IEA expone plan de recuperación sostenible de USD 3 billones - World Energy Trade

IEA expone plan de recuperación sostenible de USD 3 billones

El plan podría crear millones de puestos de trabajo en todo el mundo

El plan podría crear millones de puestos de trabajo en todo el mundo

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Agencia Internacional de Energía ha presentado hoy un Plan de Recuperación Sostenible que se centra en una serie de acciones que se pueden tomar en los próximos tres años para revitalizar las economías e impulsar el empleo al tiempo que hace que los sistemas de energía sean más limpios y resistentes.

Expuesto en un Informe Especial sobre la Recuperación Sostenible de la serie insignia de la IEA (International Energy Agency), World Energy Outlook, el plan ofrece una ruta estrategica para que los gobiernos estimulen su crecimiento económico, creen millones de puestos de trabajo y pongan las emisiones mundiales en un declive estructural. Al integrar las políticas energéticas en las respuestas de los gobiernos a la conmoción económica causada por la crisis de Covid-19, el plan también aceleraría el despliegue de tecnologías e infraestructuras energéticas modernas, fiables y limpias.

En un análisis realizado en cooperación con el Fondo Monetario Internacional, el informe muestra que el conjunto de medidas de política e inversiones selectivas para el período 2021-2023 que se esbozan en el Plan de Recuperación Sostenible pueden lograr una serie de resultados importantes, en particular:

  • Impulsar el crecimiento económico mundial en un promedio de 1,1 puntos porcentuales al año
  • Salvar o crear aproximadamente 9 millones de empleos al año
  • Reducir las emisiones anuales de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía en un total de 4.500 millones de toneladas al final del plan

Además, el plan aportaría otras mejoras a la salud y el bienestar de los seres humanos, entre ellas una reducción del 5% de las emisiones de contaminación atmosférica, el acceso a soluciones de cocción limpia para unos 420 millones de personas en los países de bajos ingresos y la posibilidad de que casi 270 millones de personas tengan acceso a la electricidad.

El logro de estos resultados requeriría una inversión global de alrededor de 1 billón de dólares anuales durante los próximos tres años. Esta suma representa alrededor del 0,7% del PIB mundial actual e incluye tanto el gasto público como la financiación privada que sería movilizada por las políticas gubernamentales.

"Los gobiernos tienen una oportunidad única de reiniciar sus economías y aportar una ola de nuevas oportunidades de empleo, acelerando al mismo tiempo el cambio hacia un futuro energético más resistente y más limpio", expreso el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la IEA.

"Los encargados de la formulación de políticas están teniendo que tomar decisiones de enorme trascendencia en un espacio de tiempo muy corto mientras elaboran los paquetes de estímulo. Nuestro Plan de Recuperación Sostenible les proporciona un análisis riguroso y un asesoramiento claro sobre cómo abordar al mismo tiempo los principales retos económicos, energéticos y climáticos de hoy en día".

"El plan no pretende decir a los gobiernos lo que deben hacer. Trata de mostrarles lo que pueden hacer", continuó comunicando el Dr. Birol.

Sobre la base de evaluaciones detalladas de más de 30 medidas concretas de política energética, el Plan de Recuperación Sostenible tiene en cuenta enfoques eficaces en función a: los costos, las circunstancias de los distintos países, las conducciones existentes de los proyectos energéticos y las condiciones actuales del mercado.

Abarca seis sectores clave: la electricidad, el transporte, la industria, los edificios, los combustibles y las tecnologías emergentes de baja emisión de carbono.

La nueva base de datos de empleo de la energía de la IEA muestra que en 2019, la industria energética -incluyendo electricidad, petróleo, gas, carbón y biocombustibles- empleaba directamente a unos 40 millones de personas en todo el mundo.

El informe especial estima que 3 millones de esos empleos se han perdido o están en riesgo debido a los impactos de la crisis de Covid-19, con otros 3 millones de empleos perdidos o en riesgo en áreas relacionadas como vehículos, edificios e industria.

La mayor parte de los millones de nuevos puestos de trabajo creados por el Plan de Recuperación Sostenible se destinarían a la reconversión de edificios para mejorar la eficiencia energética y en el sector de la electricidad, en particular en las redes eléctricas y las energías renovables.

Las otras esferas en las que se crearía más empleo son la eficiencia energética en industrias como la manufacturera, la alimentaria y la textil; la infraestructura de transporte con bajas emisiones de carbono; y los vehículos más eficientes y de nueva energía.

La inversión energética se desplomará un 20% este 2020

Los recientes análisis de la IEA han demostrado que la inversión mundial en energía está fijada para un descenso sin precedentes del 20% en 2020, lo que plantea serias preocupaciones sobre la seguridad energética y las transiciones de energía limpia. Como resultado del Plan de Recuperación Sostenible, el sector energético mundial sería más resistente, lo que haría que los países estuvieran mejor preparados para futuras crisis.

Goldman Sachs ve una oportunidad de inversión de USD 16 billones en energía renovable hasta el 2030
FINANZAS ENERGÍA
Goldman Sachs ve una oportunidad de inversión de USD 16 billones en energía renovable hasta el 2030

La inversión en la mejora de las redes eléctricas, la modernización de las instalaciones hidroeléctricas, la prolongación de la vida útil de las centrales nucleares y el aumento de la eficiencia energética mejoraría la seguridad de la electricidad al reducir el riesgo de interrupciones, aumentar la flexibilidad, reducir las pérdidas y ayudar a integrar una mayor proporción de energías renovables variables como la eólica y la solar fotovoltaica.

Las redes eléctricas, la columna vertebral de los sistemas de energía seguros y fiables, verían un aumento del 40% en el gasto de capital después de años de disminución de la inversión. Esto los pondría en una posición más fuerte para soportar los desastres naturales, el clima severo y otras amenazas potenciales.

El Plan de Recuperación Sostenible tiene por objeto evitar el tipo de repunte brusco de las emisiones de carbono que acompañó a la recuperación económica de la crisis financiera mundial de 2008-2009 y, en su lugar, ponerlas en declive estructural. El informe de la IEA destaca los aspectos clave de la situación actual que la convierten en una oportunidad única para la acción gubernamental.

En comparación con la crisis de 2008-2009, los costos de las principales tecnologías de energía limpia, como la energía eólica y la energía solar fotovoltaica, son mucho más bajos, y algunas tecnologías emergentes, como las baterías y el hidrógeno, están listas para ampliarse. Las emisiones mundiales de carbono se estancaron en 2019 y se prevé una disminución récord este año. Si bien esta disminución, que es el resultado de un trauma económico, no es nada para celebrar, proporciona una base desde la cual poner las emisiones en declive estructural.

"Este informe presenta los datos y análisis que muestran que un futuro energético más limpio, justo y seguro está a nuestro alcance".

"El Plan de Recuperación Sostenible convertiría el año 2019 en el pico definitivo de las emisiones mundiales, poniéndolas en el camino hacia la consecución de los objetivos climáticos a largo plazo", dijo el Dr. Birol.

Birol agrega: "La IEA está movilizando sus recursos analíticos y su poder de convocatoria global para reunir una gran coalición que engloba a ministros de gobierno, altos directivos de la industria energética, grandes inversores y otros actores clave que están dispuestos a perseguir una recuperación sostenible que ayude a conducir al mundo hacia una trayectoria más resistente. Por ello, el Plan de Recuperación Sostenible será un elemento clave que informará los debates de la Cumbre de Transición a la Energía Limpia de la IEA el 9 de julio".

La Cumbre de Transición de la Energía Limpia de la IEA, que se celebrará el 9 de julio, reunirá a ministros de países que representan el 80% del uso de energía a nivel mundial, así como a directores generales de la industria, grandes inversores y otros líderes clave de los sectores público y privado de todo el mundo. En el diálogo virtual de alto nivel se examinarán tanto las medidas a corto plazo para la recuperación sostenible como las medidas para acelerar la innovación en materia de tecnologías de energía limpia con el fin de alcanzar planes de descarbonización a largo plazo.

 

 

Te puede interesar: