Plantas y bacterias incrementan eficiencia de células solares - World Energy Trade

Plantas y bacterias incrementan eficiencia de células solares

Las proteínas responsables de la fotosíntesis ha sido el punto focal del trabajo.

Las proteínas responsables de la fotosíntesis ha sido el punto focal del trabajo.

Investigación, Desarrollo e Innovación
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La capacidad de absorción de luz de la biofotovoltaica o fotovoltaica orgánica, se ha incrementado gracias a la efectiva combinación de complejos de proteínas de distintas especies, pruebas que han llevado adelante investigadores de la Ruhr- Universität Bochum (RUB) en Alemania y el Instituto de Tecnología de Israel, encabezados por Volker Hartmann, como autor principal del estudio.

La investigación de los complejos de proteínas responsables de la fotosíntesis ha sido el punto focal del trabajo, junto a la importancia que ha tomado el tratar de replicar el proceso químico gracias al cual producen energía y otras sustancias a partir del CO2, el agua y la luz, gracias entre otras cosas a las células solares orgánicas.

Estas células solares orgánicas serán capaces, gracias a sus componentes biológicos, convertir en energía eléctrica la luz solar.

“En este tipo de estudios se usa el fotosistema II (PSII), un complejo proteínico presente en plantas, algas y bacterias; gracias a la luz, este elemento activa la fotólisis del agua produciendo oxígeno, protones (H+) y electrones (e-)” explicación publicada en el portal de ecoinventos.

Pero pese a los esfuerzos la luz solar solo puede ser utilizada en una parte, limitando la eficiencia del fotosistema II (PSII) en vista que a los complejos se les dificulta la conversión de luz verde en energía, por lo que se refleja dando a las plantas su color.

En la naturaleza la cooperación que permite la formación de proteínas especiales para recoger la luz funciona con éxito, pero aunque los científicos se les ha hecho difícil, han logrado estabilizar un super complejo multiproteico de PSII y foxicobilisomas para incorporarlo a nuevas estructuras de bioelectrodos.

 

 

 Te puede interesar: