El aumento de la demanda de baterías para vehículos eléctricos dispara el níquel - World Energy Trade

El aumento de la demanda de baterías para vehículos eléctricos dispara el níquel

El aumento de la demanda de baterías para vehículos eléctricos dispara el níquel

El níquel subió el lunes por la mañana a su nivel más alto en más de una década.

Mercado

El níquel subió el lunes por la mañana a su nivel más alto en más de una década.

El níquel a tres meses de la Bolsa de Metales de Londres (LME) ha superado el máximo de enero de 24,435 dólares por tonelada para alcanzar los 24,610 dólares, un nivel negociado por última vez en 2011.

Los márgenes de tiempo siguen siendo objeto de un feroz apretón, la prima al contado cerró la semana pasada valorada en 465 dólares por tonelada.

El enorme incentivo para la entrega en la LME ha atraído algo de metal a los almacenes de la bolsa, pero no lo suficiente como para detener la tendencia a la baja.

La posibilidad de que se impongan sanciones a Rusia, que representa alrededor del 7% de la producción mundial y es uno de los principales exportadores a los mercados occidentales y chinos, está en la mezcla alcista.

Pero el motor subyacente del repunte del precio del níquel es el eléctrico.

Demanda de sobrealimentación

Según Adamas Intelligence, el año pasado se instalaron en las carreteras de todo el mundo 286,2 gigavatios hora (GWh) de capacidad de baterías para vehículos eléctricos de pasajeros.

Esto supuso un aumento del 113% respecto a 2020, ya que las ventas de vehículos de nueva energía siguieron creciendo con fuerza en China, el mayor mercado del mundo, y se dispararon en Europa.

El sector de las baterías para vehículos eléctricos es un usuario menor de níquel que el del acero inoxidable, pero está creciendo a un ritmo mucho más rápido.

No todas las baterías utilizan níquel. Una nueva generación de baterías de litio-hierro-fosfato, más baratas, está ganando cuota de mercado en China.

Pero el 54% de la capacidad de las baterías desplegadas el año pasado utilizó una química de cátodos con alto contenido de níquel, según Adamas Intelligence. La química de bajo contenido en níquel representó el 26% y los productos sin níquel sólo el 20%.

La cantidad de níquel utilizada en los nuevos vehículos eléctricos el pasado mes de diciembre alcanzó la cifra récord de 19.651 toneladas, lo que supone un aumento del 44% interanual y del 29% intermensual, según la consultora.

La revolución de los vehículos eléctricos parece acercarse rápidamente a un estado de masa crítica, lo que se traduce en una carrera de precios récord para los insumos de los cátodos, como el níquel y el cobalto y, por supuesto, el propio litio.

El material adecuado

El aumento de la demanda de metales para baterías refleja tanto el incremento exponencial de las ventas de vehículos eléctricos como el desarrollo de una industria mundial de fabricación de baterías, en la que cada nueva gigafábrica representa un tirón adicional para las existencias de metales.

En el caso del níquel, este tirón se complica porque no todo es apto para convertirse en el sulfato que se incorpora a la mezcla de precursores.

El níquel de clase I, definido como el que contiene un mínimo de 99,8% de metal, es en gran medida el material adecuado. También es el material que se comercializa y almacena tanto en la LME como en la Bolsa de Futuros de Shanghai.

Por ello, se ha producido una gran lucha por el metal de la bolsa. Los inventarios de Shanghái llevan muchos meses vacíos y en la actualidad sólo cuentan con 5.301 toneladas.

El año pasado por estas fechas, los almacenes de la LME contaban con casi 295.000 toneladas de níquel, 250.000 toneladas en forma de inventario registrado y 45.000 toneladas en inventario en la sombra fuera del mercado.

Las existencias de la LME ascienden hoy a 83.274 toneladas, de las cuales el 52% han sido canceladas y están a la espera de ser cargadas físicamente.

Las existencias en la sombra se habían reducido a sólo 2.687 toneladas a finales de diciembre, según el informe más reciente de la LME sobre las existencias fuera del mercado.

El agotamiento de las existencias mantiene la volatilidad de los márgenes temporales y una elevada retroalimentación. La ausencia de nuevas garantías -sólo se han entregado 600 toneladas en lo que va de mes- atestigua la escasez simultánea en la cadena de suministro físico, donde las primas también están aumentando.

¿Indonesia al rescate?

Las últimas subidas de los precios del níquel se producen al hilo de la noticia de que la empresa china Tsingshan ha realizado su primera entrega de níquel mate indonesio a Zhejiang Huayou Cobalt Co Ltd.

Se trata de un hito que marca una nueva ruta de transformación del mineral de laterita en material de calidad para baterías.

Indonesia es el mayor productor mundial de níquel, pero históricamente lo ha suministrado en forma de arrabio de níquel al sector del acero inoxidable.

Ahora es el corazón experimental del sector mundial del níquel de calidad para baterías, con algunos operadores que siguen a Tsingshan por la vía del procesamiento de mate y otros que optan por la tecnología de lixiviación con ácido a alta presión.

Es difícil exagerar la magnitud del desarrollo del níquel en Indonesia. La producción minera del país se disparó un 35% hasta alcanzar las 936.000 toneladas en los primeros 11 meses de 2021, según el Grupo Internacional de Estudio del Níquel.

Esta expansión vertiginosa debería significar, en teoría, una mayor disponibilidad de material de grado de batería y la consiguiente caída de la demanda de níquel de clase I.

La mayoría de los analistas son alcistas en cuanto a los precios para la primera mitad del año, pero más cautelosos a partir de entonces debido a esta ola de oferta indonesia en construcción.

Dividir el mercado

Lo que se extrae y procesa en Indonesia no va a llegar a ningún almacén de la bolsa.

No tendrá la forma adecuada para ser entregado en bolsa, lo que significa que su impacto en el mercado será escaso hasta que desplace suficiente metal de clase I para detener la caída de las existencias visibles.

Mientras tanto, el precio del níquel vendrá determinado por la cantidad o la escasez de metal que haya en los almacenes de intercambio.

Una cuestión más fundamental, quizás, es si la fiebre del níquel en Indonesia contribuirá a saciar la demanda occidental de metal para baterías.

El sector de producción del país está dominado por entidades chinas, lo que significa que la mayor parte de la oferta extra de níquel se canalizará en última instancia hacia los fabricantes de baterías chinos para satisfacer la demanda interna.

Incluso si los actores occidentales quisieran intervenir, no está claro que sus clientes finales, los fabricantes de automóviles, quisieran que lo hicieran.

El níquel indonesio tiene una elevada huella de carbono debido a la ruta de proceso intensiva en energía y al hecho de que el carbón es un componente básico del mix energético del país.

Además, el impacto medioambiental y social de la extracción de níquel en Indonesia es cada vez mayor.

Tesla ha firmado acuerdos de compra con BHP Group para el níquel australiano, Trafigura para el níquel de Nueva Caledonia y Talon Metals para el metal extraído en Estados Unidos.

Esto dice mucho sobre dónde cree el pionero verde que puede conseguir metal verde.

Si otros fabricantes de automóviles llegan a la misma conclusión, el impacto del aumento de la oferta de Indonesia puede ser mucho menor fuera de China.

Irónicamente, al igual que Tsingshan está cerrando la brecha química entre la Clase I y otras formas de níquel, la brecha del mercado de usuarios finales puede estar ampliándose.

 

Noticia tomada de: MINING /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref