Facturas de energía: los habitantes de pisos se enfrentan a un aumento masivo a pesar del límite de precios - World Energy Trade

Facturas de energía: los habitantes de pisos se enfrentan a un aumento masivo a pesar del límite de precios

Cientos de miles de personas con sistemas de calefacción comunales están perdiendo protección

Cientos de miles de personas con sistemas de calefacción comunales están perdiendo protección

Economía

Cientos de miles de personas que viven en pisos se enfrentan a aumentos “completamente inasequibles” en sus facturas de energía porque el suministro de su sistema de calefacción comunitario no está protegido por el tope de precios del gobierno.

Si bien se les ha dicho a los hogares con sistemas de calefacción convencionales que podrían enfrentar aumentos de más del 50% en las facturas de gas y electricidad cuando se aumente el límite el 1 de abril, las personas que compraron o alquilaron apartamentos en uno de los 17.000 bloques en el Reino Unido que dependen de comunales los sistemas de calefacción y agua caliente se enfrentan a aumentos de cuatro veces a medida que los proveedores transmiten los enormes aumentos de precios al por mayor sin control.

Se cree que hasta 500.000 personas viven en urbanizaciones en las que al menos parte de la calefacción o el agua caliente la proporciona un sistema controlado centralmente, normalmente administrado por la empresa que gestiona la urbanización.

Entre los afectados se encuentran los residentes del edificio Chips de alto perfil en el área de New Islington en Manchester, quienes han visto triplicarse algunos de sus cargos de energía después de que el proveedor de energía del edificio colapsara en noviembre.

Los que viven en edificios de nueve pisos tienen control sobre la calefacción en sus apartamentos individuales y cuánta energía usan, pero no sobre quién suministra la energía y qué tarifa tienen. Toda su agua caliente se proporciona de forma centralizada desde una caldera verde.

En algunos casos, las facturas, que se basan en el uso y no en estimaciones, se han más que triplicado. Un propietario de un piso de dos habitaciones vio cómo las facturas subían de 80 libras esterlinas en noviembre a 260 libras esterlinas en diciembre. Otros han recibido facturas aún más altas, ya que el precio unitario del gas se ha triplicado, junto con el aumento de las tarifas de electricidad.

“El costo de nuestra energía se ha triplicado de la noche a la mañana”, dice Magdalena, una académica que vive en la cuadra, quien declinó dar su apellido.

“El proveedor de gas que teníamos anteriormente quebró y Ofgem nombró a un nuevo proveedor. Como el edificio en el que vivo tiene un sistema de calefacción comunitario, nosotros (los residentes) no podemos cambiar de proveedor".

“Muchas personas en el edificio, que es una mezcla de propietarios, arrendatarios y arrendatarios, simplemente no pueden permitirse este enorme aumento repentino de los costos. Es tan malo que algunos han comenzado a buscar alojamiento alternativo, mientras que otros simplemente no usan la calefacción".

“La gente dice que tendrá que mudarse porque pagar miles de libras por la calefacción no es una opción. Todo esto ha sido hecho por la compañía administradora, con los residentes aparentemente impotentes para detenerlo, o incluso tener algo que decir... Se siente increíblemente injusto”, dice ella.

A finales de diciembre, el gobierno anunció que quiere que Ofgem asuma el control de las redes de calor, como se las denomina. Sin embargo, parece que pasarán meses, si no años, antes de que esto se habilite, ya que requerirá legislación. Mientras tanto, aquellos que viven en hogares no regulados podrían enfrentar años de pagar facturas más altas que si su edificio tuviera un sistema de calefacción convencional.

Esta semana, el jefe de la empresa matriz de British Gas advirtió que el problema de las altas facturas de energía podría permanecer por dos años más.

Stephen Knight, director de Heat Trust, el esquema nacional de protección del consumidor para redes de calor, dice que la legislación para proteger a los consumidores que dependen de esquemas de calefacción comunales está muy atrasada.

Los ministros consideran que las redes de calor son una forma comprobada y rentable de proporcionar calor confiable con bajas emisiones de carbono a un precio justo para los consumidores. El gobierno del Reino Unido ha dicho que está trabajando para hacer crecer el sector de redes de calor, que proporciona aproximadamente el 2% de la demanda de calor del Reino Unido, pero podría satisfacer alrededor de una quinta parte para 2050.

 

Noticia tomada de: The Guardian / Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref