Comienza la era del cobre, se desencadena rally de precios para el metal rojo - World Energy Trade

Comienza la era del cobre, se desencadena rally de precios para el metal rojo

Su precio está cerca de alcanzar su máximo de cinco meses

Su precio está cerca de alcanzar su máximo de cinco meses

Mercado
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Los programas de estimulo por parte de los gobiernos para reimpulsar la economía conducirá a un aumento de la demanda del imprescindible metal rojo, de esta manera, las secuelas de la pandemia de coronavirus permitirá allanar el camino para que se instaure una nueva “era del cobre”.

La pandemia de coronavirus allanará el camino para "la era del cobre", según el director de energía, clima y recursos del Grupo Eurasia, ya que los gobiernos duplicarán las inversiones que aumentarán la demanda de metal rojo.

Este commodity, que es ampliamente usado en casi todos los procesos industriales, su movimiento de demanda también es considerado como un termómetro o indicador del estado general de la economía, ha tenido un éxito durante la crisis del coronavirus.

La contracción de la demanda del cobre ocasionó una caída en los precios en pleno apogeo de la pandemia durante marzo. Ahora bien, ya trascurrido varias semanas, con la reapertura de la economía, el precio del cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres se cotizaba el martes 23 de junio alrededor de US$ 5,909 por tonelada métrica.

De acuerdo con Reuters, esto significa que el precio está cerca de alcanzar su máximo de cinco meses de US$ 5,928 logrado a principios de este mes.

Crecimiento del precio del cobre (US$/Lb) en lapso de los últimos 30 días

Figura 1. Crecimiento del precio del cobre (US$/Lb) en lapso de los últimos 30 días

Henning Gloystein, director de energía, clima y recursos de Eurasia Group, dijo en una nota de investigación el martes 23 que se espera que la pandemia acelere las tendencias en inversiones ambientales y digitalización apoyadas por los gobiernos, lo que "anuncia un venidero auge de la demanda de cobre".

Los enormes programas de estímulo en sectores de energías renovables y tecnología digital, especialmente en Asia y Europa, crearán las condiciones para un auge de la demanda de cobre: los vehículos eléctricos, las redes 5G y la generación de energía renovable requieren grandes cantidades de este metal.

Si bien es cierto que la demanda de cobre podría caer hasta un 5% en 2020 debido a la recesión impulsada por la pandemia, las medidas de estímulo fiscal a gran escala ayudará a que en 2021 la demanda del metal vuelva a los niveles anteriores a la crisis. Los traders y minerías esperan que el consumo repunte en un 4% en 2021.

Las proyecciones de los bancos de inversión

Analistas de Bank of America aumentaron su pronóstico de precios para el metal a principios de junio, la estimación es que los precios aumenten 5.4% en 2020, para llegar a US$ 5,621 por tonelada. Las proyecciones para 2021 se mantuvieron sin variación en US$ 6,250 por tonelada.

Bank of America informó que las proyecciones están fundamentadas en los importantes paquetes de estímulo fiscal, al igual que esperan que aumente la demanda de otras materias primas a medida que los países emergen de las medidas de confinamiento.

También los analistas de la multinacional financiera Morgan Stanley esperan que el mercado de este metal se recupere rápidamente a los niveles previos a la pandemia.

Según Reuters, se espera que la demanda aumente considerablemente con las medidas de estímulo globales, especialmente las correspondientes al gasto en infraestructura en China, aunado a las interrupciones del lado de la oferta.

Inversiones ecológicas

Demanda mundial de cobre por energías renovables podría más que triplicarse a 2040
FINANZAS ENERGÍA
Demanda mundial de cobre por energías renovables podría más que triplicarse a 2040

Según la nota del Grupo Eurasia, se espera que los programas de digitalización y energía limpia impulsen durante esta década el crecimiento promedio anual del cobre en 2.5%, lo que probablemente elevará el consumo a una cifra cercana a 30 millones de toneladas para 2030.

Los cambios en las políticas en Asia y Europa desempeñarán un rol determinante en el aumento de la demanda, dijo Gloystein, se espera que los cambios en el sistema de transporte sea el "mayor impulsor del uso del cobre".

La industria de vehículos eléctricos representa actualmente solo el 1% de la demanda de cobre. Para 2030, muchos analistas esperan que esa cifra alcance el 10%.

Con los planes de estimulo, se espera que China invierta cientos de billones de dólares en digitalizar su economía en la próxima década, mientras que otros países también se han comprometido a realizar inversiones masivas en infraestructura verde y vehículos eléctricos.

El cobre será un insumo clave para prácticamente todas las industrias que ahora se están promoviendo.

La importancia geopolítica

El auge de la economía del cobre tendrá también implicaciones políticas ya que China en una posición de dominio como principal comprador de esta y otras materias primas, le otorgará influencia política en las regiones de minería de cobre.

China es el mayor comprador individual de cobre refinado en el mundo, según el Grupo Eurasia, esta nación consumió alrededor de 13 millones de toneladas del producto durante 2019.

La influencia de China probablemente aumente en Chile, el mayor productor y exportador mundial de cobre, que también participa en la iniciativa de comercio Belt and Road de China.

La Iniciativa Belt and Road de China es un multimillonario programa de infraestructura a escala transcontinental que está destinado a vincular a China con más de 100 países a través de proyectos ferroviarios, marítimos y energéticos.

Las ventas a China de la nación chilena ya representan aproximadamente un tercio de las exportaciones totales de la nación sudamericana. Exportaciones más altas de cobre seguramente aumentarán la dependencia y exponen al país a la posible presión política de Beijing en muchas áreas, incluyendo las negociaciones comerciales del Pacífico, el uso de equipos Huawei y las relaciones con EE.UU.

Las mismas circunstancias son aplicables en el Perú, nación que exporta a China casi el doble de bienes que a Europa o EE.UU.

Al otro lado del mundo, las tensiones entre China y Australia han aumentado en los últimos años después de que este último prohibiera al gigante de las telecomunicaciones Huawei sus redes 5G, esto en apoyo a EE.UU. en su afirmación de que la participación de Huawei planteaba riesgos para la seguridad nacional.

Los legisladores australianos tiene el consenso para buscar mercado a sus exportaciones más allá de China, sin embargo, con el aumento de la demanda de cobre, la capacidad del país pudiera quedar muy limitada para lograr este objetivo.

 

Te puede interesar: