Las importantes decisiones que deben tomar las compañías petroleras que operan en Irak - World Energy Trade

Las importantes decisiones que deben tomar las compañías petroleras que operan en Irak

En Irak se han realizado inversiones en E&P por más de US$ 4 billones y su producción de crudo se ha duplicado en la última década

En Irak se han realizado inversiones en E&P por más de US$ 4 billones y su producción de crudo se ha duplicado en la última década

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Parece estar superado, al menos por el momento, los riesgos de un conflicto bélico entre Estados Unidos e Irán. Sin embargo, persiste la inquietud entre muchas compañías petroleras que operan en el vecino Irak, nación que tiene enorme importancia geopolítica en la región. 

Estas compañías se enfrentan a serias decisiones con respecto a sus planes a corto y mediano plazo. 

La situación geopolítica en la región del Golfo 

FINANZAS ENERGÍA
Saudi Aramco mantiene esfuerzos significativos en proyectos de expansión petrolera

Solo siete países del Golfo, Arabia Saudita, Irak, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Irán, Omán y Qatar produjeron alrededor de 24 millones de bpd de petróleo crudo en diciembre de 2019. Este escenario coloca a la región en una posición de gran importancia para los mercados petroleros. 

Solo siete países del Golfo, Arabia Saudita, Irak, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Irán, Omán y Qatar produjeron alrededor de 24 millones de bpd de petróleo crudo en diciembre de 2019. Este escenario coloca a la región en una posición de gran importancia para los mercados petroleros. 

Irak es el segundo mayor productor de petróleo del Medio Oriente y sus exportaciones se han duplicado en la última década para superar los 4 millones de barriles por día, la mitad de esta producción va a China e India, los 2 más grandes centros de crecimientos de la demanda. En este país también ocurre que Irán está luchando por el poder político y esto significa que ante un eventual conflicto entre EE.UU. e Irán, las acciones muy posiblemente se trasladen a Irak donde están 5.000 soldados estadounidenses.

La consecuencia ante cualquier guerra de poder que se desarrolle en Irak pondría en riesgo la producción de crudo y condensado de casi 4.8 millones de bpd del país. 

 Figura 1. La importancia creciente de Irak en producción de petróleo durante la última década.

Figura 1. La importancia creciente de Irak en producción de petróleo durante la última década.

Las petroleras internacionales y su participación en la producción iraquí 

FINANZAS ENERGÍA
Shell apunta a dominar el mercado de combustible de aviación con valor de US$ 325 billones

La producción de petróleo iraquí promedió más de 4.8 millones de barriles por día (bpd) en 2019, de los cuales alrededor de 1.8 millones de bpd provenían de los actores nacionales y estatales del país. Así, las compañías petroleras internacionales fueron responsables de la mayor parte de la producción en la región de 3 millones de bpd. 

Las empresas chinas produjeron en colectivo más de 1 millón de bpd, empresas de Exploración y Producción del Reino Unido produjo más de 630,000 bpd, y las empresas rusas habían combinado una producción promedio de alrededor de 330,000 bpd. 

Las empresas norteamericanas produjeron colectivamente alrededor de 180,000 bpd en promedio el año pasado, lideradas por ExxonMobil con casi 106,000 bpd. 

Como se muestra en la figura 2, las empresas internacionales de E&P han realizado enormes inversiones en Irak. Las empresas Iraquíes en conjunto están en primer lugar con inversiones de cerca de US$ 1,800. En segundo lugar están las empresa chinas liderado por PetroChina y le sigue BP con inversiones cercanas a los US$ 700 millones. 

 Figura 2. Los principales productores en Irak detallado por nacionalidad

Figura 2. Los principales productores en Irak detallado por nacionalidad

ExxonMobil gastó más de US$ 250 millones en 2019 en sus operaciones iniciales en Irak y las proyecciones de Rystad Energy consideran que esta cifra probablemente aumente en US$ 150 millones adicionales en los próximos cinco años, ya que la compañía tiene como objetivo aumentar la producción hasta 2024. 

Sin embargo, es probable que cualquier plan de gasto en Irak esté bajo revisión dadas las circunstancias actuales. El razonamiento de Rystad Energy es que ExxonMobil pudiese finalmente decidir desviar una parte de su presupuesto de gasto en Irak a otras regiones donde la compañía está invirtiendo fuertemente en el crecimiento de la producción, como el sector offshore de Guyana y la industria del shale de Estados Unidos, en donde obviamente tiene mayor seguridad en sus inversiones. 

La frágil situación de seguridad de Irak puede limitar sus planes para expandir la capacidad de producción de petróleo en el mediano plazo, dificultando que la industria global de petróleo satisfaga la creciente demanda en la segunda mitad de la década, así lo advierte la Agencia Internacional de la Energía (IEA). 

Los enormes intereses de BP en Irak 

Entre las principales compañías petroleras de Irak está BP y PetroChina. Estas compañías tuvieron la mayor producción para empresas extranjeras, con 880,000 y 606,000 bpd respectivamente. 

FINANZAS ENERGÍA
India se proyecta como un actor protagónico en el futuro de los mercados mundiales de energía

Sin embargo, BP es la que se ha consolidado como un líder en la región, antes del reciente incremento de las tensiones, se esperaba que BP asignara alrededor del 4% de su presupuesto anual de US$ 25,600 millones para el gasto mundial de petróleo y gas a proyectos en Irak. 

La compañía ha gestionado un ambicioso programa de inyección de agua que está ayudando a aumentar su producción y ubicarla como el tercer productor más grande de Irak, pero el destino de este programa es ahora incierto.

Las continuas tensiones en la región pudieran ocasionar que BP frene su programa de inyección de agua y limitar el pico de la producción para la compañía y para otros actores internacionales en el sur de Irak. 

Después de gastar casi 1,000 millones de dólares en 2019 en su proyecto Rumaila Norte y Sur, se esperaba que BP elevara su inversión de capital (CAPEX) a US$ 1,200 millones en 2024. 

Esta inversión tiene el potencial de elevar la producción onshore de petróleo iraquí de BP a 725,000 bpd para 2024. En contexto, este número representa unos 70,000 bpd por encima de lo que BP está a punto de producir del sector shale estadounidense en 2024. 

Sólo combinando la producción offshore, onshore y shale de BP en Estados Unidos es que pudiera superar sus intereses esperados en Irak. 

 

Te puede interesar: El 2020: año de la bancarrota para empresas de petróleo y gas