Las grandes petroleras frenan el gasto a pesar de las ganancias inesperadas - World Energy Trade

Las grandes petroleras frenan el gasto a pesar de las ganancias inesperadas

Las grandes petroleras frenan el gasto a pesar de las ganancias inesperadas

Se espera que las empresas actualicen sus planes de gastos próximamente, pero es poco probable que cambien de rumbo de forma significativa.

Economía

Las principales empresas energéticas internacionales están resistiendo la tentación de apresurarse y gastar las inesperadas ganancias por el repunte de los precios del petróleo y el gas natural, al parecer quieren centrarse en los retos de la transición energética a largo plazo.

Los precios del crudo de referencia se duplicaron con creces en el segundo trimestre de 2021 con respecto al año anterior y han seguido subiendo en las últimas semanas hasta acercarse a los US$ 78 por barril, su nivel más alto en casi tres años, ya que la OPEP y otros grandes productores no lograron llegar a un acuerdo para aumentar la producción.

Esto, junto con el aumento de los precios del gas natural a nivel mundial debido a los problemas de suministro, impulsará los ingresos de las compañías petroleras después de que empresas como Exxon Mobil, Royal Dutch Shell y BP redujeran drásticamente sus costos tras la pandemia de coronavirus del año pasado.

Se espera que las empresas actualicen sus planes de gasto en los informes de resultados del segundo trimestre en las próximas semanas.

A pesar de la actualización de los gastos, es poco probable que cambien de rumbo de forma significativa, ya que los inversores están centrados en obtener mayores rendimientos del sector tras una década decepcionante.

La disciplina en el gasto de capital para petróleo y gas se mantiene en las grandes petroleras internacionales, sin embargo, las cifras de gasto que se mantienen hacen que las inversiones en renovable y tecnologías bajas en carbono luzcan diminutas.

Las grandes petroleras frenan el gasto a pesar de las ganancias inesperadas

Figura 1. Gasto en la transición energética de las Big Oil

Aunque los directivos de las principales empresas energéticas afirmaron el mes pasado que el barril de petróleo a US$ 100 podría volver a alcanzarse en los próximos años, añadieron que los precios serían volátiles, lo que significa que hay pocos incentivos, al menos por ahora, para comprometer miles de millones en proyectos que podrían tardar una década o más en mostrar un retorno de la inversión.

También frena la enorme incertidumbre sobre la demanda de energía a corto plazo, debido al resurgimiento del COVID-19 en algunas partes del mundo, y a más largo plazo, con el cambio a combustibles con menos carbono para luchar contra el cambio climático.

"Las petroleras internacionales siguen reconstruyendo sus balances", dijo a Reuters Brian Gilvary, consejero delegado de la división de petróleo y gas de INEOS Energy y antiguo director financiero de BP.

Shell dijo la semana pasada que aumentará la rentabilidad a los accionistas antes de lo previsto gracias a unos mayores ingresos, manteniendo su gasto de capital anual en no más de 22.000 millones de dólares.

Ruptura de la tradición para algunas Big Oil

Para empresas como BP y Shell, la francesa TotalEnergies y la española Repsol, la crisis del coronavirus ya ha acelerado el despliegue de nuevas estrategias destinadas a reducir las emisiones de carbono y a hacer crecer los negocios de energías renovables.

Así que, a diferencia de ciclos anteriores, en los que el aumento de los precios del petróleo llevó a incrementar los gastos, es probable que los ejecutivos se atengan a su disciplina de gasto y se centren en sus estrategias de transición energética.

"El aumento de los precios del petróleo nos permite extraer más valor de nuestros negocios actuales, lo que a su vez generará más recursos para nuestro gasto en transformación en línea con nuestra hoja de ruta de transición energética", dijo a Reuters el director ejecutivo de Repsol, Josu Jon Imaz, en un comunicado.

BP mantendrá su plan de reducir la producción de petróleo en un 40%, o aproximadamente 1 millón de barriles diarios, para 2030, incluso mediante la venta de activos de petróleo y gas, dijo el director ejecutivo Bernard Looney en la conferencia de Reuters sobre la transición energética el mes pasado.

"La fortaleza de los precios del petróleo es muy positiva para nuestra estrategia", dijo Looney. "Aquellos activos que vendamos, lo harán en un entorno de precios mucho más altos, potencialmente, y por tanto generarán más ingresos".

El repunte de los precios de las materias primas a finales de la década de 2000 hizo que los precios del petróleo alcanzaran máximos históricos por encima de los US$ 140 el barril y desencadenó una oleada de inversiones, entre ellas, en enormes y complejos yacimientos de petróleo en aguas profundas, gigantescas plantas de licuefacción de gas y un auge de la perforación de shale oil en Estados Unidos.

Según Joyner, de Redburn, es probable que el gasto de capital de las grandes petroleras aumente a partir del año que viene, a medida que las empresas vayan pagando su deuda y se recuperen totalmente de la pandemia.

Aunque habrá mayor CAPEX, gran parte no se destinará al sector upstream, sino a las renovables.

Los productores de shale estadounidenses también han prometido a los inversores que mantendrán un control estricto del gasto en 2021.

Por el contrario, se espera que las empresas internacionales de perforación de petróleo y gas más pequeñas aumenten lentamente el gasto en respuesta a los precios más altos, dijo Gilvary de INEOS Energy.

Sin embargo, estas empresas más pequeñas lo harán de forma más comedida porque suelen estar más centradas en el corto y medio plazo.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref