El error de Biden podría llevar el precio del petróleo a 100 dólares - World Energy Trade

El error de Biden podría llevar el precio del petróleo a 100 dólares

El error de Biden podría llevar el precio del petróleo a 100 dólares

Lo que viene a continuación podría llevar al petróleo a los 100 dólares.

Mercado

Cuando el presidente Biden anunció a principios de la semana pasada que el gobierno federal liberaría 50 millones de barriles de crudo de la reserva estratégica de petróleo, quizá los que le rodeaban esperaban que los precios bajaran considerablemente y se mantuvieran bajos. En lugar de ello, los precios subieron, y la OPEP+ dio una fuerte señal de que podría recortar la oferta.

El viernes, los precios del petróleo cayeron bruscamente, pero eso se debió a una nueva ola de temores relacionados con la Covid-19 y tiene poco o nada que ver con el anuncio de Biden de que se liberaría petróleo de las reservas de emergencia. Pero lo que viene a continuación podría llevar al petróleo a los 100 dólares.

Los analistas energéticos advirtieron que una liberación de las reservas de petróleo de emergencia podría no tener el efecto deseado. Explicaron que por muchos barriles que libere Estados Unidos o sus socios en Asia y el Reino Unido, la OPEP podría retener más y durante más tiempo.

Además, explicaron que el crudo del SPR es agrio, y a los refinadores no les gusta porque necesita un procesamiento adicional para reducir el contenido de azufre, un proceso que requiere gas natural, que también es caro actualmente. Estas declaraciones cayeron en oídos sordos pero decididos. Ahora, los analistas advierten sobre los 100 dólares del Brent.

"No va a funcionar simplemente porque la reserva estratégica de petróleo -la reserva estratégica de petróleo de cualquier país- no está ahí para intentar manipular el precio", dijo Stephen Schork, editor del Schork Report, en declaraciones a la CNBC a principios de esta semana. "Hay una cantidad considerable de apuestas por ahí de que veremos 100 dólares por barril de petróleo", añadió.

John Kilduff, de Again Capital, lo expresó de forma aún más contundente: "Las líneas de batalla se están dibujando", dijo a Bloomberg esta semana. "Ciertamente, la OPEP y los saudíes pueden ganar esto en el sentido de que tienen todas las cartas. Pueden mantener más petróleo fuera del mercado que el que se puede poner en el mercado con la liberación del SPR. Si se ve que el WTI está por debajo de los 70 dólares, entonces esperaría una respuesta de la OPEP+".

El SPR no se liberará de la noche a la mañana

Por otra parte, la liberación prevista de estos 50 millones de barriles no se producirá de la noche a la mañana. Tampoco ocurrirá en una semana. De hecho, el plan es, según un informe de Argus Media, ofrecer préstamos a largo plazo de hasta 32 millones de barriles de crudo del SPR -crudo amargo, por cierto- y vender otros 18 millones de barriles a lo largo de varios meses.

Para empezar, no hay ninguna garantía sobre el grado de aceptación de los préstamos de petróleo. En segundo lugar, 18 millones de barriles a lo largo de varios meses equivalen a menos de un millón de barriles diarios de media.

Mientras tanto, la OPEP se prepara para el peor de los escenarios, que implica la liberación de un total de 66 millones de barriles en enero y febrero. El propio cártel parece ser consciente de que las posibilidades de que se produzca ese tipo de avalancha de petróleo son casi inexistentes, dados los planes de Estados Unidos, pero lo importante es que se está preparando.

Y, según fuentes de la OPEP que hablaron con Argus Media, aunque la mayoría del grupo ampliado de la OPEP+ considera que no es necesario modificar el acuerdo original de añadir 400.000 bpd a la producción diaria, existe una estipulación que permite una pausa de tres meses en estas adiciones.

La OPEP representa por sí sola el 40% de la producción mundial de crudo. Estados Unidos -el mayor productor mundial- representa alrededor del 18,6%. Y luego está Rusia, con cerca del 12% del suministro mundial de petróleo, que es socio de la OPEP. Así que, juntos, la OPEP y Rusia, sin contar los productores de Asia Central, representan la mitad de la producción mundial de petróleo. De hecho, tienen todas las de ganar.

Los precios del petróleo, señala la CNBC en un informe reciente, han subido cerca de un 50% desde el comienzo del año, ya que la demanda se ha recuperado mucho más rápido y con más fuerza de lo que nadie parece haber esperado, mientras que la oferta se ha mantenido ajustada, ya que la industria se ha movido con cautela en el nuevo panorama pandémico.

Esta semana, los precios cayeron drásticamente ante la noticia de que se identificó una nueva variante del coronavirus en Sudáfrica, pero es poco probable que esta noticia tenga un efecto duradero.

Mientras tanto, fiel a sí misma, la Agencia Internacional de la Energía ha reprochado a la OPEP lo que su director, Fatih Birol, ha calificado de "estrechez artificial".

″[Un] factor que me gustaría subrayar y que ha causado estos altos precios es la posición de algunos de los principales proveedores de petróleo y gas, y algunos de los países no adoptaron, en nuestra opinión, una posición útil en este contexto", dijo Birol esta semana, citado por la CNBC.

"De hecho, algunas de las principales tensiones en los mercados actuales pueden considerarse como una tensión artificial... porque en los mercados del petróleo vemos hoy que cerca de 6 millones de barriles diarios de capacidad de producción sobrante recae en los principales productores, los países de la OPEP+", añadió Birol.

La AIE se creó para supervisar los mercados del petróleo con el fin de evitar que se repitiera la grave escasez que afectó a Occidente después de que gran parte de Oriente Medio impusiera un embargo de petróleo a sus aliados israelíes.

Sin embargo, desde entonces, especialmente en los últimos años, la agencia se ha centrado cada vez más en la transición energética ecológica, y a principios de este año pidió la suspensión de toda nueva inversión en petróleo, para instar unos meses después a los productores a invertir más en nueva producción.

La OPEP+ se ha resistido hasta ahora a todos los llamamientos para aumentar la producción de petróleo. El cártel ha señalado claramente que hará lo que decida y no defenderá los intereses de nadie. En este momento, a la OPEP+ le interesa que los precios del petróleo suban.

El grupo parece preocupado por más brotes de Covid y ha citado este riesgo como una limitación de la demanda que justifica su moderado aumento de la producción.

Ahora, además de esa preocupación, tienen esos 50 millones de barriles de crudo de Estados Unidos en camino. La próxima reunión de la OPEP+ podría traer una desagradable sorpresa a los grandes consumidores de petróleo, y esta desagradable sorpresa podría hacer subir los precios.

 

Noticia tomada de: Oilprice /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref