La nueva maravilla del mundo es un aeropuerto que funciona con energía limpia - World Energy Trade

La nueva maravilla del mundo es un aeropuerto que funciona con energía limpia

La superficie del nuevo aeropuerto equivale a 25 campos de fútbol

La superficie del nuevo aeropuerto equivale a 25 campos de fútbol

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El nuevo aeropuerto más grande del mundo, el Aeropuerto Internacional de Pekín-Daxing, fue puesto en funcionamiento recientemente luego de haber recibido una inversión de 120,000 millones de yuanes o 17,500 millones de dólares. Si se cuentan los empalmes ferroviarios y de carreteras, serían 400,000 millones de yuanes (US$ 56,500 millones apróximadamente). Es una estructura de 1,4 millones de metros cuadrados de ancho, el equivalente a 97 campos de fútbol que se comenzó a construir en diciembre de 2014. 

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
NIO, el 'Tesla chino' se encuentra en cifras rojas en China

La nueva terminal aérea consumirá menos energía, gracias al sistema de ahorro que le fue instalado, el cual le permite combinar el uso de la energía solar y la geotérmica con fuentes de energía tradicionales, por lo que se espera cubrir al menos un 10 % del consumo de energía anual con energía renovable con un 1 % de contribución al sistema fotovoltaico. Pero además es considerada por el periódico británico The Guardian como la primera de las nueve siete maravillas del Mundo. 

Según la Comisión Municipal de Desarrollo y Reforma de Pekín, la combinación energética en varias funciones del terminal aéreo, permitirá impulsar el desarrollo de sistemas fotovoltaicos y aplicación de energías renovables en el campo de la aviación civil. Proyecto de 5,61 MWp que llevó adelante FusionSolar Smart PV de Huawei, con el cual después de la conexión a la red, anualmente se inyectarán 6,1 GWm de energía verde a la red eléctrica o su equivalente en ahorro de carbón que representa unas 1.900 toneladas, permitiendo además anualmente el ahorro de 966 toneladas de emisiones de CO2 y 14,5 toneladas de emisiones de SO2. 

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Google sorprende con $150 millones para energías renovables

La planta fotovoltaica con la solución de FusionSolar Smart PV se convertirá en una excelente fuente de energía verde, en las zonas del aeropuerto donde sea utilizada, porque permitirá la integración de tecnologías de información digitales de última generación, con mayor rendimiento, operaciones y mantenimiento inteligentes, pero especialmente seguridad, uno de los temas más importantes en cualquier aeropuerto. Por ejemplo, la tecnología de interruptor de circuito por falla de arco (AFCI, por sus siglas en inglés) accionada por IA y el diseño sin fusibles pueden eliminar el riesgo de incendio. Además, los equipos aeroportuarios no se verán afectados por radiaciones electromagnéticas menores, así como el diagnóstico inteligente de la curva corriente-voltaje. 

Figura 1. La obra arquitectónica tiene cinco pisos de altura.

Los sistemas fotovoltaicos instalados en los techos del aeropuerto están conectados a la red de distribución en el área de carga, la pista y el área de jets comerciales. Cuenta con ocho mil ventanas y se espera generar hasta 6,1 millones de kilovatios por hora de electricidad al año. Adicional a ello en sus instalaciones se podrá recolectar 100 % del agua de lluvia y se contará con una granja solar. 

La estratégica ubicación de bombas de calor geotérmico permitirá que se alimenten los sistemas de calefacción y refrigeración del terminal, además de los vehículos de energía limpia que operarán en él. 

La estrella de mar futurista como está siendo conocida la obra, desde su diseño inicial llevado adelante por la arquitecta Iraki Zaha Hadid cuenta con cinco vestíbulos conectados en el centro, y es el primero según el ingeniero jefe de la terminal Li Jianhua como el primer aeropuerto del mundo que cuenta con un tren de alta velocidad que pasa por la terminal principal, además de contar con seis estaciones de metro que llegan también a esa terminal. 

La distribución de las siete pistas de aterrizaje estratégicamente ubicadas complementan el diseño original, aunque inició operaciones con cuatro, permitirá dar cabida a líneas aéreas que ofrecerán más de 112 destinos, facilitando la movilización de al menos 72 millones de pasajeros y cuatro millones de toneladas de carga por año, según las expectativas de sus constructores para el 2025. 

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Ford: prueba piloto con Geofencing y Blockchain se extiende

El diseño esta realizado de tal manera que los pasajeros no caminen más de ocho minutos para embarcarse en el avión y se ha reforzado especialmente la seguridad en todo momento, permitiendo además que la experiencia de viajar por este terminal sea autónoma y sin papeles, según declaraciones del portavoz del proyecto de construcción Zhang Ry. Se utilizará el reconocimiento facial a tiempo real de los pasajeros, y se contará con un sistema de radiofrecuencia RFID para el equipaje, lo que permitirá al pasajero saber en todo momento dónde está, desde su smartphone, así como puestos automatizados de check-in.

 

Te puede interesar: El avance tecnológico que puede dar fin a las baterías de iones de litio