Sueños flotantes: Portugal apuesta por los costosos parques eólicos y solares en alta mar - World Energy Trade

Sueños flotantes: Portugal apuesta por los costosos parques eólicos y solares en alta mar

Sueños flotantes: Portugal apuesta por los costosos parques eólicos y solares en alta mar

Los paneles solares del proyecto piloto del Parque Solar Fotovoltaico Flotante del Alto Rabagao se ven en la cuenca del río Rabagao, en Montalegre, Portugal. REUTERS/Miguel Pereira

General

Desde un colosal parque eólico que flota en medio de las agitadas olas del océano hasta cientos de paneles solares en la superficie de un embalse, Portugal está explorando formas innovadoras de impulsar las energías renovables.

El uso masivo de este tipo de proyectos puede ser todavía demasiado caro, pero los pioneros como Portugal se beneficiarán cuando los costes se reduzcan.

SeaRAY, una plataforma que puede convertir la energía del mar en electricidad
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
SeaRAY, una plataforma que puede convertir la energía del mar en electricidad

Bañado por el sol durante todo el año y bañado por el océano Atlántico, Portugal es visto por muchos del sector de las energías renovables como el lugar perfecto para captar energía gracias a su cóctel de recursos naturales: sol, viento y agua.

Los parques solares y las turbinas eólicas se incorporaron al paisaje portugués hace años, pero aunque alrededor del 70% de la electricidad generada procede de fuentes renovables, el país sigue dependiendo de la importación de combustibles fósiles para satisfacer sus necesidades energéticas.

La reducción de los combustibles fósiles se considera clave para cumplir el compromiso del Acuerdo de París de frenar el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados centígrados este siglo.

Mientras Europa se enfrenta a la subida de los precios de la electricidad debido al aumento mundial del precio del gas, Portugal -donde casi el 20% de la población tiene dificultades para mantener sus hogares abrigados- no renuncia a su sueño de "ser verde" y las soluciones flotantes podrían desempeñar un papel importante.

A unos 18 km de la costa de la ciudad portuaria de Viana do Castelo, al norte del país, tres gigantescas turbinas eólicas marinas, montadas en estructuras flotantes amarillas no menos gigantescas, están ancladas mediante cadenas en el fondo del Atlántico.

"Se trata de uno de los mayores parques eólicos flotantes del mundo", afirma José Pinheiro, director del proyecto WindFloat Atlantic, un consorcio en el que participan la francesa Engie, la portuguesa EDP Renovaveis, Repsol y Principle Power.

Pinheiro considera que se trata de un cambio de juego, no sólo para Portugal sino para el mundo.

La instalación de turbinas en aguas profundas, donde los vientos son fuertes, permite aprovechar más energía que las estructuras convencionales en tierra.

Con el tiempo, hará que la electricidad sea más barata y que Portugal dependa menos de los combustibles fósiles, dijo Pinheiro en el puerto, desde donde las cuadrillas de mantenimiento suelen desplazarse a las torres eólicas.

Camino hacia la sustentabilidad

Pero los retos persisten. Pinheiro no reveló el coste del proyecto, pero construir en alta mar siempre es caro.

Un estudio financiado por el Departamento de Energía de EE.UU. afirma que los costes de la energía eólica -tanto en tierra como en el mar- podrían disminuir hasta un 49% de aquí a 2050.

"La tecnología flotante madurará lo suficiente como para ser más rentable, lo que hará que los parques eólicos flotantes a gran escala aparezcan en nuestro horizonte", dijo Pinheiro.

Los parques eólicos marinos también se enfrentan a la oposición de las comunidades pesqueras, ya que no se les permite pescar alrededor de las plataformas ni cerca del cable submarino que las conecta con tierra.

"Estamos limitados al sur por los molinos de viento y al norte por la frontera" con España, dijo el veterano pescador Vasco Presa en un diminuto pueblo pesquero cerca de Viana do Castelo. "Por supuesto que esto nos afecta".

A dos horas en coche de Viana do Castelo, se están poniendo a prueba más soluciones flotantes.

La mayor empresa de servicios públicos de Portugal, EDP, instaló en 2017 una central solar fotovoltaica flotante -un total de 840 paneles solares- en las aguas de la presa del Alto Rabagao. Ahora está construyendo un parque similar más grande en la presa de Alqueva, en el sur.

Contemplando los paneles desde el interior de una embarcación, el director local de EDP, Nuno Guedes, afirmó que la colocación de plataformas solares flotantes en las presas tiene enormes ventajas, ya que complementa la generación hidroeléctrica, reutiliza las instalaciones existentes y evita el uso de más terreno.

"Cuando hay más sol tenemos menos agua, así que ambos recursos se complementan", dijo. "Esto nos ayudará en nuestro camino hacia la sostenibilidad y una sociedad descarbonizada".

 

Noticia tomada de: Reuters /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref