China promete ser carbono neutral para el 2060, pero ¿Cómo puede lograrlo? - World Energy Trade

China promete ser carbono neutral para el 2060, pero ¿Cómo puede lograrlo?

Xi Jinping ha anunciado una meta audaz para el mayor contaminante climático del mundo

Xi Jinping ha anunciado una meta audaz para el mayor contaminante climático del mundo

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El anuncio ante la Asamblea General de la Naciones Unidas del presidente Xi Jinping de que China, fue muy bien recibido, en éste se comprometió a dos objetivos, alcanzar el pico de emisiones de CO2 antes de 2030 y volverse neutral en carbono para 2060. Sin embargo, el hecho de que no hubiera ofrecido casi ningún detalle, generó interrogantes sobre la viabilidad de los objetivos que están a años en el futuro.

A nivel mundial, China es el mayor consumidor de energía y el mayor emisor de gases de efecto invernadero. Extrae y quema la mitad del carbón del mundo y es el principal importador de petróleo y gas natural.

Parece difícil conciliar la promesa del Presidente Xi, hecha ante la ONU, con las acciones recientes de la nación. En particular, China se encuentra en medio de un auge de la construcción de plantas a carbón. A fines del año pasado, el país tenía casi 150 gigavatios en plantas de energía de carbón en proceso de desarrollo.

Tesla estrena nueva celda de batería: 500% más energía, 16% más de autonomía y 6 veces más potente
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Tesla estrena nueva celda de batería: 500% más energía, 16% más de autonomía y 6 veces más potente

Esta cifra es aproximadamente igual a la capacidad total de la Unión Europea, según Global Energy Monitor, una organización sin fines de lucro que rastrea proyectos de carbón en todo el mundo.

La transición de ese gigante económico a la neutralidad de carbono en pocas décadas podría costar US$ 5.5 trillones, según estima Sanford C. Bernstein & Co, y además requerir la implementación de tecnologías que apenas se utilizan en la actualidad.

Según estimados de Sanford C. Bernstein & Co., lograr cero neto en carbono para 2050, costará US$ 180 billones anuales.

Si bien Xi Jinping durante su discurso ante las Naciones Unidas el martes 22 no ofreció detalles, dijo que China ampliaría sus compromisos del Acuerdo de París a través de medidas "más enérgicas".

“Si algún país puede lograr metas tan ambiciosas, será China”, dijo Gavin Thompson, vicepresidente de Asia-Pacífico de la consultora Wood Mackenzie Ltd.

“El fuerte apoyo y la coordinación del estado han demostrado ser extremadamente efectivos para alcanzar las metas económicas, si esto ahora está dirigido hacia el cambio climático, entonces China es capaz de transformar su trayectoria de emisiones de carbono durante las próximas cuatro décadas exactamente de la misma manera que ha transformado su economía durante los últimos 40 años”.

Las declaraciones se producen cuando China está desarrollando su próximo plan quinquenal, por lo tanto, podría indicar que la nación se está preparando para implementar políticas de emisiones más estrictas para afrontar su nueva estrategia climática

La decimocuarta versión del plan está en proceso de debate, se lanzará el próximo año y establecerá un rumbo económico y energético para 2021 a 2025.

La estrategia de China para lograr los ambiciosos objetivos planteados puede incluir los siguientes elementos fundamentales.

1. Energía renovable

En China los combustibles de origen no fósiles representan alrededor el 15% de la combinación de energía primaria del país, por lo tanto, tendrán que dar un gran paso adelante.

La nación tenía alrededor de 213 gigavatios de capacidad solar y 231 de energía eólica instalados a fines del año pasado, según BloombergNEF. Eso tendrá que aumentar a al menos 2,200 gigavatios de energía solar y 1,700 de energía eólica para 2060 para hacer la transición, dijo Xizhou Zhou, vicepresidente de energía global y energías renovables de IHS Markit Ltd.

China ya está considerando propuestas para acelerar su adopción de energía limpia como parte del próximo plan quinquenal y el discurso de Xi afirma aún más esa dirección, dijo Robin Xiao, analista de CMB International Securities Ltd.

El impulso tiene el beneficio adicional de respaldar a las industrias nacionales, ya que China alberga algunas de las empresas de energía solar y eólica más grandes del mundo.

 Figura 1. China ha aumentado la capacidad total de energía eólica y solar

Figura 1. China ha aumentado la capacidad total de energía eólica y solar

Otras fuentes libres de carbono, como la energía nuclear, también tendrán que aumentar. El primer reactor de fabricación propia comenzó recientemente a cargar combustible y luego de varios años, el país ha iniciado la aprobación de nuevas plantas.

2. Combustibles fósiles

El aumento de las energías renovables significaría una reducción en los combustibles fósiles de aproximadamente el 85% de la combinación energética actual al 25% o menos. El petróleo y el carbón serían los más afectados por la reducción, con un gas natural más limpio que registra un crecimiento modesto desde sus niveles actuales relativamente bajos.

El mayor impacto se centraría en el carbón, el combustible fósil más contaminante, que representó casi el 58% de la energía de China en 2019.

En una de las perspectivas climáticas más ambiciosas preparadas por la gigante estatal, China National Petroleum Corp., pronostica un escenario de “China hermosa” con el carbón representando solo el 14% de la mezcla para 2050.

Esto reversaría el camino actual de China de agregar capacidad tanto en la minería del carbón como en las centrales eléctricas de carbón.

También tendría un impacto importante en el empleo en un país donde la extracción y el lavado del carbón emplean a alrededor de 3.4 millones de personas y proporcionan combustible abundante y barato.

3. Vehículos eléctricos

Un cambio de los motores de combustión a los vehículos eléctricos también es vital para reducir a cero las emisiones, y es algo que ya está en marcha. Los analistas de BloombergNEF esperan que haya más vehículos eléctricos en las carreteras de China que motores de combustión interna a mediados de la década de 2030.

 Figura 2. Los EVs constituirán la mayor parte de la flota de pasajeros de China

Figura 2. Los EVs constituirán la mayor parte de la flota de pasajeros de China

Aparte de reducir las emisiones, eso tiene dos beneficios secundarios para China. El primero, reducir la mayor factura de importación de petróleo crudo del mundo y en segunda instancia, convertirse en líder mundial en fabricación de vehículos eléctricos.

4. Hidrógeno

El hidrógeno producido a partir de energía renovable, una parte relativamente minúscula y cara de la combinación de energía llamada "hidrógeno verde", tendrá que incrementarse y volverse más barato para ayudar a descarbonizar los sectores industriales que consumen demasiada energía para funcionar con electricidad, como la producción de acero que China domina.

China ha estado aumentando su presupuesto de investigación en la tecnología, de US$ 19 millones en 2015 a US$ 129 millones en 2018, según BNEF.

China también tiene los electrolizadores de menor costo del mundo, con costos de US$ 200 /KWh comparado con US$ 1,200 /KWh en Europa y Norteamérica.

5. Compensación de carbono

Si los combustibles fósiles no se reducen a cero, China tendrá que encontrar formas de compensar las emisiones restantes. Una posibilidad es la captura y almacenamiento de carbono, una tecnología en proceso de maduración que se utiliza poco hoy en día debido a los altos costos y prácticamente sin beneficios económicos.

Si ese escenario cambia, tal vez debido al aumento del precio de las emisiones en el mercado de carbono de China, la tecnología podría avanzar y combinarse con plantas de energía de carbón o gas.

China también podría utilizar otros programas de compensación, como las "soluciones basadas en la naturaleza" a las que se comprometió el año pasado en una cumbre de la ONU, que implican la plantación de árboles a gran escala y la restauración de humedales.

China planea crear 35 millones de hectáreas de bosque para 2050 para su proyecto "Gran Muralla Verde".

6. Potencia en fabricación de tecnología

China también espera extender su dominio como la potencia de fabricación de tecnología limpia del mundo, aprovechando la mayor parte de los ingresos del cambio global a fuentes de energía de bajas emisiones.

La nación ya produce la mayoría de las baterías de iones de litio, los paneles solares y las turbinas eólicas del mundo y vende la mayor parte de los vehículos eléctricos.

 

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje: 

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref

 

Te puede interesar: