Alemania está en riesgo de un éxodo de sus fábricas por los altos precios de la energía - World Energy Trade

Alemania está en riesgo de un éxodo de sus fábricas por los altos precios de la energía

Alemania está en riesgo de un éxodo de sus fábricas por los altos precios de la energía

El FMI ya había advertido que Alemania será el país de G7 con los peores resultados este año

Economía

Una escasez de energía a gran escala podría poner en serio peligro el sector industrial alemán, el corazón industrial de Europa, ya que los productores de piezas de automóviles, productos químicos y acero del país luchan con los precios de la energía que están alcanzando nuevos máximos casi todos los días.

Los precios de la electricidad y el gas en Alemania se han duplicado con creces en sólo dos meses, y la electricidad a un año vista - una referencia para el continente - se ha disparado a 570 euros (573 dólares) por megavatio hora. Hace dos años, era de 40 euros.

El viernes, los futuros del gas natural europeo cotizaban a unos 242 euros por megavatio-hora en la bolsa TTF, diez veces más que en agosto de 2021.

El país dependía del gas de Rusia para alimentar sus centrales eléctricas y fábricas, pero ahora se está preparando para un reto sin precedentes para mantener las luces encendidas y las empresas en funcionamiento después de que Rusia recortara esos flujos. Los cierres temporales debidos a los altos precios ya se han visto antes, con la producción de fertilizantes y acero frenada en diciembre y marzo.

Ahora, los precios están experimentando un repunte aún más sostenido que está endureciendo la situación. El gas europeo para el próximo mes se estableció el jueves en un máximo histórico de 241 euros por megavatio-hora, unas 11 veces más de lo habitual para esta época del año.

Aunque el Gobierno está limitando en cierta medida los aumentos a los que se enfrentan los hogares, las empresas no son inmunes a estos costes crecientes, y muchas están dispuestas a repercutir los gastos en los clientes o incluso a cerrar por completo.

"Los precios están suponiendo una pesada carga para muchas empresas que hacen un uso intensivo de la energía y que compiten a nivel internacional", dijo Matthias Ruch, portavoz de Evonik Industries AG, el segundo mayor productor químico del mundo con plantas en 27 países.

La empresa está sustituyendo hasta el 40% de sus volúmenes de gas en Alemania por gas licuado de petróleo y carbón, y repercutiendo algunos costos más elevados a los clientes. Pero la idea de deslocalizar la planta no es viable, según un portavoz.

Sin embargo, hay pruebas de que la posición industrial de Alemania se está debilitando. En los seis primeros meses de este año, el volumen de las importaciones de productos químicos aumentó un 27% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del gobierno analizados por la consultora Oxford Economics. Simultáneamente, la producción de productos químicos cayó, con un descenso en junio de casi un 8% respecto a diciembre.

"Si la industria tiene que recurrir a la reducción de las semanas de trabajo y a la reducción de los salarios gracias a la crisis energética, es aquí donde me pongo nervioso", dijo Martin Devenish, antiguo director gerente de Goldman Sachs Group Inc. que ahora trabaja para S-RM Intelligence & Risk Consulting Ltd. "Los ingredientes para el malestar social están ahí y el riesgo de ello está infravalorado".

El Fondo Monetario Internacional también dijo el mes pasado que Alemania será el país del Grupo de los Siete con peores resultados este año debido a la dependencia de la industria del gas ruso.

El mayor productor de cobre de Europa, Aurubis AG, con sede en Hamburgo, pretende minimizar el uso del gas y repercutir los costos de la energía en los clientes, según declaró el 5 de agosto su director general, Roland Harings. El gigante azucarero Suedzucker AG diseñó planes energéticos de emergencia en caso de que Rusia cortara completamente el suministro de gas a Alemania, dijo un portavoz por correo electrónico.

BMW AG está intensificando sus preparativos para una posible escasez. El fabricante de automóviles, con sede en Múnich, cuenta con 37 instalaciones de gas que generan calor y electricidad en sus plantas de Alemania y Austria, y está considerando la posibilidad de utilizar los servicios públicos locales en su lugar.

La empresa de envases Delkeskamp Verpackungswerke GmbH tiene previsto cerrar una fábrica de papel en la ciudad norteña de Nortrup debido a los altos costes de la energía, y 70 trabajadores perderán su empleo.

Una subida prolongada de los precios de la energía puede acabar transformando el panorama económico del continente, según Simone Tagliapietra, miembro del grupo de reflexión Bruegel, con sede en Bruselas. Ante la situación energética, algunas industrias sufrirán graves tensiones y tendrán que replantearse su producción en Alemania e incluso algunas, en Europa.

 

Inscríbase gratuitamente a nuestro boletín semanal aquí.

 

No dude en ponerse en contacto con nosotros para darnos sugerencias y noticias. Es suficiente con enviar un mensaje a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / +1 786-448-7655 para hacérnoslo saber.

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref