China empieza a reducir sus reservas de materias primas para aliviar la presión inflacionaria global - World Energy Trade

China empieza a reducir sus reservas de materias primas para aliviar la presión inflacionaria global

China empieza a reducir sus reservas de materias primas para aliviar la presión inflacionaria global

El enorme poder que tiene Pekín sobre los metales no garantiza su capacidad para controlar los precios de las principales materias primas.

Economía

China ha venido actuando como ente regulador sobre las materias primas, con esto ha intentado ejercer control sobre el mercado de commodities. A través de esa política, en conjunto con la recuperación económica global post-pandemia, ha ocasionado que se disparen los precios del petróleo, metales como el cobre y el acero, tierras raras, alimentos y otros.

Desde el año pasado y en plena crisis del coronavirus, el gigante asiático ha sido acusado de acaparar materias primas, justificando que es para su propia economía y desarrollo, con los cual generó un rally alcista, que ha sido denominado por muchos como un nuevo superciclo de las materias primas.

La consecuencia ha sido una ola inflacionaria que ahora China busca revertir eliminando del mercado parte de sus reservas estratégicas.

¿Cómo quiere China lograrlo?

China está comenzando a vender grandes cantidades de metales industriales que formaban parte de sus reservas estatales, en un esfuerzo por aplacar el fuerte aumento de los precios en las fábricas, que han alcanzado un máximo de 13 años y están incrementado los temores de una inflación mundial, según informa The Wall Street Journal.

Ahora bien, otros factores también están contribuyendo al auge de los precios, cabe mencionar, el incremento de los fletes o la propia transición energética, que está encareciendo el precio de la energía.

China es el mayor comprador mundial de una variedad de productos industriales y, en consecuencia, es una parte importante de la demanda mundial. Ahora, Pekin está utilizando su poder en el mercado para tratar de sofocar el fuerte aumento que han tenido en los últimos 12 meses los precios mundiales de los metales, incluido el incremento del 65% en el cobre, un indicador de la salud macroeconómica.

China ha tomado medidas recientemente sobre materias primas como el cobre, aluminio y zinc, estas incluyen un programa de subastas públicas para procesadores y fabricantes de metales nacionales, según explicó el pasado miércoles la Administración Nacional de Alimentos y Reservas Estratégicas.

Las medidas tomadas se producen justo cuando algunos precios de metales, incluido el cobre, ya habían comenzado a caer en las últimas semanas, ante un cambio en el sentimiento del mercado, que considera que los precios no se justificaban con la realidad que viven esos metales.

La medida tomada por el principal organismo de planificación económica del país, se lleva a cabo con las compañías de procesado de metales no ferruginosos y de manufactura, para lo cual, los materiales serán entregados a las empresas de los mencionados sectores tras un procedimiento de subasta pública.

El enorme poder que tiene Pekín sobre los metales no garantiza necesariamente su capacidad para controlar los precios mundiales de las principales materias primas.

Aun así, la decisión es firme y pretende contribuir de una forma u otra a calmar una inflación que ha alcanzado el 5% en EEUU o el 2% en Europa.

La inflación es perjudicial para todos

No obstante, es en los mercados emergentes donde el alza de precios resulta más peligrosa, allí al incremento de las materias primas se suma la volatilidad de las divisas y estructuras económicas y demográficas más propensas a sufrir inflación. Naciones como India, Rusia, Brasil, Argentina, Turquía o Ucrania son algunos que pueden tener problemas con una inflación demasiado alta.

El mayor fabricante del mundo debe velar también por la salud económica de sus clientes si quiere mantener o incrementar sus exportaciones.

En general, una inflación muy alta es perjudicial para la economía mundial, y en particular para China, por un lado, encarece los costos de fabricación y por el otro, afecta la salud económica de sus principales clientes, a los cuales debe cuidar si quiere mantener o incrementar sus exportaciones.

Cero tolerancia

En las últimas semanas, los reguladores del país asiático han convocado a las compañías que suministran materias primas para evaluar la subida de los precios, que las autoridades también atribuyen a la especulación en los mercados.

El gobierno mostrará "tolerancia cero" para el comportamiento monopólico y el acaparamiento, dijo la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma después de que los líderes de los principales productores de metales fueran convocados, a finales de mayo, a una reunión en Beijing con varios departamentos gubernamentales.

Ha habido un ritmo constante de advertencias gubernamentales sobre las consecuencias de los precios de las materias primas que están cerca del nivel más alto en casi una década. Pero aparte de los cambios en las reglas de negociación en las bolsas de futuros, no ha habido mucha acción. Es probable que Beijing enfrente un "potencial agotamiento de las opciones políticas" para frenar el repunte, dijo Citigroup Inc. en una nota.

Warren Patterson y Wenyu Yao de ING Bank, explican que "un factor importante es el mensaje que las autoridades chinas están enviando al mercado, con sus esfuerzos por frenar el aumento de los precios de las materias primas". Hubo momentos en los que se temió por el suministro de cobre a nivel global.

El Consejo de Estado aseguró el mes pasado que tomaría medidas para garantizar un suministro adecuado y precios estables para las materias primas.

"Necesitamos mantener los precios básicamente estables y prestar especial atención a las tendencias de los precios de las materias primas", aseguró el viceprimer ministro chino, Liu He, después de que el índice de precios al productor de China subiera un 6,8% interanual en abril.

No obstante, ese indicador se aceleró al 9% en mayo, superando las previsiones de consenso de los economistas y alcanzando el ritmo más rápido desde septiembre de 2008. El aumento se produce cuando la inflación para los consumidores y los productores aumenta de forma drástica en Estados Unidos, Europa y otras importantes regiones del mundo.

Las compras masivas de China han afectado a los mercados de otras materias primas a nivel mundial. La fuerte subida del gas natural el invierno pasado, provocada por las enormes compras chinas, puso a varias zonas de Japón al borde de los apagones.

El cobre es considerado en gran medida como un referente de la salud macroeconómica debido a su versatilidad en aplicaciones industriales, ya ha caído un 9% desde que registró su máximo histórico a principios de mayo.

¿Serán suficientes las medidas chinas?

Varios analistas que incluyen a Goldman Sachs e ING dudan sobre la capacidad de China para influir en el mercado de una manera decisiva. No está claro si las ventas de metales afectarán suficientemente al aumento de la inflación de los precios al productor de China, aseguran los expertos.

La presión de la inflación industrial probablemente se mantendrá y representará riesgos adicionales para el crecimiento económico, así afirman economistas de Citigroup en una nota reciente, añadiendo que no hay una solución rápida, ni fácil para este rally de inflación impulsada por las materias primas.

La oficina de estadísticas de China ha atribuido el aumento también a materias primas no incluidas en las últimas subastas de metales, como el petróleo crudo y el hierro, materias primas que China consume con en grandes cantidades, y cuya capacidad de influencia en el mercado es inferior.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref