La COP26 arranca en Glasgow en medio de fuertes divisiones sobre los objetivos climáticos - World Energy Trade

La COP26 arranca en Glasgow en medio de fuertes divisiones sobre los objetivos climáticos

La COP26 arranca en Glasgow en medio de fuertes divisiones sobre los objetivos climáticos

Max Colchester, del WSJ, informa desde Glasgow sobre las difíciles decisiones políticas que se avecinan. Foto: Phil Noble/Zuma Press

General

Los líderes mundiales que negocian las estrategias climáticas en la COP26 se enfrentan a una serie de retos después de que la cumbre del G-20 presentara unos resultados poco concretos. La reunión del G-20 en Roma no avanzó mucho después de reunirse este fin de semana para definir los objetivos climáticos específicos que muchos esperaban que facilitaran los debates en Escocia.

GLASGOW — Los líderes de más de 100 países han iniciado en Escocia las conversaciones sobre el clima en el marco de la COP26, enfrentándose a las grandes lagunas existentes sobre cómo reducir las emisiones lo suficientemente rápido como para evitar los efectos más destructivos del calentamiento global.

La cumbre de las Naciones Unidas se inauguró el lunes, un día después de que los líderes del G-20 hicieran escasos progresos durante el fin de semana en la definición de objetivos climáticos específicos que muchos esperaban que facilitaran los debates en Escocia. Los líderes llegaron a un acuerdo para poner fin a la financiación de centrales eléctricas de carbón en el extranjero que no estén equipadas con tecnología para capturar y almacenar las emisiones de dióxido de carbono. Pero no llegaron a un acuerdo sobre los objetivos para eliminar las subvenciones a los combustibles fósiles o su dependencia respecto al carbón, una de las mayores fuentes de emisiones de dióxido de carbono.

la cop26 arranca en glasgow en medio de fuertes divisiones sobre los objetivos climaticos grafica 13288

Figura 1. El Presidente Biden a su llegada a las conversaciones sobre el clima de la COP26 en Glasgow este lunes. Fuente: KEVIN LAMARQUE/REUTERS

Las negociaciones han enfrentado a las naciones desarrolladas con las que están en vías de desarrollo, y ambas partes han discutido sobre qué países deben asumir la carga de las nuevas reducciones de emisiones. Estados Unidos y Europa quieren que los grandes países en desarrollo reduzcan sus emisiones más rápidamente. China, el mayor emisor de gases de efecto invernadero, ha dicho que empezará a reducir las emisiones antes de 2030, mientras que los funcionarios occidentales han pedido a China que acelere ese plan.

Esa división no se limitó significativamente tras la cumbre del G-20 en Roma. A última hora del domingo, las autoridades estadounidenses intensificaron la presión sobre China y otros países reacios, al tiempo que tomaban medidas para convencer a los participantes de que el gobierno de Biden tenía la capacidad de cumplir con sus propios esfuerzos de reducción de emisiones, a pesar de su accidentado historial en anteriores acuerdos sobre el clima y de la profunda división que existe en el Congreso de Washington.

El gobierno de Biden presentó el lunes un nuevo esquema de estrategia que detalla cómo Estados Unidos alcanzará su objetivo de emisiones netas cero para 2050. "Estamos dando un paso adelante que va a hacer extremadamente difícil que los ciudadanos no aumenten su ambición", dijo el enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry.

En declaraciones a los periodistas en el Air Force One, mientras el Presidente Biden volaba de Italia a Escocia, el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, dijo que se habían producido avances en el G-20, pero citó a China como un "elemento atípico significativo". Dijo que China y otros países tienen la obligación de hacer más.

"Estados Unidos está dando un paso adelante para hacer su parte", dijo el Sr. Sullivan. "Los principales aliados de Estados Unidos: Japón, Corea, la Unión Europea, Canadá, otros están dando un paso adelante para hacer su parte. Y ahora la pregunta es si algunos de los países restantes harán lo propio". Biden ya había señalado a Arabia Saudí y a Rusia como países que deben hacer más.

Al dirigirse a los líderes en la ceremonia de apertura de la cumbre, el primer ministro británico Boris Johnson, anfitrión de la conferencia, dijo que al mundo se le estaba acabando el tiempo y les instó a tomar medidas contra el cambio climático.

"Hoy estamos en la misma situación que James Bond", dijo, en referencia al espía británico de ficción que suele salvar el día en el último minuto después de que "un reloj digital marque la hora sin remedio".

El objetivo de la cumbre de Glasgow es elaborar un plan para reducir las emisiones a niveles que los científicos esperan que limiten el calentamiento global a menos de 2 grados celsius, y preferiblemente 1,5 grados, por encima de las temperaturas de la era preindustrial. Según la ONU, los actuales planes de reducción de emisiones de los gobiernos sitúan al mundo en la senda de los 2,7 grados de calentamiento, y algunas de las mayores economías, como la de Estados Unidos, no han puesto en marcha las políticas necesarias para cumplir sus objetivos de reducción de emisiones.

la cop26 arranca en glasgow en medio de fuertes divisiones sobre los objetivos climaticos grafica2a 13288

Figura 2. El primer ministro británico, Boris Johnson, a la izquierda, y el secretario general de la ONU, António Guterres, saludan al primer ministro indio, Narendra Modi, en la cumbre del clima COP26 que se celebra este lunes en Glasgow. Fuente: CHRISTOPHER FURLONG/GETTY IMAGES.

Los países en desarrollo sostienen que las naciones desarrolladas -en particular Estados Unidos- son responsables de la mayor parte de las emisiones de dióxido de carbono, que se acumulan en la atmósfera y provocan el calentamiento durante décadas. Quieren que Estados Unidos, Europa, Japón y algunas otras naciones reduzcan sus emisiones más rápidamente. Para cumplir sus objetivos en materia de adopción de energías renovables, los países en desarrollo se preparan para pedir un gran aumento de la ayuda financiera de las naciones ricas. Las naciones africanas ya han hecho pública su demanda: más de 1,3 billones de dólares anuales a partir de 2030.

A los negociadores de los países en desarrollo les preocupa el compromiso de Estados Unidos en la lucha contra el cambio climático a largo plazo. Estados Unidos se ha retirado en dos ocasiones de los acuerdos de la ONU sobre el cambio climático: primero en el Protocolo de Kioto con el presidente George W. Bush y luego en el acuerdo de París de 2015 con el presidente Donald Trump. Después de volver a firmar el acuerdo de París, Biden está luchando por aprobar sus propios planes climáticos en el Congreso.

Después de reunirse con el Sr. Kerry a mediados de abril, los miembros del equipo climático de China expresaron su escepticismo en privado hacia la promesa del Sr. Biden de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos entre un 50% y un 52% con respecto a sus niveles de 2005 para 2030, según personas familiarizadas con la discusión. Los chinos no creen que el objetivo sea realista y dicen que los estadounidenses no tienen una hoja de ruta concreta, según estas personas.

Otros países clave que son grandes productores de combustibles fósiles se oponen a un rápido abandono de los mismos. La estrategia de Arabia Saudí durante las conversaciones de la COP26 se basará por completo en lo que denomina economía circular del carbono, o CCE, según personas familiarizadas con el asunto. El ministro de Energía del país, el príncipe Abdulaziz bin Salman, cree que el reino debe seguir invirtiendo en hidrocarburos junto con la reforestación y la tecnología de captura de carbono.

Otro punto conflictivo es India, el tercer mayor emisor después de Estados Unidos y China. No ha presentado un plan de emisiones actualizado, como se exige cada cinco años en el acuerdo de París. El gobierno indio tampoco ha dado un paso que los científicos consideran crucial: establecer un objetivo de gases de efecto invernadero netos, lo que significa que las emisiones se han reducido lo suficiente como para ser compensadas por completo por medios naturales y otros medios de absorción de la atmósfera.

 

Noticia tomada de: The Wall Street Journal /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref