Los aerogeneradores flotantes autónomos pueden generar energía a casi la mitad del coste - World Energy Trade

Los aerogeneradores flotantes autónomos pueden generar energía a casi la mitad del coste

Los aerogeneradores flotantes autónomos pueden generar energía a casi la mitad del coste

Su huella de carbono también es menor que la de los aerogeneradores estándar

Investigación, Desarrollo e Innovación

La empresa alemana Kitekraft está desarrollando turbinas eólicas voladoras que requieren 10 veces menos materiales para su desarrollo que las turbinas eólicas tradicionales. La empresa acaba de anunciar el éxito de las pruebas de vuelo, que describe como un "hito importante hacia nuestro primer producto de 100kW".

En su página web, Kitekraft explica que la menor necesidad de materiales para su turbina voladora -que utiliza un cable de sujeción en lugar de una enorme torre- permite reducir los costes de su energía a casi la mitad de la producida por los parques eólicos tradicionales a escala de megavatios.

Su huella de carbono también es menor que la de los aerogeneradores estándar, dice la empresa, en parte debido a que las grandes torres de aerogeneradores suelen transportarse por carretera.

Energía renovable eficiente con una fracción de la infraestructura

Para lograr sus objetivos, Kitekraft, que recientemente ha completado una fase en la empresa de aceleración tecnológica Y Combinator, ha desarrollado una aeronave híbrida autónoma que genera energía a través de ocho pequeños rotores a bordo.

La energía producida por la aeronave se envía por un cable a una unidad de tierra conectada a la red eléctrica.

Los creadores de Kitekraft afirman que su prototipo genera la misma energía que las puntas de las palas de los grandes aerogeneradores -la parte más rápida de la pala- con una fracción de la infraestructura necesaria.

En una entrevista concedida a FastCompany el año pasado, el codirector general de Kitekraft, Florian Bauer, explicó también que la tecnología puede adaptarse para ser utilizada en alta mar.

"Sólo se necesita una estación en tierra para la cometa, como una boya flotante", dijo. "No se necesitan cimientos, como una enorme torre que vaya al fondo del mar".

Si los vientos son demasiado fuertes, las cometas pueden bajarse simplemente para evitar que se dañen las máquinas. A continuación se pueden ver imágenes de los recientes vuelos de prueba de la empresa.

Kitekfraft pretende aumentar la frecuencia de sus pruebas

Tras las pruebas de funcionamiento autónomo realizadas por la empresa el mes pasado, el otro cofundador de Kitekfraft, Max Isensee, afirmó que "seguimos avanzando hacia el diseño final del producto".

Las pruebas significan que varios sistemas nuevos, entre ellos un perfil aerodinámico multielemento de gran elevación diseñado a medida, una veleta basada en imanes y ordenadores industriales de control de vuelo con Linux, están ya probados en vuelo.

Isensee explicó que la empresa puede ahora aumentar la frecuencia de sus vuelos de prueba y que, "en las próximas semanas, están programadas nuevas mejoras de hardware y software, así como pruebas de vuelo, para seguir ampliando los límites".

Para empezar, Kitefraft pretende desplegar sus máquinas en microrredes de islas remotas, donde el transporte de infraestructuras masivas de parques eólicos y otros sistemas de energía renovable no es factible.

Además, sus máquinas son menos molestas -apenas son visibles desde la distancia-, lo que significa que también podrían probarse en comunidades que se han opuesto a las propuestas de grandes parques eólicos.

En una entrada de blog realizada en septiembre de 2020, Bauer dijo que Kitekraft estaba tomando el relevo de otra empresa llamada Makani. Makani había trabajado en un proyecto de turbinas voladoras que ya no se lleva a cabo y decidió publicar miles de páginas de documentos técnicos como recursos de código abierto una vez que decidió dejar de desarrollar la tecnología.

Como dijo Bauer en su momento, esto es un "testimonio de la naturaleza impulsada por la misión" del trabajo que llevan a cabo empresas como Makani y ahora Kitekraft.

 

Noticia tomada de: Interesting Engineering /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref