Alemania corre el riesgo de entrar en recesión al agravarse la crisis del gas ruso - World Energy Trade

Alemania corre el riesgo de entrar en recesión al agravarse la crisis del gas ruso

Alemania corre el riesgo de entrar en recesión al agravarse la crisis del gas ruso

Europa está buscando más suministros por gasoducto de sus propios productores ya que carece de la infraestructura para satisfacer todas sus necesidades de GNL

Economía

Alemania se enfrenta a una recesión segura si se interrumpe por completo el suministro de gas ruso, advirtió el martes un organismo del sector, ya algunos países como Italia y Alemania han activado la primera fase de alerta temprana de su plan de tres etapas para hacer frente a una crisis de suministro de gas.

Antes de la guerra en Ucrania, la UE dependía de Rusia para el 40% de sus requerimientos de gas, que en el caso de Alemania ésta se elevaba al 55%, lo que dejaba un enorme vacío en un mercado mundial del gas ya muy restringido. Ahora, incluso, algunos países están revirtiendo temporalmente sus planes de cierre de centrales eléctricas de carbón.

Después de que la invasión rusa de Ucrania pusiera la energía en el centro de una batalla económica entre Moscú y Occidente, los Estados de la Unión Europea, desde el Mar Báltico en el norte hasta el Adriático en el sur, han venido desarrollando medidas para hacer frente a una crisis de suministro.

Los precios mundiales del gas se han disparado, lo que ha provocado un aumento de la inflación y ha creado un mayor dolor de cabeza para los responsables políticos que intentan sacar a Europa del precipicio económico.

Previsión de crecimiento de Alemania a la baja

BDI, la asociación alemana de la industria, redujo el martes su previsión de crecimiento económico para 2022 al 1,5%, revisándola a la baja desde el 3,5% previsto antes de la guerra. Afirmó que la interrupción de los suministros de gas ruso haría inevitable la recesión.

El gas ruso se sigue bombeando a través de Ucrania, pero a un ritmo reducido, y el gasoducto Nord Stream 1 bajo el Báltico, una ruta vital de suministro a Alemania, está funcionando sólo al 40% de su capacidad, lo que, según Moscú, se debe a que las sanciones occidentales están obstaculizando las reparaciones. Europa dice que esto es un pretexto para reducir los flujos.

La ralentización ha dificultado los esfuerzos de Europa por rellenar las instalaciones de almacenamiento, que ahora están llenas en un 55%, para cumplir el objetivo de toda la UE de alcanzar el 80% en octubre y el 90% en noviembre, un nivel que ayudaría a pasar el invierno si el suministro se interrumpiera aún más.

El Ministro italiano de Transición Ecológica, Roberto Cingolani, dijo que Italia debía acelerar sus esfuerzos para recargar sus depósitos, y que Roma debía estudiar cómo ayudar a las empresas a financiar las compras de gas para su almacenamiento.

Una fuente del gobierno italiano dijo que una garantía estatal era una opción potencial para ayudar a reducir el coste de la financiación.

"Actualmente el gas es tan caro que los operadores no pueden invertir en él", dijo Cingolani.

El precio de referencia del gas en Europa cotizaba el martes en torno a los 126 euros (133 dólares) por megavatio hora (MWh), por debajo del máximo de este año, 335 euros, pero con un aumento de más del 300% respecto a su nivel de hace un año.

Alerta temprana en Europa

Italia, junto a otros países como Alemania, Dinamarca, Austria y Holanda, ha activado la primera fase de alerta temprana de su plan de tres etapas para hacer frente a una crisis de suministro de gas.

Como parte de los planes de contingencia de Alemania, el regulador del gas Bundesnetzagentur desveló los detalles de un nuevo sistema de subastas que comenzará en las próximas semanas, con el objetivo de animar a los fabricantes a consumir menos gas.

El jefe de la Bundesnetzagentur puso en duda que las actuales entregas de gas permitan al país pasar el invierno, aunque antes había dicho que no era el momento de declarar una emergencia total, o la tercera fase del plan de crisis.

El elevado precio europeo ha atraído más cargamentos de GNL, pero Europa carece de la infraestructura necesaria para satisfacer todas sus necesidades de GNL, un mercado que ya estaba saturado antes de la guerra de Ucrania.

Europa está buscando más suministros por gasoducto de sus propios productores, como Noruega, y de otros estados, como Azerbaiyán, pero la mayoría de los productores ya están llegando al límite de la producción.

Mientras la crisis se extiende por Europa, incluso un pequeño consumidor como Suecia se ha unido a los aliados europeos para poner en marcha la primera fase de su plan de crisis energética.

La agencia estatal de la energía dijo el martes que el suministro seguía siendo sólido, pero que estaba señalando "a los agentes de la industria y a los consumidores de gas conectados a la red de gas de Suecia occidental, que el mercado del gas está tenso y que puede producirse un deterioro de la situación del suministro de gas".

Suecia, donde el gas representó sólo el 3% del consumo de energía en 2020, depende del suministro de gas por tubería desde Dinamarca, donde las instalaciones de almacenamiento están ahora llenas en un 75%. Dinamarca activó el lunes la primera fase de su plan de emergencia.

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref