El productor estadounidense de petróleo y gas Chesapeake Energy solicita protección por bancarrota - World Energy Trade

El productor estadounidense de petróleo y gas Chesapeake Energy solicita protección por bancarrota

El colapso de Chesapeake Energy es más reciente de la lista de desastres en el sector del shale

El colapso de Chesapeake Energy es más reciente de la lista de desastres en el sector del shale

Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El sector de shale ha alcanzado un hito sombrío con la declaración de bancarrota del pionero del renacimiento de la perforación en Estados Unidos, Chesapeake Energy Corp., se convierte así en la más reciente de una larga lista de bajas.

El auge del shale de hace una década encabezado por empresas como Chesapeake fue alimentado a través del endeudamiento. Recientemente, la rentabilidad y los beneficios de los accionistas han sido constantemente decepcionantes, los inversores ya habían comenzado a desconfiar de continuar colocando más dinero al shale antes del desplome del petróleo de este año.

La tasa de impago de la deuda energética de alto rendimiento se situó en el 11%, dijo Fitch Ratings en un informe del 11 de junio, el nivel más alto desde abril de 2017.

Más de 200 productores norteamericanos de petróleo y gas, que adeudan cifras superiores a US$ 130 mil millones de deuda, se han declarado en bancarrota desde principios de 2015, según un informe de mayo del bufete de abogados Haynes & Boone.

Sólo este año, al menos 20 de estas compañías se han amparado en la Ley de Bancarrotas, luego que los precios del petróleo se derrumbaran en medio de la pandemia COVID-19.

Chesapeake Energy Corp. anunció su declaración de quiebra el domingo 28 de junio, en medio de un tiempo brutal para el sector energético. Los precios han caído en toda la pandemia de coronavirus a medida que la demanda se ha desmoronado y la expansión económica que comenzó en 2009 terminó en febrero. El precio de las acciones de Chesapeake ha caído casi un 93% en 2020.

De esta manera, Chesapeake se convirtió el domingo en el mayor productor estadounidense de petróleo y gas en buscar protección por bancarrota en al menos cinco años.

En el anuncio del Capítulo 11, El CEO Robert Lawler dijo que la compañía está "restableciendo fundamentalmente" su estructura de capital y su negocio "para abordar nuestras debilidades financieras heredadas y capitalizar fortalezas operativas sustanciales".

La solicitud judicial de Chesapeake para evitar pagar contratos de oleoductos

BP acuerda la venta de su cartera de petroquímicos a INEOS por una suma total de $ 5 mil millones
FINANZAS ENERGÍA
BP acuerda la venta de su cartera de petroquímicos a INEOS por una suma total de $ 5 mil millones

Chesapeake Energy Corp buscó el lunes la aprobación de la corte de bancarrota para cancelar $311 millones en contratos de oleoductos, estableciendo una batalla con los reguladores y operadores de los Estados Unidos, incluyendo Energy Transfer LP, de acuerdo con las presentaciones judiciales.

El pionero del shale ha decidido dejar a un lado los contratos con unidades de Energy Transfer LP, Boardwalk Pipelines y un Joint Venture en gas con Crestwood Equity Partners y Consolidated Edison. Los contratos involucran alrededor de US$ 293 millones con Tiger Pipeline de Energy Transfer y US$ 18 millones con el Gulf South Pipeline de Boardwalk.

Sin embargo, el regulador de oleoductos de los Estados Unidos, la Comisión Federal de Regulación de Energía (Federal Energy Regulatory Commission, FERC), prohibió la semana pasada a Chesapeake alterar su acuerdo con Energy Transfer LP y se prepara para evaluar solicitudes similares de Gulf South y de Stagecoach Pipeline & Storage Co, propiedad de Crestwood Equity Partners y Consolidated Edison.

Es larga la lista de solicitudes de bancarrota en el campo del shale, las 4 más notables de 2020 han sido las siguientes:

Whiting Petroleum

Un explorador de petróleo centrado en el Bakken Shale en Dakota del Norte, Whiting Petroleum Corp. ya se enfrentaba a vientos en contra antes de 2020. El año pasado, la compañía con sede en Denver anunció que despediría a un tercio de su fuerza de trabajo y reduciría los objetivos de producción después de registrar una pérdida trimestral sorpresa.

Este año, con los precios del crudo en su peor trimestre de enero-marzo, con la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, así como los bloqueos mundiales que eliminaron la demanda de combustible, fue suficiente para empujar el 1 el abril a Whiting a la bancarrota, con una deuda de US$ 3,600 millones.

Extraction Oil & Gas Inc

Otro perforador de Colorado, Extraction Oil & Gas Inc. basado exclusivamente en la Cuenca Denver-Julesburgo en las Montañas Rocosas, presentó una reserva para el Capítulo 11 el 15 de junio, ofreciendo aliviar su carga de deuda de aproximadamente US$ 1,500 millonesal conceder a los titulares de deuda el 97% de las nuevas acciones comunes que se emitirán.

La compañía había retirado su orientación para 2020 en mayo y advirtió que tal vez tuviera que declararse en bancarrota. Luego, a principios de junio y antes de un posible incumplimiento de sus pagos de bonos, la compañía anunció planes para pagar a 16 ejecutivos y altos directivos un total de US$6.7 millones.

Ultra Petroleum Corp.

Ultra Petroleum Corp. se declaró en bancarrota en mayo, cuatro años después de su primera. Con una deuda de US$ 2,600 millones y US$ 1,450 millonesen activos en su presentación del Capítulo 11, el perforador de Englewood, Colorado, llegó a un acuerdo con la mayoría de sus acreedores sénior que reduciría US$ 2,000 millones de la deuda, mientras buscaba reestructurarse en un plazo de tres meses.

En sus luchas por mantenerse a flote, Ultra llegó a suspender su programa de perforación en enero para reforzar el flujo de efectivo libre y centrarse en el pago de la deuda.

Sable Permian Resources

Esta compañía en particular fue ampliamente visto como uno de los mejores activos de media docena de vehículos de adquisición de petróleo y gas. Sable se declaró en bancarrota la semana pasada en Houston junto con sus afiliados, reportando al menos US$1,000 millones de activos y pasivos cada uno.

 

Te puede interesar: