La transición energética puede reducir en un 2 % el PIB mundial para 2050 - World Energy Trade

La transición energética puede reducir en un 2 % el PIB mundial para 2050

El informe considera que el dolor neto a corto plazo es un beneficio a largo plazo

El informe considera que el dolor neto a corto plazo es un beneficio a largo plazo

Economía

El mundo tiene los medios, el motivo y la oportunidad de limitar el calentamiento global al límite de 1,5 °C acordado en el Acuerdo Climático de París, según muestra un nuevo estudio publicado hoy por Wood Mackenzie, una empresa de Verisk (Nasdaq: VRSK).

Pero una transición energética acelerada tendrá consecuencias económicas tangibles. Aunque es probable que la producción económica mundial se vea afectada hasta 2050, podría recuperarse a finales de siglo, según el informe de Wood Mackenzie, No Pain, No Gain: Las consecuencias económicas de acelerar la transición energética.

Peter Martin, economista jefe de Wood Mackenzie, dijo: "Si bien es probable que evitar un calentamiento más extremo tenga un impacto económico positivo durante los próximos 30 años, las medidas necesarias para lograrlo podrían tener un efecto negativo que lo contrarreste".

"En términos netos, calculamos que mantener el calentamiento en 1,5 ºC reduciría un 2% nuestra previsión de producto interior bruto (PIB) de base para 2050".

Algunas economías sentirán los efectos más que otras, dijo Martin, y es probable que las economías menos desarrolladas y de bajos ingresos soporten una carga desproporcionadamente alta durante la transición.

Las economías que ya están más cerca de los objetivos de cero emisiones verán un menor impacto económico de aquí a 2050, según el estudio de Wood Mackenzie.

Martin añadió: "Para unos pocos afortunados, la transición no tiene por qué suponer ninguna pérdida económica. Aquellos que estén mejor posicionados, normalmente las economías más ricas con una fuerte propensión a invertir en nuevas tecnologías, pueden incluso beneficiarse en 2050".

Según la hipótesis de base de Wood Mackenzie, el tamaño de la economía mundial se duplicará en términos reales -de 85,6 a 169 billones de dólares- para 2050. La aceleración de la transición energética alterará inevitablemente esta situación.

Martin dijo: "En nuestro escenario de 1,5 °C, el PIB mundial anual alcanza los 165 billones de dólares en 2050. La pérdida acumulada de 75 billones de dólares entre 2022 y 2050, aunque es importante, sólo representa el 2,1% de la producción económica total en ese periodo".

Acelerar la transición energética es posible sin que se produzcan grandes alteraciones en la trayectoria de la economía mundial.

"Se alcanza un punto de inflexión después de 2035. En nuestro escenario de 1,5 °C, el crecimiento del PIB mundial supera el caso base, lo que pone en marcha la lenta convergencia de los niveles del PIB. La producción económica perdida se recupera antes de que termine el siglo", dijo Martin.

Y añadió: "Muchos factores influirán en el PIB mundial durante los próximos 30 años, algunos de los cuales son desconocidos. Es importante destacar que el resultado puede variar significativamente, para bien o para mal".

Sin embargo, lo que no cabe duda es que el impacto económico de la transición energética no se sentirá de forma uniforme. Para determinar la distribución del impacto en el PIB, Wood Mackenzie evaluó a los países en función de su resistencia al cambio climático y del impacto de las acciones para evitarlo.

Las economías con una alta penetración de las energías renovables en la generación de electricidad y con redes eléctricas avanzadas están bien situadas para un futuro bajo en carbono.

Las que están mejor posicionadas son, por lo general, las economías más ricas con mercados de capitales profundos y una alta propensión a invertir en nuevas tecnologías o una presencia existente en sectores de transición incipientes.

Las economías exportadoras de hidrocarburos y las que hacen un uso intensivo del carbono sufrirán las mayores pérdidas de producción económica.

Para minimizar el impacto económico de la transición energética es necesario diversificar la actividad económica. Algunos, como Arabia Saudí, disponen de importantes reservas financieras para invertir en sectores no relacionados con los hidrocarburos. Otros, como Irak, no.

Martin dijo: "Irak es el país más vulnerable a la transición energética, ya que los ingresos procedentes de los hidrocarburos representan el 95% de todos los ingresos públicos y el sector petrolero supone el 36% del PIB. Una transición energética acelerada reduciría el PIB de Irak en un 10% en 2050 con respecto a nuestra previsión de base".

Las economías menos desarrolladas y de bajos ingresos soportarán una carga desproporcionada en lo que respecta al coste de la transición.

Las economías desarrolladas se han comprometido a realizar transferencias de financiación climática por valor de 100.000 millones de dólares al año a las economías en desarrollo para la adaptación y mitigación del cambio climático. Pero esto por sí solo no igualará el impacto de la transición en todo el mundo.

"Una transición verdaderamente justa y equitativa requerirá acciones que superen nuestras expectativas actuales", dijo Martin.

Limitar el calentamiento del clima a una media mundial de 1,5°C por encima de los niveles preindustriales es imperativo si se quieren evitar las crisis medioambientales y humanitarias provocadas por los aumentos extremos de temperatura.

Martin dijo: "Una transición acelerada podría ser rentable al final, en términos económicos. Es probable que dé lugar a tasas de crecimiento económico más elevadas para algunas economías más allá de 2030, lo que permitiría recuperar las pérdidas antes de que acabe el siglo.

"Esa es la esencia de la economía de la transición: dolor a corto plazo para beneficio a largo plazo".

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref