Así es como la gasolina podría llegar a 5 dólares el galón - World Energy Trade

Así es como la gasolina podría llegar a 5 dólares el galón

Así es como la gasolina podría llegar a 5 dólares el galón

Los precios en los surtidores ya han sido un problema para los consumidores

Mercado

El aumento de los precios del petróleo este año ha enfadado a los conductores, ha empañado la opinión de los estadounidenses sobre la economía y ha confundido tanto a la Casa Blanca como a la Reserva Federal. Desgraciadamente, JPMorgan Chase dice que la subida del petróleo no ha hecho más que empezar.

En un nuevo informe el lunes, JPMorgan (JPM) advirtió a sus clientes que el crudo Brent llegará a 125 dólares el barril el próximo año y a 150 dólares en 2023, en gran parte porque la OPEP no tiene tanto poder de fuego para responder a los altos precios como muchos suponen.

"No tienen los barriles. Es un espejismo", dijo Christyan Malek, jefe de investigación de petróleo y gas de JPMorgan y autor principal del nuevo informe, en una entrevista telefónica con CNN.

El petróleo de 150 dólares es más del doble del precio actual del Brent, de unos 73,50 dólares. Si esta previsión se cumple, es probable que los precios nacionales de la gasolina superen los 5 dólares por galón, lo que sin duda agravará las presiones inflacionistas que afectan a la economía estadounidense y exprimen a las familias de este país.

El principal problema, según Malek, es que, aunque los países de la OPEP tienen mucho petróleo en el subsuelo, no disponen del capital ni de la logística para distribuirlo rápidamente.

La capacidad excedentaria real de la OPEP, una métrica muy vigilada que mide la cantidad de barriles que pueden añadirse rápidamente al mercado, se sitúa en sólo 2 millones de barriles diarios el próximo año, según estimaciones de JPMorgan. Eso es menos de la mitad de lo que muchos en Wall Street suponen.

La capacidad sobrante de la OPEP equivale a sólo el 4% de la capacidad total, frente a una media del 14% entre 1995 y 2020 y muy por debajo del nivel de confort del 10%, según JPMorgan. Cuando este colchón se vuelve inusualmente bajo, los precios del petróleo pueden dispararse y los inversores aplican una prima a los precios.

"Mire la historia. Cuando nos encontramos en un escenario en el que el mercado dice: 'Oh, cielos, no tenemos capacidad de reserva', ahí es donde se ven los excesos", dijo Malek.

El temor en estas situaciones es que el mercado del petróleo esté a un solo golpe (una guerra, una catástrofe natural u otra interrupción del suministro) de no poder satisfacer la demanda.

Omicron hizo que el petróleo cayera con fuerza

Es importante destacar que JPMorgan no prevé que el petróleo se negocie a 125 dólares el barril durante todo el año 2022. En su lugar, el banco predice que el crudo alcanzará una media de 88 dólares el año que viene y que "sobrepasará" los 125 dólares en algún momento. Del mismo modo, JPMorgan considera que el Brent alcanzará una media de 82 dólares en 2023, pero que sobrepasará los 150 dólares. Sin embargo, es curioso el momento en el que se ha hecho esta declaración.

Los precios del petróleo se desplomaron el viernes por el temor a que la variante Omicron asestara un golpe a la creciente demanda de energía al reducir la cantidad de personas que conducen y vuelan. El petróleo se recuperó el lunes, aunque sigue estando muy por debajo de los máximos recientes.

Pero Malek explicó que lleva meses trabajando en este análisis y que la previsión no se ve alterada por Omicron. Esto se debe a que, si la nueva variante del coronavirus hace mella en la demanda, la OPEP probablemente la compensará reduciendo la demanda.

"Buscarán excusas para tomarse un respiro", dijo Malek sobre la OPEP.

La OPEP y sus aliados se reúnen el jueves y deben decidir si siguen adelante con un plan para añadir 400.000 barriles diarios de oferta a pesar de los temores de Omicron y de una intervención liderada por Estados Unidos para liberar las reservas estratégicas. Antes de la aparición de Omicron, la Casa Blanca instó a la OPEP+ a mantener sus planes de aumentar gradualmente la oferta.

Un petróleo de 150 dólares se traduciría en una gasolina con un precio de 5 dólares

El veterano analista de energía Tom Kloza, presidente del Oil Price Information Service, dijo que un petróleo de 150 dólares se traduciría aproximadamente en una gasolina de 5 dólares por galón a nivel nacional.

Y eso sin contar con el impacto que tendría el hecho de que más estados se unieran a California y Oregón en la imposición de costes de carbono para reducir las emisiones.

Los precios en los surtidores ya han sido un problema para los consumidores. La media nacional se sitúa actualmente en 3,39 dólares el galón, frente a los 2,13 dólares de hace un año, según la AAA.

JPMorgan afirma que los productores de petróleo del mundo, incluida la OPEP, no han logrado poner la cantidad de capital necesaria para aumentar la producción lo suficiente como para satisfacer la demanda. El banco de Wall Street estima que hay un déficit de 750.000 millones de dólares en términos de gasto de capital petrolero mundial, lo que requiere que el petróleo suba a 80 dólares para incentivar más inversiones.

"Hemos dado por sentada la disponibilidad del petróleo", dijo Malek.

Invertir poco para complacer a Wall Street

Pero, ¿por qué los países y las empresas han invertido poco? Malek señala varios factores.

En primer lugar, los países de la OPEP redujeron el gasto cuando estalló el Covid y exigieron una inversión masiva en salud pública y medidas económicas.

"Covid-19 acabó con la inversión. Estos países tuvieron que protegerse fiscalmente. No destinaron tanto a la capacidad de reserva", dijo Malek.

Por eso, Malek escribió que la OPEP "luchará" por aumentar su producción el año que viene, incluso si pausa las subidas de producción a principios de 2022.

En segundo lugar, los inversores de Wall Street han exigido a las petroleras que dejen de gastar todo su flujo de caja en costosos proyectos de perforación. Los perforadores de petróleo están siendo fuertemente alentados a vivir dentro de sus posibilidades y devolver el dinero extra a los accionistas a través de dividendos y recompras.

"Para hacerlo, hay que invertir menos. Puedes poner el dinero en el suelo o devolverlo a los accionistas. Si se hace esto último, se está invirtiendo menos", dijo Malek, y añadió que a esto lo llama la "bonificación negra" incorporada a los precios de la energía.

Y luego está la transición energética. Bajo la presión de los accionistas, los gobiernos y la sociedad en general, las compañías petroleras están invirtiendo dinero en la reducción de emisiones y en la creación de empresas con bajas emisiones de carbono. Este es el caso, sobre todo, de Europa, donde BP, Shell y otras grandes empresas han prometido reducir las emisiones e invertir fuertemente en la recarga eléctrica y las energías renovables.

"Antes no teníamos un coste de transición. Ahora lo tenemos", dijo Malek.

Los pronósticos de un petróleo de 200 dólares eran erróneos en 2008

Por supuesto, la previsión de JPMorgan de un petróleo de 150 dólares es un poco atípica.

La Energy Information Administration prevé que el crudo Brent caiga hasta una media anual de 72 dólares el barril el año que viene, a medida que aumente la producción de la OPEP+, el shale estadounidense y otros países no pertenecientes a la OPEP.

Kloza, el veterano analista de energía, es escéptico respecto a las previsiones de JPMorgan.

"Me recuerda a cuando alcanzamos los 145 dólares por barril en julio de 2008 y algunos bancos predijeron 200 dólares para finales de año", dijo Kloza en un correo electrónico a CNN, "sólo para ver cómo la debacle financiera posterior a Lehman Brothers empujaba los precios en su lugar a los 30 dólares".

 

Noticia tomada de: CNN /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref