Tendencias en la demanda energética presentadas por la OPEP en su World Oil Outlook - World Energy Trade

Tendencias en la demanda energética presentadas por la OPEP en su World Oil Outlook

El World Oil Outlook presenta el análisis y las proyecciones de la Secretaría de la OPEP a mediano y largo plazo para la economía global

El World Oil Outlook presenta el análisis y las proyecciones de la Secretaría de la OPEP a mediano y largo plazo para la economía global

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La energía impulsa todos los aspectos del mundo moderno e impacta directamente no solo en la economía global, sino también en la calidad de vida de las personas. La interacción entre el crecimiento económico global y los aumentos en la demanda de energía está asociada con el desarrollo económico de países y regiones individuales, así como con cambios en las tendencias tecnológicas, demográficas y de eficiencia. 

Perspectivas del crecimiento de la demanda energética

EE. UU., supera a Rusia y Arabia Saudita en producción petrolera. ¿Se mantendrá la tendencia?

El crecimiento demográfico más lento y la eficiencia energética mejorada han resultado en una desaceleración del crecimiento de la demanda energética en las regiones desarrolladas en las últimas décadas. 

Hoy en día, los países en desarrollo son responsables de una gran parte del aumento de la demanda mundial de energía, dado que representan la mayor parte de la tendencia al alza en la urbanización y el crecimiento de la población. 

Si bien es cierto que la mayor parte de la demanda mundial de energía se ha cubierto tradicionalmente con combustibles fósiles, el uso de fuentes alternativas de energía, en particular las energías renovables y también la energía nuclear, ha aumentado considerablemente en las últimas dos décadas a medida que estos se han vuelto más competitivos. 

El uso de energías renovables en la generación de energía está aumentando en casi todas partes. La caída de los costos de producción, particularmente para la energía eólica y solar, está haciendo que las energías renovables sean más competitivas que nunca. La tendencia de las energías renovables es a desplazar el carbón, reduciendo aún más su participación de mercado en la combinación energética, particularmente en las regiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). 

La demanda de carbón está aumentando principalmente en Asia, donde la seguridad del suministro para satisfacer la creciente demanda de energía es una preocupación clave. 

Empresa de Rusia diseñará equipos para yacimiento de Argentina

Las perspectivas para la hidroelectricidad son limitadas, excepto en algunos países no pertenecientes a la OCDE. Es un hecho que la mayoría del potencial hidroeléctrico ya se está aprovechando en los países desarrollados, mientras que el acceso a nuevas fuentes de agua adecuadas es un factor limitante grave en muchas otras regiones. 

Los caminos hacia una transición energética son únicos para cada región y país. 

Se cree que los cambios adicionales en la combinación de generación de energía dependerán significativamente de las políticas e inversiones a nivel de país debido a las condiciones variables para las fuentes de energía renovables, así como a la naturaleza intermitente de las energías renovables. Las políticas gubernamentales juegan un papel clave en aumentar la cantidad de electricidad generada a partir de fuentes renovables y en limitar uso de carbón para producir energía. 

La expansión en el uso de vehículos eléctricos 

Asimismo, una expansión global en el uso de vehículos eléctricos se basa en un fuerte apoyo de subsidios, así como en la construcción de un número suficiente de estaciones de carga. Esto sigue siendo un desafío, especialmente en los países en desarrollo. 

Rusia seguirá liderando la exportación de gas frente a EEUU, Qatar y Australia

Además, el mantenimiento a largo plazo y los costos de eliminación y los peligros de los vehículos eléctricos (EV) todavía se están debatiendo. La producción y eliminación de baterías que contienen litio y cobalto pueden tener un gran impacto en el medio ambiente, lo que puede conducir a la contaminación del agua y otras consecuencias ambientales. Por lo tanto, la extensión del crecimiento futuro de la demanda de EV también depende de la innovación de soluciones apropiadas para la recolección y el reciclaje de baterías. 

Todo esto sirve para resaltar la influencia que los gobiernos tienen para dar forma a la combinación energética futura utilizando políticas y otras herramientas, incluidos los esfuerzos directos e indirectos para expandir el uso de energías renovables y mejorar la eficiencia energética. 

Percepciones divergentes respecto a la energía nuclear 

Las tendencias en la industria de la energía nuclear parecen ser divergentes en las regiones de la OCDE y las que no lo son. Las mayores regulaciones de seguridad en este sector, particularmente después del accidente nuclear de Fukushima, significan costos de capital y mantenimiento más altos. Esto también hace que sea más difícil construir nuevas centrales nucleares tanto en países en desarrollo como desarrollados. 

En términos de la demanda mundial de energía primaria hasta 2040, se prevé que el segmento de 'otras energías renovables' seguirá siendo el de más rápido crecimiento porcentual, 6,9% anual, con una demanda que aumentará en casi 18 mbepd entre 2018 y 2040. 

 Demanda de energía primaria dividida por fuente principal, 2018 - 2040

Figura 1. Demanda de energía primaria dividida por fuente principal, 2018 - 2040

La demanda de carbón, por otro lado, no se espera que aumente en más de 1 mbepd, que es inferior al 0.1% anual (per annum - p.a.). Se prevé que la demanda de gas aumente más en términos volumétricos, con un crecimiento de la demanda incremental de casi 25 mbepd (1.6% anual) a largo plazo. Se espera que la demanda de petróleo crezca en más de 10 mbepd para 2040 (0.5% anual). 

Se espera que la energía nuclear y la biomasa experimenten un crecimiento de la demanda de alrededor de 7 mbepd durante el período previsto (1.9% anual y 1% anual respectivamente), mientras que se pronostica que la demanda de energía hidroeléctrica crecerá solo 3 mbepd (1.6% por año). 

El colapso financiero de los combustibles fósiles

Un cambio gradual desde el carbón y el petróleo hacia energías renovables y gas está siendo impulsado por políticas e iniciativas enfocadas en aumentar la participación de combustibles más limpios en la combinación energética, particularmente en la generación de energía. 

Estos incluyen regulaciones vinculantes de eficiencia de combustible y estándares más altos en diferentes regiones y países. Como resultado, se espera que el petróleo y el carbón pierdan casi 3 puntos porcentuales anuales (pp) y 5 pp de su participación en el mercado, respectivamente, para 2040. 

Se prevé que la participación del gas en la combinación energética global aumente en menos de 2.5 pp y 'otras energías renovables' en 4.5 pp. No obstante, se pronostica que el petróleo seguirá siendo la fuente de combustible dominante, lo que representa la mayor participación en la combinación de energía durante el período de pronóstico. 

 Crecimiento en la demanda de energía primaria por tipo de combustible, 2018-2040.

Figura 2. Crecimiento en la demanda de energía primaria por tipo de combustible, 2018-2040.

A pesar de que el carbón ve caer su participación en la combinación energética global, se anticipa que otros combustibles fósiles (a saber, el petróleo y el gas) retendrán más del 50% de la participación en la combinación energética mundial hasta 2040. Se espera que la demanda de gas experimente una rápida expansión. , mientras que la demanda de petróleo probablemente verá su tasa de crecimiento lenta hasta 2040 (Figura 2.2). Se espera que la contribución combinada de los tres combustibles fósiles caiga por debajo del 75% en 2040 desde más del 80% actualmente. 

 

Te puede interesar: Rusia sigue ocupando el segundo puesto de producción de petróleo