Los coches eléctricos están disparando los precios del níquel, el cobalto y el litio - World Energy Trade

Los coches eléctricos están disparando los precios del níquel, el cobalto y el litio

Los coches eléctricos están disparando los precios del níquel, el cobalto y el litio

El níquel ha alcanzado máximos de precio no vistos desde el 2011, el cobalto está en sus máximos desde 2018 y este año habrá un déficit de litio de 26 mil toneladas

Mercado

La aceleración de las ventas de vehículos eléctricos ha impulsado una alta demanda del níquel, el cobalto y el litio, lo que ha hecho que los precios de estos materiales, imprescindibles para las baterías, alcancen máximos de varios años.

Los problemas en la cadena de suministro, bloqueos por coronavirus, las existencias de materia prima y la aceleración de la demanda ha traído unos precios nunca antes visto en el níquel, cobalto y litio.

El año pasado se vendieron más de 6,36 millones de vehículos eléctricos en todo el mundo, frente a los 3,10 millones de 2020, según datos de Rho Motion. China representó la mitad del total el año pasado y el 40% el anterior.

los coches electricos estan disparando los precios del niquel el cobalto y el litio grafica 14285

Figura 1. Ventas de vehículos eléctricos

El níquel

La escasez de níquel ha provocado una reducción de las existencias en los almacenes autorizados por la Bolsa de Metales de Londres, que en 88.182 toneladas han caído un 65% desde abril del año pasado.

Más pertinentes son las existencias de briqueta ensacada, que se tritura fácilmente en pequeñas partículas y se disuelve en ácido sulfúrico para fabricar sulfato de níquel para las baterías, que ascienden a 65.676 toneladas y han descendido un 67% desde el pasado mes de abril.

Los analistas afirman que la mayor parte de esta briqueta se ha enviado a China, que controla la cadena de suministro de vehículos eléctricos.

El analista de Wood Mackenzie, Andrew Mitchell, estima que la demanda total de níquel fue de 2,8 millones de toneladas el año pasado, de las cuales el 69% se utilizó para fabricar acero inoxidable y el 11% para fabricar baterías, desde el 71% y el 7% respectivamente en 2020.

Mitchell espera que la cuota de las baterías en la demanda de níquel aumente al 13% este año. "Estamos viendo precios medios más altos este año".

El níquel alcanzó los 24.435 dólares la tonelada la semana pasada, el máximo desde agosto de 2011. Al 5 de febrero en el London Metal Exchange (LME) se cotizaba en 23.450 dólares por tonelada. Se espera que retroceda a finales de este año a medida que los suministros aumenten.

Jim Lennon, de Macquarie, espera que los suministros de níquel aumenten un 14,5% este año hasta los tres millones de toneladas y un superávit de 43.000 toneladas desde un déficit de 159.000 toneladas en 2021.

El Cobalto

Los bloqueos por coronavirus en el sur de África crearon cuellos de botella que retrasaron los envíos a China desde la República Democrática del Congo, que representa más del 70% de los suministros mundiales.

Las importaciones chinas de hidróxido de cobalto sólo aumentaron un 2,5% hasta 82.100 toneladas el año pasado desde 2020, lo que significa que las existencias nacionales se redujeron considerablemente", dijo el analista de Benchmark Mineral Intelligence (BMI) Caspar Rawles.

BMI prevé una demanda total de cobalto de 177.500 toneladas este año, de las cuales 104.000 serán consumidas por el sector de las baterías.

Los precios del cobalto, en torno a los 70.000 dólares la tonelada, están en su punto más alto desde julio de 2018. Los operadores esperan más ganancias a medida que los consumidores chinos se reabastecen.

El Litio

Los déficits han impulsado los precios del carbonato de litio a máximos históricos por encima de los 50.000 dólares la tonelada en China, según BMI.

El carbonato de litio se utiliza para las baterías de fosfato de hierro y litio (LFP). Las ventas de vehículos eléctricos que utilizan estas baterías se han acelerado en China.

La falta de inversión en capacidad debido a la caída de los precios en los tres años hasta 2021 significa que es probable que haya déficits durante algunos años.

"La oferta tiene dificultades para seguir el ritmo de la demanda, dados los largos plazos para llevar al mercado la primera producción de recursos de litio", dijo el analista de BMI George Miller.

Las baterías de los vehículos eléctricos pueden utilizar carbonato de litio o hidróxido de litio. La industria suele hablar de carbonato de litio equivalente (LCE), que contiene ambos.

BMI estima que la demanda de carbonato de litio equivalente será de 610.000 toneladas este año, frente a las 490.000 toneladas del año pasado, y que habrá un déficit de 26.000 toneladas, frente a las 12.000 toneladas de déficit anteriores.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref