El comercio de hidrógeno con bajas emisiones de carbono en Australia podría suponer hasta US$ 90.000 millones en 2050 - World Energy Trade

El comercio de hidrógeno con bajas emisiones de carbono en Australia podría suponer hasta US$ 90.000 millones en 2050

Australia es ahora el segundo país del mundo con más proyectos de hidrógeno

Australia es ahora el segundo país del mundo con más proyectos de hidrógeno

Economía

El hidrógeno con bajas emisiones de carbono podría convertirse en una industria de exportación de entre 50.000 y 90.000 millones de dólares para Australia en 2050, según Wood Mackenzie.

Australia se sitúa constantemente en los primeros puestos en cuanto a irradiación solar y tiene un gran potencial para la captura y el almacenamiento de carbono a gran escala. Ha mostrado al mundo el camino a seguir con su flexibilidad de almacenamiento en baterías estacionarias en la célebre instalación de reserva de energía de Hornsdale y se ha movido rápidamente para capitalizar la producción de hidrógeno con bajas emisiones de carbono.

 

Con una creciente cartera de proyectos, que asciende a 2,94 gigavatios (GW) de capacidad de electrolizadores de hidrógeno verde hasta 2020, Australia es ahora el segundo país del mundo con más proyectos de hidrógeno, después de los Países Bajos.

Sólo este año, la cartera de proyectos avanzados y en fase inicial de Australia ha crecido un 45% más, hasta alcanzar los 4,25 GW.

FINANZAS ENERGÍA
El audaz plan de Arabia Saudita para liderar el mercado de hidrógeno de 700 mil millones de dólares

En su intervención de hoy en la conferencia de la APPEA, Prakash Sharma, director de Mercados y Transiciones de Wood Mackenzie, ha declarado lo siguiente: "Los principales mercados de exportación de Australia -Japón, Corea del Sur, China, India y Europa- son grandes emisores de carbono e importadores netos de recursos naturales. Sus necesidades de importación han aumentado de forma constante en las dos últimas décadas y ahora suponen una media de más del 70% de su demanda total de energía. A medida que estos países aumenten sus ambiciones climáticas, tendrán que abastecerse de energía limpia para descarbonizar el acero, los productos químicos, el cemento, la movilidad pesada, el transporte marítimo y la generación de energía.

"En un mundo de emisiones netas cero, resulta esencial contar con una fuente estable y fiable de suministro de hidrógeno bajo en carbono, ya que es imposible saber cómo se ha producido una determinada molécula de hidrógeno. Por tanto, es crucial contar con una garantía de origen que permita minimizar el impacto ambiental, es decir, la fuga de carbono. Las normas también contribuyen a la evaluación de riesgos y a la fijación de precios transparentes en el mercado. Australia se beneficiará cuando se establezcan y acepten internacionalmente las normas de envío, transporte, almacenamiento y calidad del producto del hidrógeno", agregó Sharma.

"La cuota de Australia en el mercado mundial de hidrógeno bajo en carbono o sus derivados podría alcanzar entre 25 y 45 millones de toneladas (Mt) en 2050, lo que equivale a entre 50 y 90 mil millones de dólares de ingresos potenciales por exportaciones", dijo el director de Mercados y Transiciones de Wood Mackenzie.

 

La competitividad de los costes sigue siendo un punto problemático; sin embargo, Wood Mackenzie cree que existen vías de competitividad para los segmentos de usuarios finales. La reducción de costes vendrá impulsada principalmente por la fabricación automatizada a gran escala de electrolizadores, el aumento del tamaño de los sistemas y el descenso de los costes de la electricidad renovable.

El reto consiste en determinar el mejor método de transporte para las cadenas de suministro de exportación de Australia. Las tres formas de transporte marítimo consideradas, el hidrógeno líquido (liquid hydrogen, LH2, por sus siglas en inglés), los portadores de hidrógeno orgánico líquido (liquid organic hydrogen carriers, LOHC, por sus siglas en inglés) y el amoníaco (NH3) tienen ventajas y también desafíos.

La elección del portador eficaz depende del uso final, la pureza y los requisitos de almacenamiento. Por ejemplo, se prefiere el LH2 si el uso final requiere hidrógeno líquido o de gran pureza, como las aplicaciones de movilidad. Por otro lado, el amoníaco sale ganando cuando puede utilizarse directamente como materia prima, evitando el coste de craqueo del NH3 para convertirlo de nuevo en hidrógeno.

Sharma dijo: "Nuestro cálculo de costes del hidrógeno y nuestra modelización de escenarios de transición energética muestran que los costes de suministro de hidrógeno en Australia pueden caer por debajo de los 2 dólares/kg a largo plazo, haciéndolo competitivo en todos los casos de uso final en los mercados clave del noreste de Asia".

"Estimamos que el amoníaco sería el primer portador de hidrógeno en el mercado de exportación facilitado por Australia a partir de mediados de la década de 2020. La demanda de hidrógeno con bajas emisiones de carbono en Japón y Corea alcanza los 30 millones de toneladas en 2050, y el amoníaco se lleva un tercio de la cuota de mercado en esta ruta".

 

Aunque la producción de hidrógeno verde no presenta riesgos de exploración, la cadena de suministro para la exportación -almacenamiento, compresión, transporte, descompresión- es actualmente complicada e incipiente.

La magnitud del premio para Australia depende de la velocidad y la escala a la que se desarrolle el mercado mundial del hidrógeno; la horquilla es amplia 73 - 145 Mt en 2050 y las oportunidades son abundantes.

Sharma dijo: "Creemos que Australia puede superar el reto logístico del hidrógeno como lo hizo con éxito en los proyectos de gas de vetas de carbón a GNL, los camiones automatizados y las operaciones mineras por control remoto y los despliegues de CAC a gran escala. Sería crucial aprovechar la experiencia de los programas piloto de hidrógeno y una mayor inversión en investigación y desarrollo, un apoyo gubernamental coherente, asociaciones y acuerdos de compra de empresas japonesas y coreanas.

"Esta es una oportunidad única para que Australia aproveche sus recursos de energía renovable y se convierta en un actor dominante en el comercio de energía con cero emisiones de carbono. Sería difícil para las grandes economías asiáticas alcanzar los objetivos climáticos sin el suministro de energía limpia desde Australia".

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref
 
jooble trabajo para financieros
Visita MediaKit