La industria estadounidense del shale se prepara para una ola de bancarrotas - World Energy Trade

La industria estadounidense del shale se prepara para una ola de bancarrotas

Sin una subida consistente de precios, las proyecciones indican que 250 compañías podrían caer antes de finalizar 2021.

Sin una subida consistente de precios, las proyecciones indican que 250 compañías podrían caer antes de finalizar 2021.

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los mayores grupos independientes de shale oil en los Estados Unidos informaron una pérdida combinada récord de US$ 26 mil millones en el primer trimestre de 2020 a medida que el sector se prepara para una ola de quiebras en los próximos dos años.

El colapso en la demanda de crudo provocado por la pandemia de coronavirus forzó más de US$ 38 mil millones en cancelaciones entre los principales productores, según el análisis de Rystad Energy, enviando pérdidas netas muy por debajo de un promedio de US$ 2.9 mil millones en los últimos seis años.

Los grupos energéticos de EE.UU. quedaron atrapados en una tormenta perfecta con una caída de la demanda a causa de los bloqueos destinados a frenar la propagación de Covid-19 y una sobreoferta de crudo que condujeron al colapso de los precios.

En su intento por revivir la economía, China tendrá en sus manos el futuro del petróleo
FINANZAS ENERGÍA
En su intento por revivir la economía, China tendrá en sus manos el futuro del petróleo

Los daños económicos a causa la extensa pérdida de valor en los activos reportados por los 39 productores de shale oil de EE.UU. que cotizan en bolsa y que fueron analizados por Rystad (excluyendo las grandes petroleras y las empresas dedicadas al gas), subrayan la presión que enfrenta la industria como resultado de la pandemia.

La conclusión es que habrá una ola de quiebras y reestructuraciones

Los analistas predicen que 250 compañías podrían caer en bancarrota antes del final del próximo año a menos que los precios del petróleo suban lo suficientemente rápido como para comenzar a generar efectivo para los productores que se marchitan bajo castigos de cargas de deuda.

Un rally reciente ha llevado el precio del West Texas Intermediate, el marcador de los Estados Unidos, a más de US$ 30 por barril, luego de haber negociado en territorio negativo el mes pasado.

Sin embargo, permanece a la baja en más de la mitad respecto a los precios de enero de 2020, y muy por debajo del precio de equilibrio promedio del petróleo en el parche de esquisto bituminoso, dejando a muchos más productores al borde de la bancarrota.

El sentimiento general es que inclusive con el petróleo a US$ 30 es muy probable que no logre salvar a muchos de los productores de continuar en el camino de la bancarrota.

Actualmente 17 pequeños productores estadounidenses de petróleo y gas, con una deuda total de alrededor de US$ 14 mil millones, se han amparado este año en el Capítulo 11 de la ley de bancarrotas, según datos de Haynes & Boone, bufete internacional de abogados.

Los analistas de Rystad estiman que el total podría aumentar a 73 antes de que termine el 2020. Otros 170 seguirían el próximo año si los precios permanecen alrededor de los niveles actuales.

Figura 1. Proyección del número de bancarrotas bajo 3 escenarios de precios del WTI

Figura 1. Proyección del número de bancarrotas bajo 3 escenarios de precios del WTI

El auge del shale oil ha duplicado la producción de petróleo estadounidense desde 2008 y las exportaciones de crudo han aumentado, permitiendo al presidente Donald Trump alardear de la "independencia energética" de Estados Unidos.

Pero un modelo en el que los productores dependen en gran medida del dinero prestado al tiempo que ofrece retornos escasos ha hecho que la paciencia de los inversores se agote.

La industria ya en el año 2019 estaba luchando por generar efectivo y mantener el apoyo de los inversores cuando el WTI promedió US$ 57 por barril.

Las calificaciones de riesgo

Según la calificadora de riesgo Fitch, ahora, con la caída del precio del WTI a alrededor de la mitad, el escaso acceso al financiamiento, la pandemia y el colapso del precio del petróleo, todo contribuirá a acelerar los defaults.

La cantidad de bonos en circulación en el sector de energía de alto rendimiento de EE.UU. aumentó en 2020 de US$ 68 mil millones a US$ 108 mil millones, ya que un grupo de grandes nombres como Cenovus Energy, Occidental Petroleum y Apache pasando su calificación del grado de inversión al territorio de bonos basura, según Fitch.

Las compañías de energía representan el 58% de la lista de calificaciones de la agencia para los emisores estadounidenses más preocupantes en el mercado de alto rendimiento.

Las Petroleras estatales (NOC) recortarán más de 25% sus presupuestos de exploración de 2020
FINANZAS ENERGÍA
Las Petroleras estatales (NOC) recortarán más de 25% sus presupuestos de exploración de 2020

Todo esto anticipa una tasa de incumplimiento del 17% en bonos energéticos de alto rendimiento para fin de 2020, aproximadamente a la par con el nivel en el peor punto de la última recesión ocurrida en 2016.

La angustia en el sector llevó a llamados de una intervención generalizada de Washington, con un impulso a los aranceles sobre el crudo importado. Un ente regulador de Texas ha hecho esfuerzos por obligar a los productores de petróleo a recortar la producción y ha pedido que los paquetes de ayuda con respaldo federal se extiendan a los productores de energía.

El aumento de los precios en las últimas semanas, a medida que las empresas redujeron la oferta y la flexibilización de las medidas de confinamiento, ha disminuido el clamor de los productores por el apoyo gubernamental.

Aun así, el ritmo de crecimiento de las quiebras está a punto de recuperarse, dicen los involucrados en el proceso.

Ken Coleman, jefe de reestructuración en Estados Unidos en el bufete de abogados Allen & Overy, dijo que las presentaciones solo están comenzando, y que habrá una "ola" de bancarrotas este verano. La pregunta será cuánto durará.

 

Te puede interesar: