La llegada de los talibanes es una ventaja para un Irán con problemas económicos - World Energy Trade

La llegada de los talibanes es una ventaja para un Irán con problemas económicos

A pesar del peligro que supone para Irán el ascenso de los talibanes, ya se anticipa un aumento de las ventas brutas de energía en dólares a Afganistán

A pesar del peligro que supone para Irán el ascenso de los talibanes, ya se anticipa un aumento de las ventas brutas de energía en dólares a Afganistán

Economía

Irán acaba de reanudar las exportaciones de combustible a Afganistán, las cuales habían sido interrumpidas por los combates entre los talibanes y las fuerzas ahora depuestas del gobierno afgano.

Según afirman comerciantes de Teherán y ex funcionarios estadounidenses, los talibanes proporcionan ahora dólares que son críticos para la economía iraní, que está agobiada por las sanciones impuestas por Estados Unidos.

La floreciente relación comercial entre Teherán y los talibanes amenaza con socavar las principales campañas de tensión de Estados Unidos en contra de ambos.

Woodside y BHP crearán una empresa energética mundial
FINANZAS ENERGÍA
Woodside y BHP crearán una empresa energética mundial

Irán ha sido reducido del mercado mundial por las sanciones de Estados Unidos, y la disposición de los talibanes a comerciar con su vecino proporciona a Irán una entrada extraordinaria en dólares estadounidenses que le permitiría la importación de productos y reforzar su depreciada moneda extranjera.

Mientras tanto, la asociación permite a los talibanes, que también están excluidos del comercio y las finanzas por las sanciones mundiales, poder comprar productos básicos fundamentales importantes para ayudar a mantener el debilitado sistema económico afgano.

Los comerciantes iraníes, que habían estado promocionando a los empresarios afganos bajo la supervisión de las autoridades respaldadas por Estados Unidos en Kabul, dejaron de enviar petróleo refinado a su vecino oriental hace pocos meses después de la escalada de combates entre el ejército nacional afgano y los talibanes.

El enfrentamiento terminó con la facción islamista de línea dura tomando el control de Kabul la semana pasada.

A raíz de esto, los talibanes permitieron que se renovara el comercio transfronterizo de mercancías petroleras. De acuerdo a los mismos comerciantes y oficiales, ahora las cifras han vuelto a los rangos vistos previamente de unos US$ 5 millones diarios.

Ahora, por un lado los talibanes decididos a comprar petróleo y ávidos de negocios de compra y venta, y por el otro, un Irán necesitado de dinero, se prevé que el comercio aumente rápidamente.

Los ingresos de las ventas brutas de gasolina iraní se depositan en dólares en efectivo en el departamento afgano del Banco Melli, de propiedad estatal de Irán, entre otras corporaciones financieras, mencionó Hamid Hosseini, un portavoz de la Unión de Exportadores de Petróleo, Gas y Productos Petroquímicos de Irán en Teherán.

El Banco Melli ha sido sancionado por Estados Unidos desde 2018 por ocuparse de las transferencias a las milicias iraquíes.

El departamento afgano de la institución financiera transfiere los dólares como un cambio de efectivo. El sistema opera fuera de la infraestructura monetaria normal, evadiendo así las sanciones monetarias mundiales.

Para los talibanes, el comercio de gasolina socava la influencia monetaria que el gobierno de Biden tiene sobre el grupo militar, en respuesta a los analistas y ex oficiales de Estados Unidos.

La toma de posesión de los talibanes en el país ha alejado la nación de la financiación extranjera que le ha permitido mantenerse a flote. Estados Unidos ha liderado un esfuerzo mundial que ha sido efectivo para impedir que el grupo sancionado por las Naciones Unidas tenga acceso a los activos de la nación en el extranjero, junto con las reservas de divisas, y la ayuda monetaria que suministraba más de la mitad de los fondos del gobierno federal.

Estados Unidos y otras potencias mundiales podrían ampliar las sanciones contra los talibanes para incorporar a todo Afganistán, aislando aún más a la nación.

En los últimos años, Teherán ha tratado de jugar a cada lado de la batalla civil afgana, apoyando a las autoridades de Kabul mientras que, además, mantenía vínculos con los talibanes rebeldes.

El ascenso de los talibanes supone ahora un peligro para Irán, que se ha enfrentado a oleadas de refugiados en anteriores guerras civiles afganas y al espectro de los equipos terroristas extremistas suníes que se oponen a su modelo chiíta de Islam.

Sin embargo, los comerciantes y funcionarios iraníes dicen que anticipan un aumento de las ventas brutas de energía en dólares a Afganistán. Los talibanes han reducido los aranceles aduaneros sobre la mercancía petrolera en un 70%. Además, otros sectores de comercio afganos también podrían ser reacios a promocionar al nuevo régimen.

"La mayor parte del comercio en la frontera con Afganistán se realiza en dinero y, como consecuencia, una cantidad mucho mayor de dólares se trasladará a Irán desde Herat", mencionó Masoud Daneshmand, miembro de la cámara de comercio de Irán, en una entrevista con el periódico iraní Ebtekar.

Esto es especialmente importante porque la moneda oficial de Afganistán, el Afghani, tiene poco valor fuera de la nación y la tasa de cambio se ha desplomado a mínimos históricos en las últimas semanas.

Desde que los talibanes tomaron Kabul, EE.UU. se ha movilizado para frenar la entrada de dólares estadounidenses al grupo.

Los EE.UU. cancelaron los envíos a granel de dólares dirigidos a la nación cuando los combatientes talibanes tomaron el control de Kabul, y están trabajando para impedir el acceso del grupo a casi 500 millones de dólares de reservas en el Fondo Monetario Internacional, ha informado The Wall Street Journal.

El martes, el Banco Mundial suspendió el financiamiento de docenas de tareas en Afganistán, citando cuestiones sobre la legitimidad del gobierno talibán.

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref