La caída del yuan amenaza los precios mundiales de las materias primas - World Energy Trade

La caída del yuan amenaza los precios mundiales de las materias primas

La caída del yuan amenaza los precios mundiales de las materias primas

La divisa china ha caído alrededor de un 3% frente al dólar en el último mes. Foto cortesía de Pixabay

Economía

La rápida caída del valor del yuan se suma a la larga lista de problemas a los que se enfrentan los precios mundiales de las materias primas.

China, el mayor importador de muchas materias primas, ya ha visto cómo la demanda se ha debilitado debido a que las restricciones al virus, la crisis inmobiliaria y los cortes de electricidad durante el verano han afectado considerablemente a la actividad económica. Y aunque el aumento de los costes de la energía debido a la guerra en Europa mantiene los precios globales al alza, el consumo está cayendo a medida que la economía mundial se ralentiza.

Viento en contra para las materias primas

Como el resto del planeta, China suele comprar las materias primas en dólares, la moneda de reserva mundial. Por ello, el debilitamiento del yuan a 7 o más por dólar aumenta los costes para los importadores, deprimiendo la demanda y obligando a bajar los precios.

Es un viento en contra para las materias primas en las que China es el mayor comprador, como el petróleo o el cobre, y aún más en los mercados en los que sus importadores representan la mayor parte de la demanda, como el mineral de hierro o la soja.

El impacto inmediato del abaratamiento del yuan debería ser modesto, ya que gran parte de las compras de China se realizan a través de acuerdos a largo plazo, dijo Jia Zheng, jefe de comercio e investigación de materias primas de Shanghai Dongwu Jiuying Investment Management Co. Pero un período más largo de debilidad afectará a los contratos futuros y, mientras tanto, enviará una señal de alarma a los mercados al contado que China utiliza para cubrir sus necesidades, dijo.

La divisa china ha caído alrededor de un 3% frente al dólar en el último mes, al acelerarse las pérdidas, y ha bajado más de un 8% este año.

La caída del yuan también podría suponer un problema para la financiación de las materias primas, en los casos en que los comerciantes chinos se hayan endeudado en dólares para realizar sus compras y ahora se vean obligados a pagar elevados costes de financiación.

Para algunos mercados, las circunstancias serán lo suficientemente apremiantes como para obligar a los importadores a absorber los costes de la divisa pase lo que pase, una tarea que resulta más fácil cuando son las empresas estatales las que realizan las compras.

Los comerciantes de gas natural, por ejemplo, no se verán disuadidos de adquirir más combustible si el gobierno se lo ordena para garantizar que se cubran las necesidades de calefacción en invierno. Las centrales eléctricas podrían encontrarse en la misma situación, dado que la demanda de carbón de alto contenido calórico supera la producción local.

Los estrechos lazos que Pekín mantiene con Moscú pueden ofrecer también descuentos en toda una serie de productos energéticos, desde el petróleo hasta el gas y el carbón, y la posibilidad de evitar el dólar realizando las transacciones en rublos o yuanes, algo que ya hemos visto en un acuerdo entre Gazprom y la petrolera CNPC.

Impulso a las exportaciones

Los exportadores chinos, por su parte, deberían beneficiarse de una moneda más débil, aunque hay menos áreas en las que son un proveedor dominante para el resto del mundo. Pero los ejemplos incluyen el aluminio, las tierras raras -utilizadas en imanes, electrónica y armas- y la energía limpia, especialmente los paneles solares.

En términos más generales, la amplia gama de fabricantes chinos que transforman los materiales en productos acabados para la exportación también debería beneficiarse, lo que podría elevar la demanda interna -y los precios- de artículos como los metales o el algodón. Y las refinerías de petróleo que se han visto afectadas por la compra de barriles en dólares también podrían tratar de recuperar su dinero exportando más productos como los plásticos.

Esto hace que el impacto neto de un yuan más débil en la economía china sea más difícil de cuantificar.

 

Noticia tomada de: rigzone /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / +1 786-448-7655 para hacérnoslo saber.

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref