China llegó primero a todas las materias primas y pone en dificultades los planes de inversión de EE.UU. - World Energy Trade

China llegó primero a todas las materias primas y pone en dificultades los planes de inversión de EE.UU.

China lleva gran ventaja en la consolidación de sus reservas estratégicas de cobre y otros commodities

China lleva gran ventaja en la consolidación de sus reservas estratégicas de cobre y otros commodities

Economía

Luego de aprobar un proyecto de ley de estímulo de 1,9 trillones de dólares, ahora el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha centrado su atención en un paquete amplio de inversiones en infraestructura, y eso significa que la nación necesitará cantidades mayores de productos básicos.

Estados Unidos requiere acero, cemento y asfalto para carreteras y puentes, y cobalto, litio y tierras raras para baterías. Sobre todo, necesita cobre en enormes cantidades.

 

El cobre en fundamental para los vehículos eléctricos que el presidente Biden ha dicho que comprará para la flota del gobierno, en las estaciones de carga para alimentarlos y en los cables que conectarán a la red las nuevas turbinas eólicas y granjas solares.

Cuando se trata de estos productos básicos, y el cobre en particular, Washington está un paso por detrás de Beijing.

FINANZAS ENERGÍA
¿Puede darse una fusión entre Chevron y ExxonMobil?

China fue el primer lugar donde golpeó el coronavirus, pero también fue el primer país del mundo en comenzar a recuperarse de la pandemia. A medida que el resto del mundo se bloqueó y los precios de las materias primas se desplomaron en marzo y abril de 2020, China inició una racha de compras masivas.

Los fabricantes, comerciantes e incluso el gobierno chino se acercaron a los mercados mundiales de productos básicos y compraron todos los commodities que pudieron, así no los necesitaran.

“Compraron mucho el año pasado y no creo que fuera únicamente para sus necesidades industriales”, dice David Lilley, un comerciante de cobre que es director gerente de Drakewood Capital Management, con sede en el Reino Unido.

 

Esta serie de compras también trataba de construir las reservas estratégicas de cobre necesarias para sus planes.

China importó 6,7 millones de toneladas de cobre en bruto el año pasado, un tercio más que el año anterior y 1,4 millones de toneladas más que el récord anual anterior.

El aumento interanual, por sí solo, es equivalente en escala a todo el consumo anual de cobre de los Estados Unidos.

Los comerciantes y analistas calculan que la poderosa y secreta Oficina de la Reserva del Estado de China compró entre 300.000 y 500.000 toneladas de cobre durante la caída de los precios.

Eso ya parece haber sido un intercambio inteligente. En parte gracias a las compras de China, los precios del cobre se han duplicado desde su nadir de marzo de 2020 a los niveles actuales de alrededor de US$ 9,000 la tonelada.

Pero algunos estiman que el cobre y otras materias primas tienen mucho más por recorrer. La combinación de un crecimiento global en recuperación y la generosidad del gobierno ha disparado el alza.

Los analistas de Wall Street están entusiasmados con un nuevo “superciclo” de materias primas, un período de precios por encima de la tendencia impulsados ​​por un cambio estructural en la demanda, comparable al auge liderado por China en la década de 2000 o al período de crecimiento global posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Hay consenso en que los precios van a subir

Para metales como el cobre, hay pocos desacuerdos en las predicciones de precios récord. Mark Hansen, de Concord Resources Ltd., una casa de comercio con sede en Londres, prevé que el cobre supere su récord anterior de US$ 10.190 para cotizar a US$ 12.000 la tonelada en los próximos 18 meses.

Trafigura Group, el principal comerciante de cobre, cree que el metal va a llegar a los US$ 15.000.

El estado chino ha estado invirtiendo enormes cantidades de dinero en infraestructura durante dos décadas, tanto que ahora el país representa alrededor de la mitad de la demanda mundial de muchos metales. Esto también lo ha obligado a ser más inteligente en sus compras de materias primas.

Las fundiciones de cobre de China se unen para manejar las negociaciones con los mineros del mundo.

Las entidades chinas, muchas de ellas de propiedad estatal, han comprado operaciones mineras en todas partes, desde la República Democrática del Congo y Perú hasta Indonesia y Australia. En los últimos años, también han estado comprando empresas comerciales internacionales.

En cuanto a lo que podrían llamarse los productos básicos del futuro, China también está a la vanguardia. Es, con mucho, el mayor productor mundial de tierras raras, fundamental en todo tipo de aplicaciones de alta tecnología.

Domina el procesamiento de las materias primas necesarias para fabricar baterías de iones de litio (litio, cobalto, níquel y grafito), que son los componentes básicos de la revolución de los vehículos eléctricos.

Solo el 23% de las materias primas de baterías del mundo se extraen en China, sin embargo, el 80% de su procesamiento intermedio si tiene lugar en China.

En su último plan quinquenal publicado en marzo, Beijing mostró cómo hará para fortalecer su sistema de reservas de energía y materias primas, incluso mediante el mantenimiento de reservas estratégicas.

Un funcionario de la oficina de reservas del país expuso los puntos de vista de Beijing sobre la seguridad de los productos básicos en un artículo publicado en una revista del Partido Comunista el año pasado: Almacena una variedad de productos básicos. Eso incluye los que escasean, los que tienen una alta dependencia de las importaciones, los que exhiben grandes fluctuaciones de precios y los producidos en países política y económicamente inestables, escribió el funcionario.

EE. UU. y su geopolítica respecto a materias primas

En los EE. UU., el manejo de la seguridad de suministro ha sido una preocupación periférica. Cuando Washington ha prestado atención a la geopolítica de las materias primas, se ha centrado en los recursos petroleros de Medio Oriente, e incluso esa relación ha cambiado a medida que la revolución del shale redujo la dependencia de Estados Unidos del petróleo importado.

El cobre y otros metales han sido una ocurrencia tardía. Si bien la demanda china de cobre se ha disparado en las últimas dos décadas, en Estados Unidos ha caído, señalan analistas de Macquarie Group Ltd.

La posible demanda adicional de materia prima

La proliferación de paquetes de estímulo significa que esto seguramente está a punto de cambiar. Si bien los detalles del impulso de infraestructura de Biden aún deben ser discutidos en el Congreso, la consultora CRU Group estima que US$ 1 trillón de gasto podría necesitar 6 millones de toneladas adicionales de acero, 110.000 toneladas de cobre y 140.000 toneladas de aluminio al año.

China ha estado observando las vulnerabilidades en su cadena de suministro de arriba a abajo durante un tiempo y ha aumentado sus reservas estratégicas. Mientras que en que en Occidente muy posiblemente ni siquiera hayan comenzado a pensar en eso. Todavía hay indiferencia sobre el suministro de materias primas.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref