La ola de compras de petróleo y otros productos básicos de China se está desacelerando - World Energy Trade

La ola de compras de petróleo y otros productos básicos de China se está desacelerando

Las importaciones parece que se están estabilizando a niveles sólidos

Las importaciones parece que se están estabilizando a niveles sólidos

Mercado

A medida que desacelera el crecimiento de la demanda, las importaciones récord de China continuaron disminuyendo en octubre, a este comportamiento se unen commodities como el petróleo, cobre y mineral de hierro.

China rescató casi por sí sola los mercados de productos básicos durante la pandemia mundial del coronavirus, pero hay indicios de que su apetito por las importaciones se está estabilizando a niveles sólidos.

 

Los datos comerciales de noviembre publicados el lunes mostraron un panorama en gran medida estable, con las importaciones de los principales productos básicos que muestran solo cambios relativamente menores con respecto al mes anterior, al igual que las comparaciones con el año anterior.

Esto no quiere decir que la demanda de productos básicos de China esté debilitándose. Más bien, parece que el crecimiento de la demanda se está moderando y las importaciones pueden tender a mantenerse en los niveles actuales, en lugar de mostrar algunos de los aumentos drásticos de principios de 2020.

Se desacelera la demanda de petróleo

FINANZAS ENERGÍA
La OPEP + finalmente alcanza un acuerdo sobre recortes de producción de petróleo en 2021

Las importaciones de petróleo crudo fueron de 45.36 millones de toneladas en noviembre, equivalentes a 11.04 millones de barriles por día (bpd), frente a los 10.02 millones de bpd de octubre, sin embargo, la cifra está por debajo de los 11.13 millones de bpd de noviembre de 2019.

Una de las razones del aumento mensual fue el resultado de envíos retrasados, señaló Clyde Russell, de Reuters. De hecho, las cuantiosas compras de petróleo crudo de China durante varios meses, dio como resultado importaciones de crudo récord y semanas de demoras en los puertos chinos durante las cuales los petroleros tuvieron que esperar para descargar el petróleo crudo que las refinerías habían comprado en la primavera cuando aprovecharon el nivel más bajo de precios en casi dos décadas.

Las refinerías chinas aprovecharon de abastecerse ante los bajos precios del crudo, tanto que los petroleros esperaron varios meses para descargar en los colapsados puertos.

Debido a las cantidades récord de petróleo que se destinan a las refinerías e instalaciones de almacenamiento, los analistas advirtieron que se esperaba una desaceleración durante el último trimestre del año, entre otras cosas porque las refinerías independientes habían agotado sus cuotas de importación emitidas por el gobierno.

El agotamiento de las cuotas de las refinerías independientes es el factor que explicó la caída de las importaciones de crudo en octubre.

Sin embargo, la tasa total de almacenamiento de petróleo crudo de China este año ha sido mucho más alta que en 2019 debido a los bajos precios en la primavera, la expansión de la capacidad de almacenamiento y la política para garantizar la seguridad energética.

Ahora que ha terminado la avalancha de crudo, parece más probable que la demanda de importaciones se establezca en un rango de entre 10.5 millones de bpd y 11.5 millones de bpd por mes.

 

La demanda de cobre

En el caso del cobre, otro metal cuyo destino ha estado este año estrechamente ligado a los requerimientos de China, también muestra indicios de que la demanda comienza a moderarse.

Las importaciones de noviembre de cobre en bruto fueron de 561,311 toneladas, un 9.2% menos que las 618,108 de octubre, esto es un 16.2% más que las 483,000 de noviembre del año pasado, según datos de aduanas.

Noviembre marcó un mínimo de seis meses para las importaciones de cobre y la segunda caída mensual consecutiva, pero esto debe considerarse a la luz de la extrema fortaleza de las importaciones de cobre a principios de este año.

En los primeros 11 meses de 2020, las importaciones de cobre en bruto fueron de 6.17 millones de toneladas, un 38.7% más que en el mismo período del año pasado.

Parte de la caída en las importaciones de noviembre se debe probablemente a que se cerró la ventana de arbitraje entre los precios de Londres y Shanghái, lo que significa que a los comerciantes les resultaría menos rentable llevar cobre a China.

Pero también es probable que China ahora tenga suficiente cobre disponible para satisfacer la demanda interna, que ha sido impulsada por los estímulos del gobierno que impulsaron actividades intensivas en cobre como la construcción de viviendas e infraestructura.

El hierro y el Carbón

Tanto el mineral de hierro y el cobre experimentaron una caída desde octubre, pero las importaciones de noviembre de 98.15 millones de toneladas aumentaron un 8.3% respecto al mismo mes del año pasado.

El mineral de hierro es otro producto básico que refleja el impacto del gasto proveniente de los estímulos para impulsar la economía.

El ingrediente de la fabricación de acero, cuyas importaciones en los primeros 11 meses que alcanzaron los 1,073 millones de toneladas, representaron 10.9% más que en el mismo período en 2019.

El carbón es la excepción a la resiliencia de las importaciones de commodities de China, pero la debilidad es el resultado de decisiones políticas más que un reflejo de una demanda más débil.

Las importaciones de carbón fueron de 11.67 millones de toneladas en noviembre, un 15% menos que en octubre y un 20.8% desde noviembre del año pasado, mientras que las importaciones de los primeros 11 meses están un 10.8% por debajo del nivel del mismo período en 2019.

China ha restringido las importaciones de los principales proveedores de Indonesia y Australia, muy probablemente como parte de los esfuerzos para proteger la industria minera nacional, pero también en el caso de Australia como parte de la disputa entre ambas naciones sobre temas políticos y comerciales.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref