La energía limpia se enfrenta a su propia crisis de cadena de suministro - World Energy Trade

La energía limpia se enfrenta a su propia crisis de cadena de suministro

La energía limpia se enfrenta a su propia crisis de cadena de suministro

Paneles solares sobre las plazas de aparcamiento en una planta de fabricación de paneles solares de Estados Unidos. Elijah Nouvelage/Bloomberg vía Getty Images

Economía

El futuro de la energía en Estados Unidos dependerá de que este país pueda liberarse de su dependencia de otros países que dominan las cadenas de suministro del sector de las energías limpias.

Para alcanzar los objetivos energéticos y medioambientales de la administración Biden, Estados Unidos tendrá que aumentar drásticamente su producción minera y manufacturera, según han argumentado recientemente los legisladores durante una audiencia conjunta de la Subcomisión de Energía y la Subcomisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Cámara de Representantes. También plantearon serias dudas sobre la capacidad de Estados Unidos para hacerlo.

"La economía sostenible del futuro necesitará sin duda ser construida y fabricada. La cuestión que queda por ver es si la fabricarán los estadounidenses", dijo el congresista Paul Tonko (demócrata de Nueva York) en su declaración inicial.

Joe Biden se ha comprometido a que Estados Unidos alcance la meta de cero emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, un objetivo clave que los científicos del clima han identificado como necesario para evitar los efectos catastróficos del cambio climático. Para ello, Biden prevé un sector energético 100% "limpio" para 2035. También quiere que la mitad de los coches nuevos que se vendan en 2030 sean eléctricos o híbridos.

Estas ambiciones, sin embargo, dependerán de la capacidad de Estados Unidos para conseguir suficientes paneles solares, turbinas eólicas, baterías de iones de litio y otras tecnologías y materias primas críticas para la energía limpia. Pero las cadenas de suministro de estas tecnologías, y de las materias primas como el litio y el cobalto que las sustentan, se concentran en gran medida en el extranjero. Esto ya suponía un reto para EE.UU. antes de que la pandemia arruinara las cadenas de suministro, y ahora hay que superar obstáculos aún mayores.

La cadena de suministro de paneles solares es un ejemplo ilustrativo. Sólo el 3% de los módulos solares fotovoltaicos enviados a todo el mundo en 2020 se fabricaron en Estados Unidos. La extracción y la fabricación de la tecnología de energía solar se concentran en China. El 63% del polisilicio, un material clave en los paneles solares, se produce en China. El 79% de las células solares se fabrican en China. Estados Unidos extrae parte del polisilicio pero, al no contar con instalaciones nacionales, lo envía a China para su procesamiento.

Para 2020, la Agencia Internacional de la Energía había coronado a la energía solar como "el nuevo rey" del suministro de electricidad debido a la caída de los costes y a su crecimiento previsto para los próximos años. Pero la inflación inducida por la pandemia y los cuellos de botella en la cadena de suministro amenazan ahora ese progreso, según un análisis de octubre de Rystad Energy. El aumento de los costes pone ahora en peligro más de la mitad de la capacidad prevista de los nuevos proyectos solares a escala de servicios públicos planificados para 2022.

Otras tecnologías de energías limpias y materias primas son igualmente vulnerables a las crisis mundiales y están dominadas por China o por un puñado de países. Por ejemplo, los recursos de tierras raras utilizados en los motores de los vehículos eléctricos y las turbinas eólicas, y el litio de las baterías de los coches eléctricos.

El Departamento de Energía publicó en junio un "plan nacional" para impulsar la producción nacional en el ámbito de las baterías de litio. Sin ninguna intervención, un análisis previo determinó que la capacidad de producción de baterías de EE.UU. no podría satisfacer ni siquiera la mitad de la demanda prevista de baterías de iones de litio para vehículos eléctricos en 2028, a medida que más personas dejen atrás los coches de gasolina.

Republicanos y demócratas se enfrentaron entre sí y con los expertos que testificaron sobre la viabilidad del calendario de Biden para la transición a la energía limpia, dados los retos de la cadena de suministro. "Podemos producir más y más de estos productos que utilizamos para la energía renovable, pero no podemos hacerlo en los plazos que se están planteando", dijo el congresista Kelly Armstrong (R-ND). La congresista Cathy McMorris Rodgers (R-WA) describió la transición a la energía limpia como una "prisa por la agenda radical verde".

"Sólo aquí, en Estados Unidos, se ve esto como una precipitación", replicó Ethan Zindler, responsable para el continente americano de la empresa de investigación energética Bloomberg New Energy Finance, que prestó su testimonio como experto. "Vamos muy por detrás de una transición que se está produciendo en todo el mundo", dijo.

Para lograr sus objetivos energéticos, Biden firmó esta semana un proyecto de ley bipartidista sobre infraestructuras que invierte en estaciones de recarga de vehículos eléctricos y financia una gran revisión en la red eléctrica estadounidense. Si los demócratas consiguen aprobar un proyecto de ley de gastos aún mayor de los que se tramitan en el Congreso, podría haber una inversión aún mayor en energías limpias.

Los republicanos criticaron a los demócratas por aumentar el gasto en energías limpias mientras los estadounidenses se enfrentan a un aumento de los costes del petróleo y el gas en un momento de escasez de suministro mundial. Los demócratas defendieron la legislación sobre infraestructuras, calificándola de medida "antiinflacionaria" que crearía puestos de trabajo y haría a Estados Unidos competitivo frente a China.

Otro punto de controversia fue si Estados Unidos debería extraer más minerales críticos en su propio territorio. Esto reduciría la dependencia de fuentes externas, pero supone una amenaza potencial para el medio ambiente local y las comunidades cercanas.

La mayor fuente de litio de Estados Unidos, por ejemplo, se encuentra en un terreno y en una posible tumba sagrada para los miembros de la tribu Paiute-Shoshone de Fort McDermitt, en Nevada. A los activistas también les preocupa que una mina propuesta en ese lugar, llamada Thacker Pass, pueda perjudicar a la fauna local y agravar la escasez de agua.

"Estamos restringiendo la minería en Estados Unidos para adquirir estos minerales críticos que necesitamos para las energías renovables, pero no les gusta obtenerlos de China o del Congo", dijo el representante David McKinley (R-WV). "Tengo que decir que no se puede tener el pastel y comérselo también".

El reciclaje de baterías como solución al problema

Un experto de Redwood Materials, una empresa de reciclaje de baterías de litio fundada por el antiguo director de tecnología de Tesla, JB Straubel, abogó por aumentar la capacidad de reciclaje de baterías de Estados Unidos como solución alternativa a los problemas de la cadena de suministro de este país.

"La mejor manera de ayudar a cumplir los objetivos energéticos de EE.UU. es aumentar rápidamente la cadena de suministro de materiales para baterías utilizando el mayor porcentaje posible de materias primas locales recicladas", dijo Jackson Switzer, director de desarrollo empresarial de Redwood Materials.

La audiencia se prolongó durante más de cuatro horas, en las que los legisladores examinaron desde el historial de abusos laborales en China relacionados con los paneles solares hasta la forma de garantizar que la energía limpia vaya acompañada de buenos empleos en Estados Unidos. Aunque Biden ha hecho de los empleos bien remunerados un punto central de su programa de energía limpia, los testigos recordaron a los legisladores que toda la palabrería debe convertirse en acción.

"He pasado mucho tiempo en los últimos 15 años testificando y hablando en foros sobre la esperanza que supone el sector de las energías limpias para mis miembros y para la industria nacional", dijo Roxanne Brown, vicepresidenta internacional de United Steelworkers, en su testimonio como experta. "Y ha pasado demasiado tiempo para tener esta conversación".

 

Noticia tomada de: The Verge /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref