Una empresa de energía eólica se declara culpable de matar al menos 150 águilas - World Energy Trade

Una empresa de energía eólica se declara culpable de matar al menos 150 águilas

Una empresa de energía eólica se declara culpable de matar al menos 150 águilas

La empresa fue condenada a pagar más de 8 millones de dólares en multas e indemnizaciones

General

Una empresa estadounidense de energía eólica que se declaró culpable de cargos penales federales tras la muerte de al menos 150 águilas, la mayoría cortadas por las palas de las turbinas, ha acordado gastar hasta 27 millones de dólares en esfuerzos para evitar más muertes.

ESI Energy, filial de NextEra Energy, uno de los mayores proveedores de energía renovable de EE.UU., se declaró culpable de violar la Ley del Tratado de Aves Migratorias (Migratory Bird Treaty Act, MBTA, por sus siglas en inglés), según informó el Departamento de Justicia estadounidense.

La ley federal prohíbe matar o dañar a las águilas.

La mayoría de las víctimas eran águilas reales, símbolo nacional de Afganistán, México, Egipto, Alemania y Escocia, aunque algunas eran águilas calvas, símbolo nacional de Estados Unidos, según los documentos judiciales.

El águila calva, una majestuosa ave que en su día se vio amenazada por el uso del insecticida DDT para ayudar a controlar las enfermedades durante la segunda guerra mundial, se ha recuperado lo suficiente como para que la especie fuera retirada de la lista nacional de especies amenazadas y en peligro de extinción en 2007.

El águila real, un ave de color marrón oscuro con plumas doradas en la parte posterior de la cabeza y el cuello, no se ha recuperado tan bien, ya que sufre la presión de los parques eólicos, las colisiones con vehículos, la destrucción del hábitat y los disparos ilegales.

La reaparición de ambas especies en Estados Unidos también se ha visto frenada recientemente por el envenenamiento por plomo derivado de la ingesta de balas de cazadores que quedan en los restos de fauna silvestre que hurgan.

El Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU. dijo el jueves que se estima que hay 316.700 ejemplares de águilas calvas en todo Estados Unidos, excluyendo Alaska y Hawai, y unas 40.000 águilas reales, principalmente en los estados del oeste.

"ESI reconoció además que al menos 150 águilas calvas y doradas han muerto en total desde 2012, a través de 50 de sus 154 instalaciones de energía eólica", dijo un comunicado del departamento de justicia.

Señaló que "se ha determinado afirmativamente que 136 de esas muertes son atribuibles a que el águila fue golpeada por la pala de un aerogenerador".

Las instalaciones de generación de energía eólica de la empresa en Estados Unidos están situadas en Wyoming, Nuevo México, Arizona, California, Illinois, Dakota del Norte y Michigan, entre otros estados.

Como parte del acuerdo, la empresa fue condenada el martes en Cheyenne (Wyoming) a pagar más de 8 millones de dólares en multas e indemnizaciones. También aceptó solicitar permisos que permitan la "captura inevitable" de águilas en sus instalaciones. Además, la empresa aceptó pagar 29.623 dólares cada vez que un águila muera o resulte herida en el futuro.

Por último, la empresa aceptó pagar hasta 27 millones de dólares por medidas destinadas a reducir al mínimo las muertes futuras. Esto incluye el cierre de las turbinas en los momentos en que es más probable que haya águilas, según los medios de comunicación.

El Departamento de Justicia remitió las preguntas de Reuters sobre el caso al US Fish and Wildlife Service (Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE.UU.), y un portavoz del FWS declinó el jueves hacer comentarios sobre el caso.

La presidenta y consejera delegada de NextEra, Rebecca Kujawa, dijo que, a medida que el mundo avanza en el cambio de su dependencia energética hacia las fuentes renovables, recurriendo más a los paneles solares, las turbinas eólicas y otras alternativas, las colisiones con las aves son accidentes inevitables.

"La realidad es que la construcción de cualquier estructura, la conducción de cualquier vehículo o el vuelo de cualquier avión conlleva la posibilidad de que se produzcan colisiones accidentales con águilas y otras aves como resultado de esa actividad", dijo Kujawa en un comunicado.

Hay soluciones, por ejemplo, Iberdrola pinta sus palas eólicas, en base a un estudio del Instituto Noruego para la Investigación de la Naturaleza, que estima una reducción del 70% de los avistamientos de aves tras la aplicación de esta medida.

 

Noticia tomada de: The Guardian /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref