Minería verde de Bitcoin: Las grandes ganancias detrás de las criptomonedas "green" - World Energy Trade

Minería verde de Bitcoin: Las grandes ganancias detrás de las criptomonedas "green"

Minería verde de Bitcoin: Las grandes ganancias detrás de las criptomonedas limpias

Los mineros de bitcoin están comenzando a utilizar fuentes de energía alternativa que pudiera “limpiar” la mala reputación de esta cripto

General

El bitcoin es famoso por gastar suficiente electricidad como para añadir 40 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera al año, pero ahora un creciente grupo de mineros estadounidenses está desarrollando nuevas estrategias ecológicas y lucrativas que valen una fortuna.

Con países como China, Indonesia e Irán que están restringiendo severamente la minería de bitcoin o prohibiéndola por completo, la oportunidad para los productores estadounidenses nunca ha sido mayor.

De una cuota del 4% hace dos años, EE.UU. se ha convertido en el segundo mayor minero del mundo, representando ahora el 17% de todos los nuevos bitcoin, según el Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge.

A pesar de todas las supuestas ventajas del bitcoin, también está claro que la moneda es un desastre medioambiental.

Dependiendo del costo del bitcoin, en donde un precio más alto atrae a más mineros, su red global consume entre 8 y 15 gigavatios de energía continua, según Cambridge. La ciudad de Nueva York funciona con sólo 6 gigavatios, y el país de Bélgica con 10.

La cantidad exacta de carbono que se libera a la atmósfera por la minería de bitcoin depende totalmente de la fuente de energía que se utilice. Pero la contaminación no es insignificante.

Para desbloquear un solo bitcoin, los mineros deben alimentar sus máquinas con unos 150.000 kwh, suficiente energía para abastecer a 170 hogares promedio estadounidenses durante un mes.

Resulta especialmente frustrante que el alto consumo de energía no sea un error de Bitcoin, sino una característica.

Es cierto que una parte de la electricidad se utiliza para validar las transacciones, pero gran parte se desperdicia resolviendo problemas matemáticos totalmente inútiles. Esta "prueba de trabajo" es simplemente una forma de crear escasez artificial, haciendo que sea demasiado caro para cualquier grupo acaparar o manipular el mercado.

Cuando el Bitcoin alcanzó un máximo de US$ 64.654 en abril, su red gastaba suficiente energía para mantener las luces encendidas en toda Georgia.

Es poco probable que la minería de bitcoin consuma mucha menos energía. Su algoritmo obliga a los mineros a competir para desbloquear cada nueva moneda, y esa competencia continuará hasta que se extraiga el último bitcoin, en algún momento de 2140.

Registrar una transacción en la cadena de bloques de bitcoin requiere un millón de veces más energía que procesar una en la red bancaria de Visa.

¿Un Bitcoin ecológico?

Para ver lo ecológico que puede ser el bitcoin, se puede mirar al Estado de Texas, cuya red eléctrica independiente falló durante la profunda helada del invierno pasado.

Decenas de centrales eléctricas quedaron fuera de servicio, causando miles de millones de dólares en daños materiales, y altas facturas mensuales de electricidad, algunos clientes minoristas recibieron facturas de hasta US$ 17.000. Sin embargo, es poco lo que se ha hecho para reformar el sistema eléctrico.

Afortunadamente, el libre mercado parece venir al rescate, con 16 gigavatios de nuevos proyectos eólicos y solares que se construirán en el oeste de Texas sólo durante el próximo año.

En condiciones normales, esto supondrá mucha más electricidad de la necesaria para cubrir el déficit de demanda de Texas.

Pero esta generación también garantizará que haya suficiente energía para eventos extremos como tormentas de hielo y olas de calor en verano.

También los mineros de Bitcoin están actuando como una especie de amortiguador para esta nueva energía verde. Compran el exceso de energía cuando no se necesita, y luego apagan sus equipos de minería cuando la demanda aumenta, devolviendo la energía a la red.

Aquí está la clave: estos mineros han celebrado los llamados contratos de respuesta a la demanda con la red de Texas, mediante los cuales acuerdan, a cambio de reembolsos, apagar sus computadoras en cualquier momento durante los momentos de máxima demanda de energía. Esto hace que en algunos casos, los costos de energía promedio bajen a menos de 2 centavos por kwh, por un costo de minería cercano a US$ 2.000 por bitcoin.

La operación minera de bitcoin más grande de Estados Unidos también se encuentra en Texas, operada por Riot Blockchain que cotiza en bolsa, con capitalización de mercado de US$ 3 mil millones, está ubicada en Rockdale, al noreste de Austin, cerca de una interconexión gigante que mueve 5.000 MW de energía de la red a través de un laberinto de transformadores y alta tecnología.

Riot aprovecha directamente esta interconexión para extraer 300 MW que alimenta 120.000 computadoras de minería de alta velocidad apiladas en estantes de 30 pies de alto en tres edificios estrechos, cada uno más largo que dos campos de fútbol.

La construcción está en marcha para expandirse a 750 MW, con 130.000 máquinas más que se instalarán a fines de 2022.

Riot tiene un contrato de diez años para comprar toda la energía que necesita en Rockdale a una ganga de 2,5 centavos por kwh, contando con un descuento de 0,5 centavos por kwh que obtiene por participar en la respuesta a la demanda.

Crusoe Energy Systems está haciendo una apuesta verde aún mayor, que ha recaudado US$ 250 millones, principalmente para extraer bitcoin en medio de campos remotos de petróleo y gas en seis estados, incluidos Nuevo México, Texas y Dakota del Norte.

Crusoe ha desplegado 45 contenedores de envío llenos de computadoras de minería de bitcoin, que funcionan con gas natural que de otro modo se habría quemado, fluyendo a la atmosfera y con el calentamiento global.

Aunque Chase Lochmiller, el cofundador de Crusoe Energy Systems, admite que subestimaron las complejidades operativas del negocio ya que la puesta en marcha ha encontrado un desafío para mantener los contenedores esparcidos por el vasto paisaje, particularmente durante el calor del verano.

Si bien es poco probable que Crusoe alcance el tamaño y la rentabilidad de Riot, las operaciones ya están desviando 10 millones de pies cúbicos por día de gas que de otro modo se quemaría.

"Creemos que la mejor manera de mejorar la economía del carbono de un campo petrolífero es agregar algunas plataformas bitcoin", dice Chase Lochmiller.

Criptomonedas, ¿Qué son?

De acuerdo a Wikipedia, por criptomoneda, criptodivisa o criptoactivo se entiende que es un medio de intercambio digital que utiliza una fuerte criptografía para asegurar las transacciones, controlar la creación de unidades adicionales y verificar la transferencia de activos mediante tecnologías de registro distribuido.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref