Shell apunta a dominar el mercado de combustible de aviación con valor de US$ 325 billones - World Energy Trade

Shell apunta a dominar el mercado de combustible de aviación con valor de US$ 325 billones

El mercado para Jet fuel tiene valor actual de alrededor de US$ 160 billones con perspectiva de más de US$ 325 para 2026

El mercado para Jet fuel tiene valor actual de alrededor de US$ 160 billones con perspectiva de más de US$ 325 para 2026

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Los análisis de Shell le llevan a asegurar que el combustible de aviación será una de las áreas críticas de crecimiento para explorar. En la medida que se espera que el combustible de transporte de vehículos terrestres y otros segmentos disminuyan con el tiempo, uno de estos segmentos de crecimiento esperado será el combustible de aviación sostenible (Sustainable Aviation Fuel - SAF) 

FINANZAS ENERGÍA
Las acciones en bolsa de la industria petrolera con los dividendos más prometedores para 2020

En este sentido Shell Aviation y World Energy anunciaron una colaboración para desarrollar un suministro escalable de SAF. El acuerdo pretende ser una colaboración de varios años, en el cual las compañías reconocen que el camino para reducir las emisiones de carbono en la aviación requiere un compromiso y una colaboración a largo plazo.

Las características del acuerdo de colaboración 

Como parte de la colaboración, Shell Aviation y World Energy también anunciaron que han iniciado el suministro de SAF al Grupo Lufthansa en el Aeropuerto Internacional de San Francisco (SFO). El suministro reducirá las emisiones de carbono de Lufthansa en vuelos intercontinentales en tres rutas operadas por Deutsche Lufthansa y Swiss International Air Lines desde SFO a Frankfurt, Munich y Zurich. 

El acuerdo representa uno de los contratos de suministro de SAF más importantes a nivel mundial, con hasta un millón de galones de SAF que se suministrarán a Lufthansa durante la duración del acuerdo. También es el mayor volumen de SAF que se entregará al aeropuerto de San Francisco desde que éste anunció el año pasado incorporar el combustible alternativo a sus operaciones. 

El SAF será producido por World Energy en su refinería en Paramount, California, a partir de una materia prima de grasas y aceites residuales agrícolas.

¿Qué es el Combustible de aviación sostenible – SAF? 

SAF es un combustible bajo en carbono certificado por la Junta de Recursos del Aire de California (California Air Resources Board - CARB) y también ha sido certificado por Roundtable on Sustainable Biomaterials (RSB), cumple con estrictos estándares de sostenibilidad y se combina con combustible para aviones convencional en una proporción de hasta 30%, lo que resulta en un combustible que tiene emisiones de carbono de ciclo de vida significativamente más bajas. 

En general, las emisiones de carbono del ciclo de vida de SAF pueden ser al menos un 80% más baja que el combustible convencional para aviones. 

FINANZAS ENERGÍA
Bajo la Quinta Enmienda, ExxonMobil se libera de pagar multa por hacer negocios con Rosneft

El estándar requiere que SAF se pueda mezclar de manera segura con combustible de avión convencional en diversos grados; y las aerolíneas pueden usar la misma infraestructura de abastecimiento de combustible y el combustible no requiere la adaptación de aviones o sus motores. 

Lufthansa y otras aerolíneas globales han estado probando combustibles alternativos en los últimos doce años, y los biocombustibles han sido la norma durante bastante tiempo. 

En 2008, Virgin Atlantic se convirtió en la primera aerolínea comercial en volar empleando una mezcla de combustibles. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) espera que alrededor de 1 millón de vuelos en 2020 sean impulsados ​​por una combinación de combustible de avión tradicional con alternativos. 

La IATA, y la industria de la aviación en su conjunto, adoptaron hace unos años a SAF como el nombre oficial. Mientras que los biocombustibles provienen de biomateriales de plantas o animales, SAF incluye biocombustibles y otras fuentes alternativas. 

La importancia del sector aviación para Shell y otras empresas 

Shell considera que la aviación es un sector energético importante y que es necesario mantenerse a la vanguardia en el juego. 

Se espera que ese mercado de combustible crezca de su valor de mercado actual en alrededor de US$ 160 mil millones a más de US$ 325 mil millones para 2026. El último estudio de Global Market Insights, Inc., afirma que el crecimiento será impulsado por la creciente construcción y expansión de aeropuertos, junto con aumento de la producción y entrega de aviones. 

FINANZAS ENERGÍA
Estados Unidos: si China no deja de comprar petróleo a Irán estará sujeta a nuevas sanciones

El estudio también apunta a la creciente presión de las agencias reguladoras y al apoyo de los participantes de la industria de la aviación para ampliar su participación en el mercado. Un ejemplo citado por Global Markets Insights es una subvención de US$ 1.7 millones del 2019 del Departamento de Energía de los EE.UU. otorgada al Laboratorio de Combustible de Energía Renovable para acelerar el desarrollo de combustible de aviación sostenible. 

Shell es uno de varios gigantes de la energía que compiten en el mercado de combustible para aviones mencionado en el estudio, junto con BP, Gazprom, Reliance Petroleum y la Indian Oil Corp. 

El creciente interés en el sector ha llevado a que se establezcan más asociaciones estratégicas para expandir la presencia en el mercado. En noviembre de 2019, BP firmó un acuerdo con la Sociedad Nacional de Combustibles de Angola (Sonangol) para expandir su negocio en esa nación. 

La Agencia Internacional de Energía (International Energy Agency - IEA), en su último World Energy Outlook, incluyó el combustible de aviación como un segmento de crecimiento que las compañías de energía deberán considerar, ya que el combustible de transporte terrestre verá una disminución. Se espera que la demanda mundial de petróleo alcance su punto máximo a mediados de la década de 2020 y se estabilice en la década de 2030. 

Las conclusiones de la IEA en su reporte de perspectivas proponen que la demanda de petróleo para transporte de carga de larga distancia, envío y aviación, y petroquímicos continúa creciendo. Pero su uso en los automóviles de pasajeros alcanza su punto máximo a fines de la década de 2020 debido a las mejoras en la eficiencia del combustible y al cambio de combustible, principalmente a la electricidad. 

Los transportistas comerciales de carga, envío y aviación se enfrentan a mandatos gubernamentales cada vez más estrictos sobre la reducción de emisiones y la dependencia de los combustibles petroleros. Los transportistas se enfrentan ahora a la nueva regulación de la Organización Marítima Internacional sobre emisiones de azufre, que se espera que afecte los precios del combustible y la economía del transporte.

 

Te puede interesar: El 2020: año de la bancarrota para empresas de petróleo y gas