Microesferas de sílice que enfrían placas solares e incrementan su eficiencia - World Energy Trade

Microesferas de sílice que enfrían placas solares e incrementan su eficiencia

Las microesferas podrían eliminar la mitad del calor acumulado en un panel solar típico en un día claro.

Las microesferas podrían eliminar la mitad del calor acumulado en un panel solar típico en un día claro.

Investigación, Desarrollo e Innovación
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Sabido es por científicos y tecnólogos que la eficiencia de una célula solar fotovoltaica se reduce con el incremento de la temperatura.  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
La Universidad de Illinois busca crear baterías de litio autocurativas

Pues bien, un equipo de investigadores de Barcelona y Madrid ha desarrollado un nuevo material (con microesferas de sílice autoensambladas) que es capaz de enfriar a otro emitiendo radiación infrarroja, sin ningún consumo de energía ni emisión de gases.

Según explica en su página oficial la agencia SINC (agencia pública estatal para la difusión de informacion científica), el material se podrá usar en dispositivos en los que un aumento de temperatura reduce el rendimiento, "como paneles solares o sistemas informáticos". Las microesferas podrían eliminar la mitad del calor acumulado en un panel solar típico en un día claro, "lo que sería suficiente para incrementar la eficiencia relativa de una celda solar en un 8%".  



Miembros del Grupo de Nanoestructuras Fonónicas y Fotónicas del Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2), grupo liderado por la profesora de la Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats (Icrea) Clivia M. Sotomayor Torres, en colaboración con el Grupo de Cristales Fotónicos del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC), han descrito "un nuevo material bidimensional capaz de eliminar calor, enfriando la superficie en la que se coloca sin ningún consumo de energía ni emisiones de gases de ningún tipo".

El trabajo ha sido publicado en Small, con Juliana Jaramillo-Fernández, investigadora postdoctoral Marie Slodowska-Curie CoFund en el ICN2, como primera autora. Según informa la agencia SINC, "el material se inspira en el eficiente mecanismo de regulación de temperatura de la Tierra, llamado enfriamiento radiactivo: aunque la Tierra se calienta por el Sol, también emite radiación infrarroja al espacio exterior, ya que este tipo de radiación no es capturada por la atmósfera".

Los granos de arena de los desiertos -continúa SINC- se encuentran entre los principales responsables de este fenómeno, que mantiene estable la temperatura media de nuestro planeta siempre y cuando no consideremos la acción humana. Pues bien, el material propuesto se vale del mismo principio. Los investigadores han demostrado que es capaz de enfriar en hasta 14ºC una oblea de silicio bajo la luz directa del Sol, mientras que un vidrio común solo baja la temperatura 5ºC. 

Matriz autoensamblada de esferas  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
La Universidad de Illinois busca crear baterías de litio autocurativas



El material está formado por una matriz autoensamblada de esferas de sílice de 8 µm de diámetro, como granos de arena un millón de veces más pequeños en volumen. Esta capa se comporta prácticamente como un emisor ideal de infrarrojos, proporcionando una potencia de enfriamiento radiativo de hasta 350 W/m2 para una superficie caliente, como por ejemplo un panel solar.

"Poniendo los datos en contexto -informa SINC-, esto podría eliminar la mitad del calor acumulado en un panel solar típico en un día claro, lo que sería suficiente para incrementar la eficiencia relativa de una celda solar en un 8%". Considerando la producción global de energía solar en 2017, este incremento de eficiencia representa suficiente energía para alimentar la ciudad de París durante un año entero.  

Los investigadores han revelado el potencial de enfriamiento radiativo de los cristales autoensamblados, demostrando que es necesaria una única capa de microesferas para alcanzar el rendimiento óptimo. El nuevo material es seis veces más fino que los materiales de enfriamiento radiativo actuales y evita el uso de plásticos.  

 

Noticia de: Energías Renovables

Te puede interesar: Reino Unido instalará cargadores inalámbricos para coches eléctricos en los próximos meses