El precio del carbón se dispara porque China se niega a comprar a Australia - World Energy Trade

El precio del carbón se dispara porque China se niega a comprar a Australia

El precio del carbón se dispara porque China se niega a comprar a Australia

China se ha visto obligada a comprar cantidades cada vez mayores de carbón indonesio y ruso, lo que ha provocado una subida de precios de más del 25%

Mercado

China y Australia, dos de los mayores socios comerciales de Asia-Pacífico, llevan un año enfrascados en un conflicto político que ha provocado una serie de interrupciones comerciales que aún no se han resuelto.

Las relaciones entre China y Australia se volvieron tensas el año pasado después de que Canberra impulsara una investigación internacional sobre el origen del coronavirus sin consultas diplomáticas previas, y Pekín acabara respondiendo con una serie de bloqueos comerciales sobre diferentes productos y materias primas, incluido el carbón.

El 19 de abril del año pasado, la ministra de Asuntos Exteriores australiana, Marise Payne, apareció en la televisión nacional pidiendo una investigación mundial sobre los orígenes de la pandemia de coronavirus, incluida la gestión de China del brote inicial en la ciudad de Wuhan, sin consulta diplomática previa con Pekín.

En un momento en el que los precios de las materias primas están subiendo, las autoridades chinas han decidido dejar de lado el carbón australiano, lo que ha provocado un aumento de las alternativas de peor calidad justo cuando la demanda regional alcanza su punto máximo.

¿Ha sido efectiva la decisión de China?

El objetivo de China de castigar a Australia por pedir una investigación sobre los orígenes del Covid ha fracasado en gran medida, ya que los productores australianos simplemente desviaron sus cargamentos hacia la India.

China, por su parte, se vio obligada a comprar cantidades cada vez mayores de carbón indonesio y ruso para satisfacer la demanda interna, lo que provocó una subida de precios de más del 25% respecto a los niveles de enero.

China es más o menos autosuficiente en carbón de coque, pero necesita cantidades sustanciales de carbón térmico para su vasta industria metalúrgica.

Desde el punto de vista técnico, China tiene muchas opciones para elegir. La adyacente Mongolia, rica en carbón, podría haber sido una de las mejores y más baratas opciones, pero el cierre de la frontera impide un mayor volumen de comercio.

Por ello, Indonesia se ha convertido en el principal proveedor de carbón de bajo poder calorífico, y las importaciones de China alcanzaron un máximo histórico de 15,9 millones de toneladas en enero. Como las fuertes lluvias y el inicio del Ramadán dificultaron el potencial exportador de Indonesia, Estados Unidos se hizo cargo, pasando de pequeños volúmenes de exportación a una cifra de 1,6 millones de toneladas en marzo.

El aumento de los flujos de carbón ruso hacia China se convirtió en la última tendencia en Asia-Pacífico, gracias al fuerte apoyo político de Moscú.

Rusia toma ventaja

No es de sorprenderse que los productores de carbón rusos aprovecharan la oportunidad que se les presentaba. Las importaciones chinas agregadas de carbón ruso en junio de 2021 ascendieron a 4,04 millones de toneladas, casi un 20% más que el anterior máximo histórico registrado en junio de 2020.

En cierto modo, Rusia se había estado preparando para que se produjera un acontecimiento de este tipo, ya que había ampliado las capacidades de transporte de los ferrocarriles de la región oriental de Siberia, incluidas, entre otras, las redes ferroviarias de Baikal-Amur y Transsiberia.

Varias grandes minas de carbón tienen copropietarios chinos, como la de Elgaugol, en Siberia Oriental, que está configurada para llevar casi toda su producción hacia China.

Fieles a su promesa de situar el comercio de las materias primas sobre una base más "científica", las autoridades chinas han introducido una serie de medidas destinadas a reducir los precios del carbón.

El brazo de planificación económica del Partido Comunista Chino, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (National Development and Reform Commission – NDRC), ha tratado de impulsar la producción nacional para contrarrestar la inminente escasez; sin embargo, pasarán varios meses antes de que aparezcan resultados tangibles.

el precio del carbon se dispara porque china se niega a comprar a australia grafica 12087

Figura 1. Importaciones de carbón por parte de China


Se agrega más carbón al fuego

A lo anterior se agrega una reciente cadena de suspensiones de minas de carbón en la provincia de Shaanxi que agravó la situación. Mientras China celebraba el centenario de la fundación del Partido Comunista, las autoridades regionales tomaron medidas contra las minas más pequeñas sospechosas de violar las normas de seguridad, lo que llevó al cierre de cuatro minas.

La NDRC también se comprometió a tomar medidas contra la "especulación maliciosa", aunque parece que es difícil culpar de la subida de precios a alguien en concreto, ya que existe una explicación perfectamente basada en el mercado.

Incluso el hecho de que los precios de desembarco chinos tengan una prima significativa con respecto a otros compradores asiáticos, como la India, la nación que se ha convertido en el principal receptor de los suministros australianos, todo se reduce a la comprensión por parte de los comerciantes internacionales de los puntos débiles de China, es decir, la necesidad de comprar mucho carbón realmente rápido.

Las autoridades chinas también han introducido una relajación de los controles de importación para acelerar las operaciones de descarga y los despachos de aduana.

En los últimos seis meses sólo ha habido una medida que China no ha querido tomar en su intento de reducir los precios del carbón: permitir que el carbón australiano vuelva a entrar en el país.

En condiciones normales, los precios del carbón se mantendrían dentro del llamado corredor verde, una banda de precios de entre 500-580 yuanes que conviene tanto a los productores nacionales como a los usuarios finales. Sin embargo, el resultado final fue que el precio FOB (Free On Board) de Qinhuangdao superó el umbral de los 1.000 yuanes por tonelada métrica, es decir, el doble del ancho de banda del "corredor verde" deseado.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref