¿Se salvará Estados Unidos de la crisis energética mundial? - World Energy Trade

¿Se salvará Estados Unidos de la crisis energética mundial?

¿Se salvará Estados Unidos de la crisis energética mundial?

La escasez de energía en Europa y Asia hizo que los precios del gas en estas dos regiones fueran los más altos de la historia.

Economía

Los precios del gas natural en Estados Unidos alcanzaron la semana pasada el nivel más alto de los últimos 13 años, aun cuando tienen margen para continuar subiendo, es poco probable que sean tan vertiginosas como en Europa y Asia.

Aunque los mercados regionales de gas natural están ahora más interconectados que nunca gracias al comercio de GNL, los precios del gas estadounidense se librarán en gran medida de la extrema volatilidad y los precios récord de Europa y Asia.

Estados Unidos cuenta con una reserva de gas natural bastante adecuada de cara al invierno. A diferencia de Europa, donde el agotamiento de los inventarios y el repunte de la demanda han provocado una carrera por abastecerse para los meses más fríos del año, lo que a su vez ha provocado una escasez de suministro y precios récord del gas y la electricidad.

Además, la producción de gas natural de EE.UU. está aumentando ligeramente, mientras que las inyecciones semanales en los almacenes durante el mes pasado han sido más altas de lo habitual para septiembre.

Dependiendo del clima invernal, los precios del gas natural en EE.UU. tienen más margen de subida. Pero es poco probable que sigan las subidas vertiginosas de los precios del gas en Europa y el Reino Unido y del precio del gas natural licuado (GNL) al contado en Asia.

A pesar de los precios récord del GNL en Asia y de los magníficos beneficios netos que los exportadores estadounidenses están obteniendo por sus cargamentos de GNL, Estados Unidos tiene cierta capacidad para alimentar de gas sus terminales de exportación de GNL. Todos los cargamentos disponibles serán recogidos, sobre todo por Asia, pero la infraestructura no permitirá un aumento excesivo del suministro de GNL fuera de Estados Unidos, lo que habría reducido gravemente el mercado nacional estadounidense.

Estados Unidos parece estar aislado de la crisis mundial del gas y de las subidas de precios.

Sin embargo, los precios estadounidenses, a pesar de estar ahora más influenciados por los precios mundiales del gas, reflejan principalmente los factores internos de oferta-demanda y el auge de la demanda mundial de GNL.

Por tanto, los precios del gas natural estadounidense están más aislados de los picos de precios mundiales del gas, aunque tengan más margen de subida en caso de un invierno más frío en Estados Unidos.

"Estados Unidos está mucho más aislado de esta tendencia energética global que el resto del mundo", dijo recientemente Francisco Blanch, responsable de Materias Primas Globales, Derivados de Renta Variable y Estrategias de Inversión Cuantitativa de Activos Cruzados en Bank of America Merrill Lynch, en el programa "The Exchange" de CNBC.

Estados Unidos a diferencia de Europa no ha tenido que depender del resto del mundo para abastecerse de gas natural.

Además, la capacidad de exportación de GNL de Estados Unidos no es infinita, a pesar de los buenos beneficios netos que obtendrían los exportadores debido a la gran prima de los precios del GNL en Asia con respecto a los precios Henry Hub de Estados Unidos.

"No vamos a ver un Estados Unidos al rescate, porque no hay suficiente infraestructura en ninguno de los dos lados, en el lado estadounidense o en el europeo y, sobre todo, en el asiático, para resolver esto", dijo Thummel a CNBC.

Independientemente de la subida de los precios del GNL en Asia, la capacidad actual de Estados Unidos permite convertir en GNL 10.500 millones de pies cúbicos al día (Bcf/d) de gas.

Las entregas de gas natural a las instalaciones de exportación de GNL de Estados Unidos suelen ser de una media de 10,0 Bcf/d a 10,5 Bcf/d, de una producción total de gas natural seco de Estados Unidos de unos 92,3 Bcf/d.

El suministro de gas en EE.UU. es más adecuado en comparación con la crisis en Europa y Asia.

Estados Unidos cuenta con un suministro adecuado de gas natural y, aunque la temporada de inyecciones entre abril y octubre ha registrado inyecciones netas en el almacenamiento de gas inferiores a la media, las recientes acumulaciones semanales de existencias han superado la media de esta época del año.

Las inyecciones netas en el almacenamiento ascendieron a 118 Bcf en la semana que terminó el 1 de octubre, en comparación con la media de inyecciones netas de cinco años de 81 Bcf y las inyecciones netas del año pasado de 75 Bcf durante la misma semana, según mostraron los datos de la EIA.

Se espera que la acumulación semanal de esta semana sea de nuevo un poco mayor que la media de cinco años y potencialmente de nuevo más de 100 Bcf, según NatGasWeather.com, que también prevé una demanda baja o muy baja para esta semana.

En definitiva, aunque los precios del gas natural en EE.UU. no están totalmente desvinculados a la agitación del sector de la energía mundial, es muy probable que el país se mantenga alejado de los precios disparados que ha ocurrido en otros lugares.

Precios récord del gas en el mundo

La semana pasada, los precios del gas natural en Europa alcanzaron un nuevo récord, hasta el equivalente de US$ 205 por barril de petróleo, según el valor relativo de la misma cantidad de energía de cada fuente.

El empeoramiento de la crisis energética mundial hizo que los precios del GNL al contado en Asia se dispararan un 40% el pasado miércoles.

Los cargamentos para entrega en el norte de Asia en noviembre llegaron a costar US$ 56 por millón de unidades térmicas británicas (mmBtu), un récord que superó el de la semana anterior cuando alcanzó 34,52 dólares/mmBtu.

En los turbulentos mercados mundiales, los precios del gas natural en Estados Unidos también reaccionaron a estos alucinantes máximos históricos, y el precio de referencia Henry Hub se estableció en US$ 6,312 /mmBtu el 5 de octubre, el nivel más alto desde 2008.

Desde principios de 2021, los precios del gas natural estadounidense se han duplicado con creces, ya que la demanda se está recuperando de la caída de la pandemia y los productores estadounidenses no se apresuran a añadir demasiada oferta.

Sin duda, los analistas esperan ahora que los precios del gas natural en EE.UU. sean más altos que las previsiones anteriores debido al efecto dominó de la crisis energética mundial y el repunte de los precios del gas natural.

JP Morgan y Credit Suisse han elevado recientemente sus perspectivas de precios medios para el cuarto trimestre a 5,50 US$/mmBtu y 5,75 US$/mmBtu, respectivamente.

Un precio Henry Hub de dos dígitos está en las perspectivas si el invierno es muy frío, pero una crisis similar a la de Europa y Asia es poco probable para los Estados Unidos, dijo Robert Thummel, director gerente de TortoiseEcofin, a CNBC la semana pasada.

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref