Trade

Empresas globales de E&P – es alarmante la caída de un trillón de dólares en las ganancias para 2020

Las estimaciones son conservadoras ya que se basaron en un promedio de US$ 34 por barril para este año

Las estimaciones son conservadoras ya que se basaron en un promedio de US$ 34 por barril para este año

Reportes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las grandes empresas globales de exploración y producción de petróleo han iniciado las presentaciones de resultados financieros del primer trimestre de 2020 (1T-2020), los ingresos del periodo y los estimados para el resto del año son alarmantes para los inversionistas y la industria.  

FINANZAS ENERGÍA
Diamond Offshore se ampara en el Capítulo 11 de la ley de bancarrota de EE.UU.

Ahora bien, una manera de entender mejor cual ha sido el efecto devastador de la pandemia en la economía mundial es a través de los ingresos que la industria petrolera mundial espera para 2020. 

Un análisis de Rystad Energy muestra que las previsiones de ingresos globales de E&P caerán en alrededor de US$ 1 billón en 2020, lo cual es una caída del 40% a US$ 1.47 billones respecto a los ingresos de US$ 2.47 billones obtenidos en 2019. 

Rystad Energy estimaba, antes de que se asomara a la palestra mundial de COVID-19, que los ingresos totales de E&P alcanzarían US$ 2.35 billones en 2020 y US$ 2.52 billones en 2021. Las estimaciones para 2021 también se proyectan que sean más bajas, un 29% menos, llegando a US$ 1.79 billones. 

El flujo de caja de las empresas petroleras también está previsto que se contraiga. Para 2020, se estima que el flujo de caja libre para el sector de exploración y producción se reducirá a US$ 141 mil millones, esto es un tercio de lo que fue en 2019.  

Estimaciones conservadoras 

FINANZAS ENERGÍA
Los resultados financieros del primer trimestre no serán nada favorables para las Big Oil

Las estimaciones de Rystad Energy se basan en un escenario promedio de precio base del petróleo de US$ 34 por barril en 2020 y de US$ 44 por barril en 2021, por lo que existe un considerable riesgo a la baja si los precios actuales de bajo nivel persisten. 

Esta caída no solo socava la solidez de las empresas y reduce el dinero disponible para inversiones y dividendos, sino que también reduce significativamente los ingresos fiscales para los estados petroleros, lo cual para países como Rusia y del Medio Oriente será un desafío macroeconómico mantener sus presupuestos nacionales. 

A corto plazo, las reservas nacionales pueden acudir al rescate del déficit fiscal para evitar recortes de gastos. Sin embargo, si el entorno de bajo precio persiste, estos países pueden verse sometidos a graves tensiones financieras.

Ingresos de las empresas de E&P a nivel global, 2010 - 2021

Figura 1. Ingresos de las empresas de E&P a nivel global, 2010 - 2021

Inicialmente, Rystad Energy esperaba que el gasto en upstream cayera en 2020 aproximadamente un 20%, que como resultado de la pandemia, habría reducido las inversiones en US$ 100 mil millones respecto al nivel de 2019. Una mejor estimación, considera que a medida que las empresas han continuado reduciendo las inversiones, ahora se espera que el gasto upstream disminuya a US$ 410 mil millones, lo cual es en un 25%menos de los US$ 530 mil millones de 2019. 

El shale estadounidense, un caso particular 

El Shale de EE.UU. será el que más contribuirá con los planes de recortes de presupuestos de capital, al alcanzar la cifra de un 38% para 2020, lo que implica un recorte de casi 42% en comparación con el gasto de 2019.  

A esta cifra récord les siguen los productores de arenas petrolíferas, que también han revisado la reducción del gasto en un 42%. Los segmentos de suministro convencionales muestran recortes en el rango del 19% para los activos en aguas profundas en tierra hasta el 12%, ya que estos segmentos no son tan flexibles cuando se trata de administrar sus costos de capital. 

El efecto en las actividades de Exploración y en nuevos proyectos 

Los recortes de gasto de capital tendrán un impacto particularmente fuerte en los descubrimientos y la capacidad de las empresas para proceder con las decisiones finales de inversión (FID) para nuevos proyectos. 

FINANZAS ENERGÍA
Ganancia neta de BP cae un 67% en el primer trimestre de 2020 tras colapso histórico en precios del petróleo

El año 2020 muy probablemente estará marcado por la actividad de aprobación de proyectos más baja desde la década de 1950 en términos de inversiones totales, la cifra se estima que caerá a US$ 110 mil millones, o menos de una cuarta parte del nivel de 2019. La mayoría de los proyectos serán diferidos. 

Una empresa de exploración puede necesitar varios años para volver a encaminar un proyecto diferido, esto debido a que se aplican requisitos económicos más estrictos para una nueva FID. Ante la amenaza de que los precios del petróleo se mantengan bajos por largo tiempo, es probable que los inversionistas exijan que el precio de equilibrio de los proyectos sea menor, que en promedio estaba por debajo de US$ 35 por barril incluso antes de la crisis.  

La consecuencia de este cambio es decisivo para muchos proyectos que con precios de equilibrio menores, es muy posible que nunca se lleven a cabo o requerirán severas revisiones para optimización de costos. 

Ahora los operadores están demostrando una extrema cautela cuando se trata de compromisos de inversión a futuro, lo que resulta en una caída de las aprobaciones a medida que los proyectos se modifican y se detienen hasta que los precios del petróleo se recuperen.  

Teniendo en cuenta la alta madurez de la mayoría de las regiones productoras de petróleo, este enfoque para manejar la crisis pone en riesgo enormes volúmenes potenciales de producción, lo que pudiese socavar los niveles de producción a mediano plazo. 

Para el sector de servicios de campos petroleros la situación es un poco más complicada, ya que el sector realizó mejoras sustanciales en la cadena de suministro con reducciones significativas de costos en 2015-2016. 

¿Se acelera el momento de alcanzar el “pico de petróleo”? 
FINANZAS ENERGÍA
EEUU: Whiting Petroleum, se convierte en la primera victima de la guerra de precios del petróleo

Desde hace tiempo existe la confluencia creciente del sentimiento entre los inversionistas y los bancos de inversión por acelerar la descarbonización en el sector de E&P, la mayoría de los actores relevantes apuntan a alcanzar la neutralidad de carbono.  

Ante el colapso reciente del mercado petrolero que ha traído como resultado el bajo apetito por la aprobación de nuevos proyectos de exploración petrolera, esto puede significar que el "pico de petróleo" llegará antes de lo que se había estimado hace solo unos meses. 

El pico de petróleoes el punto teórico en el tiempo cuando se alcanza la tasa máxima de extracción de petróleo, después de lo cual se espera que ésta entre en declive terminal. A partir de 2020, los pronósticos de pico de petróleo van desde principios de 2020 hasta 2040, según la economía y la forma en que los gobiernos responden al calentamiento global. 

 

Te puede interesar: EE.UU. puede alcanzar cifra récord de bancarrota en empresas Upstream altamente endeudadas