Vehículos eléctricos: efecto potencial en las operaciones de IoT - World Energy Trade

Vehículos eléctricos: efecto potencial en las operaciones de IoT

La cantidad de vehículos eléctricos puede superar los 100 millones en la próxima década

La cantidad de vehículos eléctricos puede superar los 100 millones en la próxima década

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las empresas eléctricas y otros productores de energía son muy conscientes de los crecientes intereses de un público más ecológico. La proliferación de vehículos eléctricos indudablemente generará nuevas demandas en la infraestructura y las operaciones de la red actual.".  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
TritonEV se suma a la batalla de los vehículos eléctricos con un SUV de más de 1100 km de autonomía

Hoy día, hay más de 68.000 estaciones de carga EV en los EE. UU., según el Departamento de Energía de ese país. Esas estaciones necesitan entregar suficiente energía para mantener los aproximadamente 3 millones de vehículos eléctricos en funcionamiento. 

El Departamento de Energía estima que un EV necesita al menos 25 kWh por cada 100 millas recorridas. Para poner esto en perspectiva, es necesario considerar que un hogar promedio en los EE. UU. consume poco más de 30 kWh por día.

Las estimaciones de crecimiento son asombrosas: la Agencia Internacional de Energía (AIE) predice que para 2030 habrá 125 millones de vehículos eléctricos en las carreteras y caminos del mundo. Solo mirando a los EE. UU., un informe de BloombergNEF, Electric Vehicle Outlook 2019, sugiere que se venderán 28 millones de vehículos eléctricos en el país en 2030, con un crecimiento fijado en 56 millones para 2040.

Vehículos eléctricos: ¿se estiman problemas para la carga?

Por prometedor que parezca el panorama de la energía, a medida que el número de vehículos eléctricos se acerque a los cientos de millones, será necesario poner en línea más fuentes de energía eléctrica.

La cantidad de energía eléctrica que necesitan los vehículos eléctricos puede no ser el mayor problema que enfrentan las empresas de servicios públicos, debido a que evalúan la preparación de las redes para manejar las nuevas demandas. Tradicionalmente, uno de los mayores obstáculos que enfrentan las empresas de servicios públicos en su planificación es cómo adaptarse a los períodos de máxima demanda sin sobreproducir durante las pausas.

En la mayoría de las áreas, la mayor demanda eléctrica se produce durante las horas posteriores al trabajo y al anochecer cuando las familias regresan a casa y encienden electrodomésticos y televisores, y en los meses cálidos, encienden los aires acondicionados. En este punto, los vehículos eléctricos se suman solo a ese período pico, debido a que la tendencia natural es conectarse después de regresar a casa del trabajo. Si las estimaciones de crecimiento de EV están en el objetivo, ese período pico podría ser paralizante para algunas empresas de servicios públicos.

Carga de vehículos eléctricos mediante transmisión de datos

La empresa de origen español “Comunitaria.com de Servicios a las Comunidades S.L.” en conjunto con Cuerva han realizado una propuesta de prueba de concepto por medio de la red social YouTube con la finalidad de mostrarle a los usuarios la posibilidad de cargar cualquier vehículo eléctrico mediante la transmisión de datos al IOTA Tangle.

El proceso funciona con cualquier cargador que tenga la capacidad de soportar el protocolo abierto OCPP y sea ejecutado con la aplicación Supervecina.com. De acuerdo a esto, las personas que manejan la aplicación pueden activar y parar el proceso de carga; y así administran el consumo de energía por medio de WhatsApp.

El primer paso que se realiza es conectar el automóvil al toma corriente. Seguido de esto, la persona envía un mensaje por la red de mensajería instantánea WhatsAPP con la palabra “subir”. Ya terminado el proceso de carga, se muestra al usuario la energía consumida y el tiempo de carga que le queda al vehículo. Es importante tener en cuenta que actualmente esto solo aplica al salir del campo de datos.

IOTA Tangle almacena la energía consumida (en kWh), marca de tiempo, ID de transacción única y «cp_id» para identificar la fuente de la transacción de datos. La visualización y salida de información se realiza a través del navegador IAM MAM. También es importante tener en cuenta que la prueba de concepto todavía se basa en la red de prueba del desarrollador.

¿Vehículo eléctricos vendiendo exceso de energía?

Otro desarrollo intrigante relacionado con los vehículos eléctricos y su efecto potencial en las operaciones de IoT de las empresas de servicios públicos, es el concepto de vehículo a la red, o V2G, que permitiría a los vehículos electrificados bombear la electricidad almacenada en sus baterías de nuevo a la red y a las empresas de servicios públicos.

El proceso es muy parecido a los esquemas de recompra que existen en la actualidad en muchas áreas donde los consumidores con instalaciones solares pueden vender cualquier exceso de energía a la empresa de servicios públicos.

Sin embargo, lo que hace que V2G sea diferente es lo siguiente: debido a que la energía que los EV pueden enviar a una empresa de servicios públicos se almacena en baterías, es posible estas empresas vuelvan a comprar esa electricidad en momentos específicos de necesidad.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Airspeeder hará realidad las carreras de vehículos eléctricos voladores

"V2G es algo que hemos estado siguiendo durante seis o siete años", dijo Snell de E Source. "Se ha trabajado mucho en ello, pero nada se ha finalizado lo suficiente como para estar listo y lanzarlo el mercado".

V2G es un caso donde la tecnología requerida puede necesitar ponerse al día con el concepto para que funcione. Como señaló DeCotis, "el vehículo va a necesitar un inversor de dos vías y no soy consciente en este momento de que la infraestructura del vehículo tenga inversores de dos vías".

Conclusión – Desafíos a enfrentar

Un factor complicado es el crecimiento de los recursos de energía renovable que ya han gravado la infraestructura de la red y forzado cambios en la forma en que se gestiona el flujo de energía en esos entornos de Internet de las cosas. Al igual que los vehículos eléctricos, la energía renovable aún es incipiente, pero aumenta rápidamente.

Uno de los desafíos realmente grandes que se está viendo en este momento con las empresas de servicios públicos es que tienen estos pronósticos de carga para vehículos eléctricos, pero al mismo tiempo también predice una adopción mucho mayor de energía renovable. Entonces, el desafío estriba en ¿cómo lo manejan juntos?

 

 Te puede interesar: En Noruega sale al mercado la primera excavadora 100% eléctrica