Almacenamiento de energía: ¿qué sigue y quién trata de dominar el negocio? - World Energy Trade

Almacenamiento de energía: ¿qué sigue y quién trata de dominar el negocio?

El futuro de la tecnología de baterías radica en examinar la tecnología pasada con herramientas actuales

El futuro de la tecnología de baterías radica en examinar la tecnología pasada con herramientas actuales

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

En sus primeros años, la tecnología de baterías de iones de litio se disparó. A medida que el campo ganó más interés por parte de los investigadores después de la comercialización, los desarrollos comenzaron a llegar al doble, o en algunos casos triplicaron la cantidad de energía que la batería podía almacenar.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Iberdrola suministrará energía limpia a T-Mobile en Estados Unidos

Si bien, el progreso continuó a lo largo de los años, el ritmo comenzó a disminuir. Los avances incrementales en el nivel fundamental abrieron nuevos caminos para la electrónica pequeña y portátil.

A pesar de todo lo visto, no han respondido a las demandas de almacenamiento en red a gran escala o una batería de vehículo eléctrico que permita un rango de conducción de más de 300 millas con una sola carga.

Almacenamiento de energía: aprendiendo del pasado

Aunque la tecnología de batería de iones de litio se ha convertido en la fuerza dominante en el almacenamiento de energía, no es el único desarrollo que se ha vuelto altamente viable en esta tecnología. Hay científicos que alegan: “a veces hay que dar un paso atrás para avanzar”.

El alegato de los científicos estriba quizás en la portada de Scientific American desde 1911 con Thomas Edison parado al lado de un auto eléctrico, al leer el artículo presentado en el interior se observa que el automóvil eléctrico promedio en 1912 podría viajar 150 millas. Por ello científicos como Kostecki, miembro de ECS, Sociedad electroquímica, piensan que definitivamente, hay una valiosa lección que aprender de eso.

Si bien, el vehículo eléctrico de Edison no podía competir con los autos a gasolina muy populares de ese día, el potencial de una batería capaz de manejar las necesidades de almacenamiento a largo plazo existía a principios del siglo XX. Incluso cuando la batería de iones de litio creció en popularidad entre todos los frentes de almacenamiento de energía, Kostecki cree que descartar otras tecnologías para una amplia gama de aplicaciones sería ingenuo.

"Todavía es bueno ver las posibles mejoras y si existen en la tecnología actual", dice Kostecki, "pero creo que tenemos que retroceder no solo un paso, sino cincuenta pasos atrás".

Para Kostecki, el futuro de la tecnología de baterías radica en volver a examinar las tecnologías pasadas con las herramientas actuales. Los avances en equipos y materiales pueden significar que una tecnología que en el pasado se consideró irrelevante podría ser viable ahora con la ayuda de la tecnología más sofisticada de hoy.

En búsqueda del "santo grial" en almacenamiento de energía

"Siempre podemos tomar una idea que era imposible de realizar hace 20 años y volver a medirla con el equipo y los conocimientos actuales", dice Kostecki. "Aquí, veremos si podemos reprocharlo y encontrar una solución a algo con lo que parecía imposible trabajar".

Las investigaciones del pasado tienen conocimiento crítico para los esfuerzos futuros, pero aún no se ha alcanzado la meta para llevar esos esfuerzos iniciales del laboratorio al mercado.

Los investigadores que han comprendido el concepto tienden a reexaminar los sistemas multivalentes, así como las baterías de litio-azufre, litio-aire y otras a base de litio que se establecieron teóricamente por primera vez hace siglos. Kostecki cree que si estas tecnologías pudieran mejorarse y ampliarse, otras baterías de litio del pasado podrían conducir al "santo grial" de nuestro futuro energético.

El futuro: dominio del almacenamiento de energía

Alemania, enfatiza sus esfuerzos por el dominio en el almacenamiento. Científicos. Acaban de lanzar el ZellkoBatt, un proyecto destinado a optimizar las celdas de iones de litio de gran formato para aplicaciones automotrices, al tiempo que se reducen los costos de componentes y procesos de manufactura.

"La movilidad eléctrica va a cambiar significativamente la industria de los proveedores de automóviles", dijo Margret Wohlfahrt-Mehrens, quien dirige la investigación de acumuladores en ZSW, en un comunicado. “Tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para acelerar el desarrollo y la producción de sistemas de baterías con el fin de que Alemania esté preparada para el futuro como una nación automotriz”.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Nuevo electrodo facilita el almacenamiento de energía a través del hidrógeno

Enfatizó además que “con el proyecto ZellkoBatt, estamos ampliando nuestra infraestructura tecnológica para acelerar la transferencia de células de batería innovadoras a la fabricación industrial en masa".

Según Wohlfahrt-Mehrens, el proyecto debería ayudar al país a ir más allá de las líneas de fabricación piloto y las pequeñas series de producción, establecer la capacidad de fabricación y satisfacer la creciente demanda de baterías, especialmente teniendo en cuenta que el gobierno ha establecido el objetivo de aumentar el recuento de vehículos eléctricos hasta 10 millones para 2030.

Conclusión – Avance de la tecnología

Los científicos comenzarán a avanzar mucho en estas tecnologías pasadas en un nivel fundamental; tratando de encontrar nuevas formas de almacenar energía de manera diversa en sistemas nacidos de estos proyectos semilla.

La batería de iones de litio puede seguir siendo dominante y uno de los desarrollos más impactantes que surgen del almacenamiento de energía, pero esto puede verse como una rampa en la curva de innovación de la tecnología de baterías a lo largo de los años. En cuanto al futuro del almacenamiento de energía, se espera que continúe creciendo en diversidad y reconociendo que los pequeños logros que pueden haber parecido intrascendentes hace 30 años podrían ser grandes avances hoy en día. Es imposible predecir el futuro, pero es necesario probar nuevos horizontes. 

 Te puede interesar: España instalará 962.5 MW de energía fotovoltaica a través de Solaria