Los precios de la energía subieron más que otros productos básicos en 2021 - World Energy Trade

Los precios de la energía subieron más que otros productos básicos en 2021

El GSCI es un índice de materias primas que sigue el comportamiento de los mercados mundiales de materias primas.

El GSCI es un índice de materias primas que sigue el comportamiento de los mercados mundiales de materias primas.

Economía

Los precios de la energía utilizados en el índice S&P Goldman Sachs Commodity Index (GSCI) terminaron el año 2021 un 59% por encima del primer día de cotización del año.

El aumento de los precios se debió en gran medida al incremento de la demanda derivado de la fase inicial de la recuperación económica mundial tras la pandemia del COVID-19.

En comparación, la mayoría de los demás índices de materias primas incluidos en el GSCI aumentaron alrededor de un 20%. El índice de metales preciosos fue el único que descendió. El índice energético del GSCI aumentó más del doble que el índice de metales industriales en términos porcentuales durante 2021, el siguiente grupo de índices de materias primas con mayor variación de precios.

El GSCI es un índice de materias primas que sigue el comportamiento de los mercados mundiales de materias primas.

El índice es una media ponderada de los precios de las materias primas, y el índice actualiza el peso que asigna a cada materia prima cada año. En 2021, el grupo de índices energéticos constituía el 54% del GSCI, y dos referencias de petróleo crudo, el West Texas Intermediate (WTI) y el Brent, representaban aproximadamente el 70% de la ponderación del índice del sector energético. El petróleo WTI constituye la mayor parte del GSCI global, con más del 21%.

Los precios en los mercados de futuros de materias primas energéticas aumentaron mucho a lo largo de 2021. Por ejemplo, el precio de los futuros del RBOB (un grado reformulado de gasolina utilizado como referencia para el comercio de gasolina) aumentó un 67% durante 2021. La única materia prima incluida en el GSCI que aumentó más fue el café, cuyo precio de futuros aumentó un 81% durante 2021.

Entre las materias primas energéticas, los precios de productos petrolíferos como el RBOB y el ULSD (gasóleo de muy bajo contenido en azufre, que se utiliza como referencia para el comercio de gasóleo de calefacción) fueron los que más aumentaron durante 2021, un 67% y un 64%, respectivamente. Los precios de crudos como el WTI (62%) y el Brent (55%) aumentaron algo menos. Los precios de los futuros del gasóleo (el nombre del ULSD en Europa) aumentaron un 54% durante 2021.

Los precios del gas natural fueron los que menos aumentaron entre las materias primas energéticas, aunque el 38% sigue siendo un incremento relativamente grande.

Varios factores contribuyeron a la subida de los precios de las materias primas energéticas a lo largo de 2021, entre ellos las perturbaciones meteorológicas, como la helada invernal de febrero y el huracán Ida; el aumento de la demanda de gasolina y gasóleo; y el incremento de la demanda de crudo y gas natural a un ritmo más rápido que el aumento de la producción.

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref