ExxonMobil reduce el tamaño de su imperio global - World Energy Trade

ExxonMobil reduce el tamaño de su imperio global

Existen serias preocupaciones en Wall Street respecto a los pagos de dividendos

Existen serias preocupaciones en Wall Street respecto a los pagos de dividendos

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Exxon Mobil Corp se enfrente a un déficit de alrededor de US$ 48 mil millones hasta 2021, según un recuento de Reuters y estimaciones de Wall Street, una situación que requerirá que la principal compañía petrolera estadounidense haga recortes profundos en su personal y proyectos.

ExxonMobil ha sido fiel pagador de dividendos a sus accionistas, sin embargo, los inversionistas de Wall Street están comenzando a preocuparse por la capacidad de la empresa de seguir honrando sus compromisos.

Exxon en el siglo XX se convirtió en la compañía más valiosa del mundo utilizando una escala global, una expansión implacable y controles financieros estrictos.

Tesla queda fuera de la última reorganización del S&P 500
FINANZAS ENERGÍA
Tesla queda fuera de la última reorganización del S&P 500

Exxon resistió una serie de reveses la década pasada y desde 2017, bajo la dirección del presidente ejecutivo Darren Woods buscó volver a la prominencia del pasado con grandes apuestas en el shale de EE.UU., los oleoductos y la refinación a nivel global.

Pero la capacidad de Exxon para financiar esa expansión global ya no está asegurada. Este año, la compañía solicitó en préstamos US$ 23 mil millones para pagar sus facturas, con lo cual casi duplicó su deuda anterior.

 

La compañía también hizo una gran apuesta en la costa de Guyana, donde descubrió hasta 8 mil millones de barriles de petróleo, equivalente a seis años de producción al ritmo actual.

En julio, registró sus primeras pérdidas trimestrales consecutivas. La compañía se enfrenta a una pérdida anual de US$ 1,860 millones, según Refinitiv, excluidas las ventas de activos y las amortizaciones.

El déficit inminente de alrededor de US$ 48 mil millones hasta 2021 se calculó utilizando efectivo de las operaciones, compromisos de pagos a los accionistas y costos para el programa de expansión masiva que Exxon había planeado.

Ahora, la compañía ha iniciado en una revisión mundial de dónde puede reducir los gastos, y los analistas creen que el recorte de dividendos, que alguna vez fue impensable, se ha vuelto más probable.

La fuerte caída de la demanda y los precios del petróleo de este año ha destruido el plan de Woods de gastar al menos US$ 30 mil millones al año hasta 2025 para reactivar la producción y las ganancias al expandirse producción, en procesamiento de petróleo y los productos químicos, y al asumir un papel dominante en el shale y GNL de EE.UU., mercados que entonces parecían prometedores.

Ahora en cambio, debe preparar a Exxon para operar en un mundo de menor demanda de petróleo, gas y químicos. La compañía ha sido eliminada del índice Dow Jones de las principales empresas industriales de EE.UU. después de 92 años.

Revisión de la nómina y recortes de beneficios

La compañía está realizando revisiones exhaustivas al 10% de la nómina en Estados Unidos que podrían expulsar a miles de personas de la empresa, y está eliminando los lujosos beneficios de jubilación que tenían empleados de carrera que permanecían 30 años en promedio.

El portavoz de Exxon Casey Norton expresó que siguen comprometidos con las prioridades de asignación de capital: invertir en proyectos de avanzada, pagar un dividendo confiable y creciente, y mantener un balance sólido.

También dijo que una revisión de los proyectos que están en marcha apunta a "maximizar la eficiencia y capturar ahorros de costos adicionales para colocarnos en la posición más sólida" a medida que mejoran los mercados de energía.

La caída de los precios del petróleo en un 35% desde principios de 2020, condujo a BP, Royal Dutch Shell, Total y Repsol y otros a reducir miles de millones de dólares en el valor de sus propiedades de petróleo y gas, algo que Exxon aún tiene que hacer.

Un análisis de Reuters muestra que el efectivo de las operaciones de Exxon, estimado en alrededor de US$ 17.4 mil millones este año, está US$ 20 mil millones por debajo de los fondos necesarios para el ya reducido plan de inversión y dividendo de los accionistas de este año.
Figura 1. Flujo de caja producto de las operaciones. Fuente: Reuters

Figura 1. Flujo de caja producto de las operaciones. Fuente: Reuters

La deuda casi se duplica

Exxon recaudó US$ 23.19 mil millones en nueva deuda este año para reforzar las finanzas, pero prometió no solicitar más préstamos y en julio insistió en que el pago de dividendos era sacrosanto.

Los inversores consideran que los compromisos de Exxon serán difíciles de cumplir con el precio del crudo en 41 o 42 dólares.

El precio de las acciones de la compañía cerró el martes en US$ 38.18, una caída de casi 60% desde que Woods se convirtió en Director ejecutivo.
Figura 2. Evolución del precio de la acción de Exxon desde enero de 2020

Figura 2. Evolución del precio de la acción de Exxon desde enero de 2020

Un dilema, recortar o no los dividendos

Por un lado, Exxon debe recortar su dividendo si el precio de las acciones sigue deprimido, de cualquier modo, que esto ocurra la credibilidad de la gerencia se verá afectada.

Sin embargo, un recorte de dividendos sería estremecedor para el precio de las acciones de Exxon, dado que en julio los ejecutivos de la compañía reiteraron su importancia.

El débil flujo de caja de Exxon preocupa a los inversores que mantienen las acciones por sus pagos de dividendos de casi el 9%.

Los recortes de gastos

Rystad Energy estima que Exxon recortará el gasto en la Cuenca Pérmica en 2020 a alrededor de US$ 3 mil millones de un presupuesto original de US$ 7.4 mil millones.

La compañía ha dicho que planea reducir la cantidad de plataformas de perforación en la zona a 15 o menos, de 55 a principios de este año, y los recortes de la compañía continuarán, dijo el vicepresidente senior Neil Chapman.

El gasto en refinerías y plantas químicas que tardan años en diseñarse y completarse, “es realmente una cuestión de aplazamiento”, agregó.

Una planta química de US$ 10 mil millones en China sigue sujeta a aprobación, dijo el portavoz de Exxon. Las limitaciones de gastos restringirán aún más sus negocios de petróleo, refinación y plásticos y podrían reavivar la presión sobre la empresa para que se deshaga de algunas operaciones.

El CEO de Exxon se apegó a los objetivos de crecimiento en 2019, colocando las ganancias potenciales de 2020 en US$ 25.1 mil millones con base en petróleo a US$ 60 el barril y asumiendo márgenes planos en refinación y químicos. Ese pronóstico incluía los objetivos de flujo de efectivo y ventas de activos para 2020 que se han vuelto inalcanzables desde que golpeó la pandemia.

Los analistas consideran que Woods debe reevaluar. Los desembolsos de proyectos del próximo año podrían caer a entre US$ 10.4 mil millones y US$ 15 mil millones, según ScotiaBank y RBC Capital Markets, la mitad de la perspectiva original.
Figura 3. Gasto de capital y exploración de Exxon, 2015 – 2020. Fuente: Reuters

Figura 3. Gasto de capital y exploración de Exxon, 2015 – 2020. Fuente: Reuters

El GNL y los aplazamientos de proyectos

Algunos cronogramas de proyectos se están ampliando silenciosamente para ahorrar costos.

La construcción de una instalación de GNL en Texas de más de $ 10 mil millones, donde Exxon tiene una participación del 30%, ya se estaba moviendo

lentamente y ahora "no existe la urgencia", dijo Alex Munton, de la firma de consultoría Wood Mackenzie. Se espera que su puesta en marcha se retrase al menos hasta 2025.

Es probable que un proyecto gigante de GNL en Mozambique no obtenga una decisión de inversión final hasta 2023, ya que la expansión de las exportaciones de GNL de Exxon en Papúa, Nueva Guinea, se retrasa por las conversaciones gubernamentales y los bajos precios del GNL.

En México, Exxon probablemente reducirá la actividad offshore después de que su primer pozo no fuera comercial, según fuentes familiarizadas con sus operaciones. En cambio, se centrará en las importaciones de combustible y las ventas minoristas.

En Brasil, ha comenzado la perforación de exploración en Brasil, donde la compañía regresó en 2017 para consolidarse en el segundo lugar, después de Petrobras, en tenencias de superficie de exploración offshore.

Otros proyectos que ya comenzaron, incluida la expansión de $ 1.9 mil millones de su refinería de Beaumont, Texas, enfrentan un aplazamiento de hasta un año.

El presupuesto de corto plazo de Guyana parece que es el único intocable para Exxon.

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: