Cómo financiar la transición hacia un futuro de energía 100% renovable - World Energy Trade

Cómo financiar la transición hacia un futuro de energía 100% renovable

El desafío es implementar una política sin causar daños involuntarios a la economía y el entorno.

El desafío es implementar una política sin causar daños involuntarios a la economía y el entorno.

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los bancos de desarrollo desempeñan un papel fundamental en la financiación de proyectos de energía sostenible. Esto no es tan simple como parece. 

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) anunció recientemente que dejará de financiar proyectos de energía de combustibles fósiles después de 2021. Esto fue anunciado como una gran noticia por los activistas climáticos de todo el mundo, pero el desafío es implementar esta política sin causar daños involuntarios a la economía y el entorno.  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
ABB se asocia con State Grid de China para integrar energías renovables a gran escala

"La intención es buena y se alinea con la visión de Wärtsilä de un futuro de energía 100% renovable", dice Tuomas Haapakoski, Director de Servicios Financieros de Wärtsilä. “Sin embargo, me preocupan las implicaciones de esta política para los diferentes sistemas de energía cuando se implementa en proyectos individuales. La decisión del BEI, similar a la Taxonomía de la UE para las finanzas sostenibles, por ejemplo, intenta enviar una señal fuerte y proporciona reglas simples sobre lo que es "verde" o "no verde", pero el mundo real no funciona así. Los proyectos no se realizan de forma aislada, sino siempre en un contexto de un sistema de energía único".  

Otros bancos multilaterales de desarrollo también están cambiando su enfoque hacia las finanzas sostenibles. El Banco Mundial ha establecido una meta para que el 28% de su financiamiento se destine a iniciativas que tengan beneficios ambientales, mientras que el Banco Africano de Desarrollo tiene una meta del 40%. En lugar de prohibiciones generales sobre diferentes tipos de proyectos, estas instituciones clasifican los proyectos por su intención de adaptarse al cambio climático o mitigarlo.  

Además, los países tienen diferentes necesidades y objetivos para sus sistemas energéticos. Mientras que Europa y América del Norte buscan reemplazar las plantas viejas por otras más nuevas y más limpias, las naciones en desarrollo siguen agregando capacidad para satisfacer la creciente demanda de carga base. Cuando Egipto decidió que quería una planta de energía adicional, recurrió a China para construir una de carbón.  

"Si un banco de desarrollo europeo no financia una planta de gas más limpia porque usa un combustible fósil, un país en desarrollo que depende de fondos extranjeros para implementar un proyecto podría construir una planta de carbón con fondos de Asia", explica Haapakoski.  

Demasiado de una cosa buena  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
El bioetanol de agave, la solución de Australia para la escasez de combustibles

Existe otra posible consecuencia no deseada si los bancos de desarrollo solo financian proyectos de energía renovable: una desalineación de la oferta y la demanda.  

La isla de Moloka'i en Hawai invirtió fuertemente en energía solar, tanto que la isla produjo más energía de la que sus residentes podían usar. El problema es simple: las energías renovables producen energía cuando brilla el sol o sopla el viento, pero la energía se usa cuando la gente la necesita.  

Moloka'i tuvo que hacer malabarismos continuamente con generadores de diferentes tamaños para equilibrar lo que se estaba produciendo a partir de fuentes solares y al mismo tiempo mantener suficiente "reserva giratoria" para manejar los cambios en la oferta o la demanda. El problema se agravó tanto que en 2015, la isla se negó a aceptar más energía solar.  

"Esto también ha sucedido en otros lugares, como California y Australia", explica Andrew Tang, vicepresidente de almacenamiento y optimización de energía de Wärtsilä Energy Business. “Cuando el porcentaje de energías renovables excedía el 20%, tenían problemas de estabilidad de energía en sus redes. Tuvieron que dejar de comprar energía renovable".

Hasta ahora, la mayoría de estos problemas con el exceso de energía se han producido en redes más pequeñas y relativamente aisladas. Sin embargo, este problema podría ocurrir en cualquier lugar si se agregan fuentes de energía renovables indiscriminadamente sin modernización. Una proporción cada vez mayor de energías renovables también necesita almacenamiento mejorado, transmisión y capacidad de generación flexible.  

La generación flexible es clave  

Una posible solución es almacenar ese exceso de energía y acceder a ella más tarde cuando sea necesario. Power-to-X es un proceso para almacenar el exceso de energía en una nueva forma, como metano u otros gases sintéticos, pero esta tecnología no está lista para una comercialización generalizada. Las baterías son otra opción.  

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Siemens usará "hidrógeno verde" para descarbonizar la generación de energía de Uniper

"Estoy muy a favor de la batería", continúa Tang. "Las baterías pueden resolver muchos de estos problemas, pero son solo una parte de la solución junto con la generación flexible de energía térmica”.  

Italia podría tener un mejor plan. Tiene el objetivo ambicioso de triplicar la energía solar y duplicar la producción de energía eólica. Italia usó el modelado del sistema de energía para determinar cómo la red del país podría manejar tal aumento en la energía intermitente. El modelado encuentra la combinación óptima para reducir los costos y las emisiones, al tiempo que proporciona energía asequible y confiable.

Una conclusión clave del proceso de modelado fue que Italia necesitaba una mayor flexibilidad: generadores que pudieran arrancar o apagarse rápidamente según fuera necesario. Las centrales eléctricas tradicionales no pueden hacer esto, pero las plantas nuevas y flexibles a gas sí.

Al aumentar la capacidad de generación flexible, Italia puede agregar de manera segura más energías renovables a su sistema. El resultado podría ahorrarle al país 400 millones de euros al año y al mismo tiempo reducir las emisiones.  

De hecho, el BEI también reconoce la necesidad y los beneficios de una mayor flexibilidad y el papel de la generación de gas natural para complementar las energías renovables. Otra ventaja de un motor de gas es que puede usar biogás o gas sintético a medida que estas fuentes estén disponibles, convirtiéndose así en carbono neutro.

El BEI concluyó que en Europa tales inversiones necesarias pueden ser financiadas por otras fuentes. Sin embargo, esta lógica puede no aplicarse a los países en desarrollo que a menudo dependen de la financiación de los bancos de desarrollo para inversiones en infraestructura energética. 

"Necesitamos analizar alternativas a nivel de proyecto y sistema y construir escenarios realistas que puedan reducir las emisiones y satisfacer las necesidades de las personas", dice Haapakoski. "Necesitamos financiar el tipo correcto de proyectos que nos permitan seguir avanzando hacia un futuro de energía 100% renovable".

 

 Te puede interesar: Las renovables logran récord de energía limpia en Europa a medida que COVID-19 golpea la demanda