La crisis de la cadena de suministro podría contribuir al alza de los precios del petróleo - World Energy Trade

La crisis de la cadena de suministro podría contribuir al alza de los precios del petróleo

La crisis de la cadena de suministro podría contribuir al alza de los precios del petróleo

El aumento de los costos de transporte y la inflación general de los precios están erosionando los márgenes de ganancias de los perforadores estadounidenses.

Mercado

Las interrupciones de la cadena de suministro mundial que ha alimentado la inflación junto con el repunte de la demanda han afectado seriamente la recuperación económica. Sin embargo, se ha prestado poca atención al efecto de estas interrupciones en la industria del petróleo y el gas.

Estas perturbaciones en la cadena de suministro podrían añadir un mayor potencial alcista a los precios del petróleo. La American Trucking Association ha calculado una escasez de 80.000 conductores que el sector necesita para seguir entregando las mercancías a tiempo.

Pero los camioneros no sólo entregan mercancía y productos terminados. También transportan productos químicos, cemento y tuberías, bienes y materiales necesarios en la industria petrolera. Para empeorar las cosas, algunos productos químicos son importados, lo que hace que los suministros sean vulnerables a los atascos portuarios que han afectado a Estados Unidos durante semanas.

Todas las industrias están tan conectadas en el mundo moderno en el cual una ruptura en una industria a medio camino del globo afecta a media docena de otras en todo el mundo.

Hay pruebas de que los precios de diversos bienes y materiales están subiendo, y de que ocasionalmente hay escasez de conductores, sin embargo, por ahora la industria petrolera no se queja.

El aumento de los costos de transporte y la inflación general de los precios están erosionando los márgenes de beneficio de los perforadores estadounidenses.

Producción insuficiente

Un gran problema, como señala un informe de Bloomberg, es la producción de suficientes bienes. Después de que el año pasado la actividad empresarial se hundiera, destruyendo la demanda de todo tipo de bienes, este año estamos presenciando una recuperación más rápida de lo que probablemente esperaban muchos en el negocio de la fabricación de bienes.

Se necesita tiempo para volver a los ritmos normales de producción, ya sea de tuberías o de microchips, y la demanda está aumentando más rápido de lo que los productores pueden responder a ella.

También está el problema de la escasez de mano de obra, especialmente grave en Estados Unidos, en donde la insuficiencia de camioneros es sólo una parte de un problema mucho mayor.

Según un informe del Wall Street Journal del mes pasado, la economía estadounidense necesita 4,3 millones de trabajadores, cifra que situaría la mano de obra del país al nivel que tenía en febrero del año pasado.

Debido a la creciente demanda de todo por parte de los consumidores, los almacenes y las fábricas también están a la caza de más trabajadores, al igual que las empresas de reparto, las empresas de construcción y las empresas de fabricación.

Como la demanda supera tanto a la oferta, los precios suben en todos los ámbitos. Esto no tiene por qué ser un problema para las empresas de perforación petrolífera, ya que los precios del petróleo han subido sustancialmente en el último año, y estas empresas tienen un mayor poder adquisitivo.

Un informe reciente en Logistics Management citaba el relato de un camionero de larga trayectoria que explica que el sector del transporte estadounidense no tiene ni la mano de obra ni la capacidad de equipamiento para responder adecuadamente al aumento de la demanda de los consumidores.

También hay escasez de espacio de almacenamiento. La combinación de estos factores augura más problemas hasta bien entrado el próximo año.

¿Cómo afecta a la industria petrolera?

Pero además de los precios, la escasez de trabajadores, los atascos en los puertos y los problemas internos de los principales países exportadores -como la crisis energética de China, por ejemplo- también suponen plazos de entrega más largos para una serie de productos.

Los plazos de entrega más largos significan que se tarda más en hacer todo, incluso en perforar y completar un pozo y puede que las cosas no mejoren pronto.

Todavía está por ver cómo afectará todo esto a la industria petrolera. Pero no hay forma de que una industria que utiliza enormes cantidades de materias primas y bienes que necesitan ser transportados de un lugar a otro, a veces importados de lugares tan lejanos como China, pueda permanecer inmune a los problemas de logística y transporte que está teniendo toda la nación.

Tal vez el impacto sólo sea en forma de precios más altos para la entrega de bienes y materiales. Sin embargo, si las cosas empeoran aún más, podría empezar a afectar a la actividad de perforación.

Las cifras mundiales son preocupantes: según una encuesta de directores de compras, los plazos de entrega de los fabricantes de todo el mundo se están alargando, siendo la cifra de octubre la peor registrada, según informó Reuters esta semana.

En cuanto a la demanda de los consumidores, hay una esperanza, los consumidores no pueden seguir comprando bienes duraderos al ritmo actual para siempre y pronto se pasarán a los servicios, al menos según el economista jefe de UBS Global Wealth Management, Paul Donovan, citado por Reuters.

Esto debería aliviar la presión sobre la industria del transporte y liberar más trabajadores para otras industrias, incluidas las del petróleo y el gas. Sin embargo, con tal escasez de mano de obra, es probable que los empresarios sigan ofreciendo sueldos más altos para conseguir los trabajadores que necesitan y trasladarán los costos adicionales a los clientes.

Por tanto, los precios de los productos y servicios que utilizan los perforadores de petróleo podrían seguir siendo elevados durante un tiempo, lo que podría afectar a las decisiones relacionadas con la producción.

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref