La crisis de energía en Europa pone nervioso al mercado: se espera que los precios sigan siendo altos - World Energy Trade

La crisis de energía en Europa pone nervioso al mercado: se espera que los precios sigan siendo altos

La crisis de energía en Europa pone nervioso al mercado: se espera que los precios sigan siendo altos

Pacas de paja en el campo frente a la central eléctrica de RWE AG cerca de Rommerskirchen, Alemania, el 10 de agosto de 2021

Mercado

En las últimas semanas, los precios de la electricidad en Europa han alcanzado máximos de varios años debido a una serie de factores, que van desde los elevadísimos precios de las materias primas y el carbono hasta la baja generación de energía eólica. Además, no se espera que la tendencia récord de los precios de la energía termine pronto, y los analistas advierten que es probable que el nerviosismo del mercado persista durante todo el invierno.

LONDRES - En las últimas semanas, los precios de la energía en Europa han alcanzado máximos de varios años debido a diversos factores, desde los elevadísimos precios de las materias primas y el carbono hasta la baja producción eólica.

Además, no se espera que la racha récord de los precios de la energía termine pronto, y los analistas del sector de la energía advierten que es probable que el nerviosismo del mercado persista durante todo el invierno.

El precio del gas para octubre en el centro neerlandés TTF, de referencia en Europa, alcanzó el miércoles un máximo histórico de 79 euros (93,31 dólares) por megavatio-hora. El contrato ha subido más de un 250% desde enero, según Reuters, mientras que los contratos de electricidad de referencia en Francia y Alemania se han duplicado.

En el Reino Unido, donde las facturas de luz son ahora las más caras de Europa, los precios de la energía se han disparado en medio de la gran dependencia del país del gas y las energías renovables para generar electricidad.

Los precios británicos de la electricidad en el día subieron casi un 19% hasta alcanzar las 475 libras (656,5 dólares) el miércoles, según informó Reuters. El contrato ya cotizaba cerca de máximos históricos poco después de que un incendio en un enlace eléctrico entre el Reino Unido y Francia cortara las importaciones de electricidad a Gran Bretaña.

"El mayor factor es, con mucho, el precio del gas", dijo Glenn Rickson, jefe de análisis de energía europea de S&P Global Platts Analytics, a CNBC por correo electrónico.

El aumento de los precios del gas también ha sido un "gran impulsor" de la subida de los precios del carbón y del carbono hasta máximos históricos, dijo Rickson, aunque señaló que hay otros factores de apoyo en juego, como la baja generación eólica y la falta de disponibilidad de las centrales nucleares en todo el continente.

Los precios del carbono en Europa casi se han triplicado este año al reducir la Unión Europea la oferta de créditos de emisión. El precio de referencia del carbono en la UE superó los 60 euros por tonelada métrica por primera vez en las últimas semanas, y el jueves cotizó ligeramente por debajo de este umbral.

El Sistema de Comercio de Emisiones de la UE es el mayor programa de comercio de carbono del mundo, ya que cubre alrededor del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero del bloque y cobra a los emisores por cada tonelada métrica de dióxido de carbono que emiten. Los precios récord del carbono han hecho que las fuentes de generación de energía altamente contaminantes sean aún menos atractivas porque el carbón, por ejemplo, emite más dióxido de carbono cuando se quema.

Rickson afirmó que las perspectivas de los precios de la electricidad en Europa este invierno dependerán "en gran medida" de los precios del gas, y añadió que espera que éstos suban aún más en los próximos meses. "Aparte del panorama "medio", esperamos que los precios sean muy volátiles, con oscilaciones desde precios por hora bajos o incluso negativos cuando la generación eólica es alta, hasta precios muy altos como ya se ha visto cuando el viento es bajo, y la demanda es alta".

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Los precios del gas en Europa se han acelerado desde principios de abril, cuando las condiciones meteorológicas inusualmente frías hicieron que el gas almacenado en Europa cayera por debajo de la media quinquenal anterior a la pandemia, lo que indicaba una posible escasez de suministro.

Desde entonces, Europa se ha esforzado por recuperar el suministro de gas necesario para el periodo invernal. El repunte económico al relajar los países las restricciones de Covid-19 también coincidió con una demanda superior a la prevista que provocó una escasez de gas.

Este déficit está "poniendo nervioso al mercado a medida que nos acercamos al invierno", dijo a CNBC Stefan Konstantinov, analista principal de ICIS Energy, un servicio de inteligencia de materias primas. "Eso se une a la importantísima competencia por el suministro de GNL de Asia y Sudamérica, que está haciendo subir los precios del gas".

Además, se ha observado que Rusia ha ralentizado el suministro de gas natural por tubería a la región, lo que hace dudar de si se trata de un movimiento deliberado para reforzar su argumento de iniciar los flujos a través de Nord Stream 2.

El controvertido gasoducto, que lleva el gas natural a Europa desde Rusia, evitando Ucrania y Polonia, se espera que pronto esté plenamente operativo y podría resolver algunos de los problemas de suministro de la región.

"Vale la pena señalar que nuestra opinión es que la puesta en marcha de los flujos del Nord Stream 2 no va a reducir materialmente los precios este invierno", dijo Murray Douglas, director de investigación de Wood Mackenzie, en el programa "Street Signs Europe" de CNBC el jueves.

"Parece que vamos a estar atrapados en precios bastante altos durante el invierno y creo que, en particular, una vez que lleguemos al Año Nuevo en enero y febrero, donde tenemos más de esas olas de frío, vamos a ser bastante vulnerables a algún tipo de grandes picos intradía", añadió.

Preocupación por la crisis climática

A principios de este mes, la subida de los precios del gas y la escasa producción eólica llevaron al Reino Unido a poner en marcha una vieja central de carbón para cubrir sus necesidades de electricidad.

La medida plantea serios interrogantes sobre los compromisos medioambientales del gobierno en medio de la crisis climática. No cabe duda de que el carbón es el combustible fósil más intensivo en carbono en términos de emisiones y, por tanto, el objetivo más importante para la sustitución en el cambio propuesto hacia las alternativas renovables.

A la pregunta de cómo podría encajar la decisión del Reino Unido de recurrir al carbón con la necesidad urgente de reducir drásticamente el uso de combustibles fósiles, Konstantinov respondió: "Es un poco irónico, ¿no?".

"Si hubiera suficiente viento, tal vez podría satisfacer más de la mitad o dos tercios de la demanda de energía del Reino Unido en un día de demanda de energía relativamente baja. Pero en lugar de eso, lo que estamos viendo es que en realidad no tenemos viento y nos vemos obligados a encender la generación de carbón contaminante".

"A primera vista, eso no concuerda con la ambición del gobierno de descarbonizar. Pero esto se debe en gran medida a la naturaleza intermitente de las energías renovables: tanto la eólica como la solar", añadió.

El Reino Unido se ha comprometido a eliminar por completo la energía de carbón antes de octubre de 2024 para reducir las emisiones de carbono.

"En ICIS creemos que los factores fundamentales, es decir, los altos precios del gas y del carbón, han llegado para quedarse en los próximos meses", dijo Konstantinov.

 

Noticia tomada de: CNBC /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref