El proyecto de fusión nuclear más grande del mundo comienza a ensamblarse en Francia - World Energy Trade

El proyecto de fusión nuclear más grande del mundo comienza a ensamblarse en Francia

La primera pieza del tokamak Iter se bajó a su lugar.

La primera pieza del tokamak Iter se bajó a su lugar.

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

El proyecto tiene como objetivo mostrar que la energía de fusión limpia puede ser generada a escala comercial

El proyecto de fusión nuclear más grande del mundo comenzó su fase de ensamblaje de cinco años el martes en el sur de Francia, y se espera que el primer plasma ultra caliente se genere a finales de 2025.

El proyecto ITER (Reactor Termonuclear Experimental Internacional) de 20.000 millones de euros (18.200 millones de libras esterlinas) replicará las reacciones que alimentan el sol y tiene por objeto demostrar que la energía de fusión puede generarse a escala comercial.

La central nuclear más antigua de Francia será desconectada
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
La central nuclear más antigua de Francia será desconectada

La fusión nuclear promete una energía limpia e ilimitada pero, a pesar de 60 años de investigación, todavía tiene que superar los desafíos técnicos de aprovechar cantidades tan extremas de energía.

Se utilizarán millones de componentes para montar el reactor gigante, que pesará 23.000 toneladas, y el proyecto es el esfuerzo de ingeniería más complejo de la historia. Casi 3.000 toneladas de imanes superconductores, algunos más pesados que un jumbo jet, estarán conectados por 200 km de cables superconductores, todos mantenidos a -269C por la planta criogénica más grande del mundo.

El presidente francés, Emmanuel Macron, lanzó la fase de montaje, junto con figuras de alto nivel de los miembros de Iter, la UE, el Reino Unido, China, India, Japón, Corea, Rusia y los Estados Unidos. Shinzo Abe, el primer ministro japonés, dijo: "Creo que la innovación desestabilizadora desempeñará un papel clave en el tratamiento de los problemas mundiales, incluido el cambio climático, y en la realización de una sociedad sostenible libre de carbono".

"Permitir el uso exclusivo de energía limpia será un milagro para nuestro planeta", dijo Bernard Bigot, director general de Iter. Dijo que la fusión, junto con la energía renovable, permitirá que el transporte, los edificios y la industria funcionen con electricidad.

Pero Bigot dijo: "Construir la máquina pieza por pieza será como armar un rompecabezas tridimensional en una intrincada línea de tiempo [y] con la precisión de un reloj suizo". El proyecto Iter fue concebido en 1985 pero ha sufrido retrasos.

La fusión nuclear

La fusión nuclear libera grandes cantidades de energía cuando los átomos pesados de hidrógeno se fusionan, pero esto requiere una temperatura de 150 millones de grados Celsius, 10 veces más caliente que el núcleo del sol. El combustible de hidrógeno se obtiene del agua de mar y sólo se necesitan unos pocos gramos, pero se necesitan enormes imanes para contener el plasma en una cámara de vacío en forma de dona conocida como tokamak.

Al igual que los reactores de fisión nuclear convencionales, el proceso en sí mismo no produce dióxido de carbono que calienta el clima, pero los reactores de fusión no pueden fundirse y producir mucho menos residuos radiactivos.

El proyecto Iter será el primero en lograr un plasma "quemante" o autocalentable y se espera que genere 10 veces más calor del que se introduzca, mucho más que cualquier intento anterior. También utilizará una cantidad significativa de energía eléctrica cuando esté funcionando, para alimentar los imanes e instrumentos científicos, pero se pretende que sea una prueba de concepto de fusión a gran escala, no un diseño para un futuro reactor comercial.

Entre los componentes que se están ensamblando se encuentra el criostato de 30 metros de diámetro, fabricado por la India, que rodea el reactor y lo mantiene a la temperatura extremadamente baja requerida. Uno de los electroimanes, llamado solenoide central y construido por los EE.UU., tendrá el poder magnético para levantar un portaaviones.

Existen numerosas empresas del sector privado que persiguen la fusión nuclear a través de dispositivos mucho más pequeños, entre ellas Tokamak Energy, con sede en el Reino Unido y que ha recaudado 117 millones de libras esterlinas en inversiones.

Su vicepresidente ejecutivo, David Kingham, dijo: "Acogemos con satisfacción el progreso en Iter, que vemos como un gran proyecto científico y un gran apoyo a los dispositivos Tokamak."

"Pero estamos convencidos de que es posible un progreso más rápido, impulsado por la necesidad de más energía libre de carbono y posibilitado por la inversión privada, los diseños modulares, los nuevos materiales y las tecnologías avanzadas", dijo. Los ingenieros de Iter dijeron que su proyecto gigante es del tamaño que las tecnologías probadas pueden ofrecer.

Otras compañías de fusión nuclear incluyen Tri Alpha Energy, que aprovecha la tecnología del acelerador de partículas y está trabajando con Google, General Fusion, que utiliza un vórtice de plomo y litio fundido para contener el plasma y está respaldada por Jeff Bezos de Amazon y First Light Fusion.

 

Noticia tomada de: The Guardian / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

 

Te puede interesar: