¿Cómo afectará el aumento del precio del petróleo a la transición energética? - World Energy Trade

¿Cómo afectará el aumento del precio del petróleo a la transición energética?

¿Cómo afectará el aumento del precio del petróleo a la transición energética?

El entorno de precios altos podría dar lugar a un aumento de la perforación y del uso del carbón.

General

En medio de un aumento de la demanda mundial y la incertidumbre por los suministros, los precios mundiales del petróleo se acercan a los 100 dólares por barril por primera vez desde 2014. Pero, con el aumento de los precios, ¿qué significa esto para la transición de las energías renovables?

Tras abrir el año en torno a los 78 dólares por barril, los precios del crudo Brent han escalado rápidamente durante las seis primeras semanas de 2022 y han superado los 94 dólares a partir del 14 de febrero, el precio más alto en más de siete años.

Impulsado principalmente por la falta de oferta y un reciente repunte de la demanda mundial tras el cierre, el aumento culmina una espectacular recuperación de los precios.

Dado el entorno de bajos precios del petróleo de los últimos dos años, el reciente aumento ha suscitado un debate sobre las implicaciones para la inversión en energías renovables, especialmente para los países exportadores de petróleo del Golfo.

Aunque la inversión en petróleo y gas ha caído alrededor de un 30% desde el estallido de la pandemia, hay indicios de que el aumento de la demanda y la subida de los precios podrían provocar una inversión de esa tendencia.

Carbon Tracker, un grupo de análisis centrado en el cambio climático, señaló el mes pasado que el aumento de los precios del petróleo podría animar a las empresas energéticas a invertir en nuevos proyectos de exploración y producción.

De hecho, el 1 de febrero el gigante energético ExxonMobil anunció un aumento del 45% en su presupuesto para perforaciones y otras actividades este año, mientras que un día después los miembros de la OPEP+ acordaron mantener su objetivo preestablecido de aumentar la producción de petróleo en 400.000 barriles diarios.

Según la AIE, es preocupante que el aumento de los precios del petróleo pueda incentivar el consumo de carbón, que alcanzó un máximo histórico en 2021 y va camino de niveles aún mayores este año.

Además de su precio más bajo, el uso del carbón está siendo impulsado por el aumento de la demanda de energía, liderada por China e India, y los niveles insuficientes de inversión en renovables.

¿Una ventaja para las energías renovables?

Aunque los altos precios del petróleo pueden incentivar nuevas inversiones en proyectos de petróleo y gas, las energías renovables podrían beneficiarse de la situación actual.

En lugar de cuestionar directamente las energías renovables y frenar la transición energética, muchos analistas de la industria energética creen que los altos precios actuales, y las ganancias financieras asociadas, podrían llevar a los gobiernos y a las grandes petroleras a jugar a largo plazo y a aumentar sus inversiones en energías renovables.

Por ejemplo, en septiembre del año pasado el gigante energético francés Total dijo que aprovecharía los altos precios del petróleo para recomprar acciones por valor de 1.500 millones de dólares con el fin de impulsar la inversión en energías renovables.

Por su parte, a principios de este mes BP, que anunció su mayor beneficio anual en ocho años con 12.800 millones de dólares, declaró que aumentaría el gasto en energías bajas en carbono hasta el 40% del gasto total en 2025 y el 50% en 2030.

El Golfo avanza con las energías renovables

Muchos países de Medio Oriente han identificado el desarrollo de las energías renovables como clave para sus planes de diversificación económica a largo plazo.

La región del Golfo es un ejemplo de países productores de petróleo que han reafirmado recientemente su compromiso con las energías renovables.

Por ejemplo, Arabia Saudí pretende generar el 50% de su electricidad a partir de renovables para 2030 y se ha fijado el objetivo de cero emisiones netas para 2060. Para contribuir a la consecución de estos objetivos, el Gobierno anunció en diciembre que invertiría 380.000 millones de riyales saudíes (101.300 millones de dólares) en la producción de energías renovables para el final de la década, mientras que en abril del año pasado inauguró la central solar de Sakaka, el primer proyecto de energías renovables a escala comercial del país.

Por otra parte, en octubre, los Emiratos Árabes Unidos se comprometieron a invertir 600.000 millones de dirhams (163.400 millones de dólares) en energías renovables para 2050, momento en el que esperan alcanzar las emisiones netas cero.

El anuncio se produjo pocas semanas después de la inauguración de la primera fase del Parque Solar Mohammed bin Rashid Al Maktoum en Dubai. Se espera que el parque tenga una capacidad de 5 GW para 2030.

En otros lugares de la región, Omán inauguró a finales de enero el campo solar Ibri 2, de 500 MW, el mayor proyecto de energías renovables del país, mientras que Qatar, uno de los mayores exportadores de gas natural del mundo, también se ha centrado en las energías renovables.

En octubre del año pasado, Qatar Petroleum, la empresa nacional de energía, cambió su nombre por el de Qatar Energy, para reflejar mejor su estrategia centrada en las energías renovables.

Entre los principales proyectos figura la planta solar Al Kharsaah, de 800 MW, situada a unos 80 km al oeste de la capital, Doha.

Una vez completado, el proyecto será el mayor desarrollo de energía renovable del país. Está previsto que se inaugure en el primer semestre de este año.

Aunque existe cierto escepticismo en cuanto a la parte exacta de las ganancias financieras asociadas a los altos precios del petróleo que se destinará a la transición energética, y a la posibilidad de alcanzar los objetivos de cero emisiones si los fondos siguen canalizándose hacia nuevos proyectos de exploración y producción, está claro que las energías renovables desempeñan un papel cada vez más importante en los planes energéticos a largo plazo de empresas y gobiernos.

 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref