El impacto para el mercado mundial de petróleo de una lenta recuperación del shale oil de EE.UU. - World Energy Trade

El impacto para el mercado mundial de petróleo de una lenta recuperación del shale oil de EE.UU.

En el primer semestre, la caída de producción estadounidense ha sido de 2 MM de bpd

En el primer semestre, la caída de producción estadounidense ha sido de 2 MM de bpd

Mercado
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Después de varios años de crecimiento notable, el colapso de los precios de 2020 llevó a la producción de petróleo no convencional de EE.UU. a una dramática caída interanual tanto para 2020 como para 2021.

La caída de precios de este año provocó un fuerte retroceso en la producción de shale oil, con una respuesta más rápida y recortes más profundos que la caída de precios de hace cuatro años. Solo en el segundo trimestre de 2020 la producción de petróleo cayó 2 millones de bpd, equivalente al 20%, impulsada en gran parte por cierres y reducciones.

La demanda se ha recuperado de su mínimo de abril y las fuentes de suministro global han estado disminuyendo. Esto ha contribuido a la recuperación de los precios del crudo.

La drástica caída de 2 millones de bpd en la producción estadounidense durante el primer semestre de 2020 ayudó al mercado global a comenzar su recuperación del exceso de oferta.

Para Wood Mackenzie, será a partir de 2022 cuando la producción de shale oil de los Estados Unidos retomaría su senda de crecimiento, pero a un ritmo mucho más lento respecto a la tasa antes de la pandemia.

Los volúmenes serán casi 2 millones de bpd más bajos de lo esperado anteriormente durante los próximos cinco años debido a los eventos de 2020. Además, la producción máxima a finales de esta década será 600,000 bpd más baja que la proyección anterior.

A diferencia de la caída del precio del petróleo de 2014-2016, hay mucho menos espacio para que el sector realice mejoras radicales en el rendimiento de los pozos y la eficiencia operativa.

La OPEP recorta su perspectiva para la demanda mundial de petróleo de 2020
FINANZAS ENERGÍA
La OPEP recorta su perspectiva para la demanda mundial de petróleo de 2020

Las empresas que sobrevivan a la reestructuración que se está produciendo deberán recuperar la confianza de los inversores. Incluso si lo hacen, los precios más altos no significarán un crecimiento desenfrenado, lo que hará que el shale oil sea una fuente de suministro menos elástica.

Los mayores riesgos políticos ejercerán una presión adicional a la baja sobre la inversión. Los avances tecnológicos podrían ser muy favorables para la industria, pero fuera de esto, las incertidumbres pesan mucho a la baja.

La actividad de perforación y terminación de pozos en EE.UU. se redujo en más de dos tercios, y estos recortes profundos resultarán en al menos dos años consecutivos de disminución. El capital de inversión es escaso con los productores independientes de EE.UU. que atraviesan estrés financiero y con las bancarrotas en aumento.

El impacto en el mercado global

Para el mercado del petróleo, los pronósticos a la baja de WoodMac para los 48 estados de la Unión (lower 48), indican que ayudará a compensar la fuerte caída en la demanda de petróleo, especialmente en 2020 y 2021.

Sin embargo, a partir de 2022, los recortes en las perspectivas de suministro de EE.UU. y la desaceleración de la tasa de crecimiento significan una creciente dependencia de la capacidad de la OPEP para satisfacer la demanda durante esta década.

La pérdida de la oferta de EE.UU. aumenta los riesgos de un mercado global más ajustado y precios más altos en el resto de la década.

Los pronósticos de WoodMac siguen siendo a la baja, la tasa de crecimiento promedio durante la próxima década será menos de una quinta parte de la de los tres años anteriores.

Sin un crecimiento de la producción de EE.UU., la oferta total fuera de la OPEP no aumentaría en esta década.

El cambio a la dependencia de la OPEP se produciría rápidamente en los próximos años, y aquellos que actualmente están reteniendo la producción, como Arabia Saudita, necesitarán aumentar su producción.

Se necesitaría una mayor producción de los países de la OPEP que tienen serias limitaciones como Irán y Venezuela, y el mercado petrolero mundial correría un mayor riesgo de cortes de suministro o precios más altos a medida que aumenta la dependencia de las naciones de la OPEP.

¿Qué pasa si los precios no se recuperan a más de US$ 45 durante varios años?

El impacto sería considerable para el mercado petrolero mundial. Actualmente, el shale oil cubre alrededor del 10% de la demanda global. Las perspectivas para los Estados Unidos, con sus revisiones a la baja, apuntan a un equilibrio de oferta y demanda significativamente más ajustado en esta década.

Aparte de Estados Unidos, solo pocos países que no pertenecen a la OPEP muestran aumentos marcados en la producción en esta década. A saber, Brasil, Guyana, Canadá y Rusia son los que lideran el camino y son necesarios para compensar las caídas en productores maduros como China, el Mar del Norte, Indonesia, Colombia y México.

Crecimiento sin precedentes

En la última década, la producción de petróleo de los EE.UU. se triplicó a 10 millones de bpd. Sin embargo, este crecimiento no era sostenible. Hace dos años, comenzaron los signos emergentes de un sector en desaceleración que llevó la producción a su tasa máxima de crecimiento en 2018.

El capital se volvió más difícil de conseguir ya que los perforadores de la cuenca Pérmica se excedieron con creces en gastos de capital. Las ganancias de productividad de los pozos se estancaron y la realidad de la sobreperforación de los yacimientos se estableció.

El gasto finalmente se desconectó de los precios, ya que los operadores priorizaron el flujo de efectivo sobre el crecimiento de la producción.

El lado positivo

Las perspectivas de WoodMac indican precios más fuertes en el mediano plazo. El inventario de pozos sin perforar todavía sigue vigente, y la producción de los Estados Unidos podría recuperarse a su pico anterior para mediados de la década de 2020. Sin embargo, se requieren precios de US$ 70 por barril de WTI. Los precios más altos incentivarán, con limitaciones, la actividad de nuevos pozos.

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: