El arma energética de Rusia está perdiendo fuerza - World Energy Trade

El arma energética de Rusia está perdiendo fuerza

El arma energética de Rusia está perdiendo fuerza

Un invierno inusualmente cálido en Europa ha frustrado hasta ahora los planes del Kremlin de subir los precios del petróleo y el gas.

Economía

Sin prisa, pero sin pausa, Rusia está perdiendo su guerra contra Ucrania, Los planes de Vladimir Putin se están desmoronando. Al mismo tiempo, está perdiendo a casi todos sus aliados políticos y económicos más importantes.

Además, está perdiendo una buena parte del mercado de sus exportaciones energéticas, que son la columna vertebral de la economía rusa. Euractive ha calificado la invasión ilegal rusa de Ucrania de "profundo error de cálculo" y afirma que "a nivel político, Putin está intentando influir en la agenda de la ONU, pero ha conseguido ser poco más que un paria".

Pero... Rusia no retrocederá en breve

Esto no significa, sin embargo, que la guerra haya terminado. Los expertos estiman que Rusia aún tiene almacenadas entre 1,3 y 1,5 millones de toneladas de munición de la era soviética. Al ritmo actual de bombardeos, este arsenal bastaría para aguantar hasta mayo o junio de este año.

Además, el país tiene una capacidad de producción anual de municiones de unas 500.000 toneladas. "Putin podría no escalar", informa Euractiv, "pero ganando tiempo apoyará una guerra de desgaste en lugar de aceptar el fracaso".


Síguenos en nuestro canal de YouTube, subimos contenido a diario.


Por supuesto, Rusia amenaza con una escalada. Mientras los líderes mundiales convergen para armar a Ucrania en apoyo del país asediado, Putin ha amenazado con desplegar el considerable poder nuclear del Kremlin. El ministro de Defensa, Sergei Shoigu, también ha dicho que Rusia no retrocederá, sino que desplegará más soldados y más infraestructura militar.

Sin embargo, muchos expertos creen que se trata de la retórica vacía de un equipo perdedor. En pocas palabras, no está claro si Rusia dispone de fondos para seguir prolongando esta guerra.

El hecho es que Rusia se está quedando sin dinero. Un invierno inusualmente cálido en Europa ha frustrado hasta ahora los planes de Putin de subir los precios del petróleo y el gas para financiar los considerables gastos militares de la nación.

El mes pasado, los ingresos de Rusia por exportación de combustibles fósiles cayeron un 17%, marcando su nivel más bajo desde antes de la invasión de Ucrania a principios del año pasado.

Golpe bajo para Rusia

La ronda más reciente de sanciones de la Unión Europea, impulsada por el buen tiempo, también ha golpeado al Kremlin donde más le duele: desde diciembre, los ingresos netos de Rusia por exportación de energía han disminuido 160 millones de euros (172 millones de dólares) al día.

Ciertamente los precios del gas siguen siendo altos, pero los precios de castigo y la escasez previstos no se han materializado, y el almacenamiento de gas natural de Europa se ha rellenado. Todavía cabe la posibilidad de que una ola de frío extremo y prolongado en los próximos meses incline la balanza a favor de Rusia, pero por ahora las previsiones son halagüeñas para el bloque europeo.

La mayoría de las predicciones de la industria apuntan ahora a que la temporada de recarga de los almacenamientos de gas en primavera y verano partirá de una base elevada, informó el Financial Times, calmando los temores de que el invierno 2023/24 pueda ser un desafío mayor dados los flujos rusos mucho más bajos en comparación con la primera mitad del año pasado.


Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.


Es más, otros productores de petróleo y gas están dando un paso al frente para llenar el vacío dejado por el debilitamiento de las importaciones rusas. Según Quartz, "Estados Unidos está superando a Rusia como principal proveedor de energía de Europa", aunque también advierte de que el mercado se va a estrechar a finales de este año, lo que significa que quizá sea demasiado pronto para celebrarlo.

China es uno de los principales factores de la volatilidad de los precios de la energía, y la reincorporación del país a la economía mundial tras poner fin por fin a su política de cero Covid podría dar un vuelco importante al mercado.

Teniendo esto en cuenta, es importante que Europa mantenga la vista en el horizonte. Aunque este invierno siga siendo suave, no hay garantías de que las exportaciones rusas de energía se mantengan lo suficientemente reprimidas como para poner fin pronto a la guerra.

La única forma real de ganar la guerra energética, según el Financial Times, es desprenderse de los combustibles fósiles y reforzar la capacidad nacional de producción de energía mediante soluciones resistentes al clima a más largo plazo, como la nuclear, la eólica y la solar.

 

Añade a nuestra página World Energy Trade a tu feed de Google News AQUÍ

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / +1 786-448-7655 para hacérnoslo saber.

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref