La Unión Europea aspira a 40GW de electrolizadores de hidrógeno verde para 2030 - World Energy Trade

La Unión Europea aspira a 40GW de electrolizadores de hidrógeno verde para 2030

También apunta a un millón de empleos para el sector en 2030

También apunta a un millón de empleos para el sector en 2030

Gas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los políticos alemanes y la industria pesada del país han acogido con satisfacción la estrategia europea sobre el hidrógeno presentada por la Comisión Europea, que refleja fielmente la propia estrategia de Alemania publicada el mes pasado.

"La crisis actual nos da la oportunidad de avanzar significativamente en la transformación de Europa en un mercado líder de tecnologías digitales, sostenibles e inocuas para el clima. En este contexto, el hidrógeno desempeña un papel crucial", dijo el Ministro de Energía alemán Peter Altmaier.

El documento de la Comisión establece un plan de tres etapas, que comienza con la construcción de electrolizadores para producir hidrógeno verde para su uso en industrias (acero, productos químicos, refinerías) hasta el año 2024, seguido de la creación de puntos de producción de hidrógeno locales, que estarán vinculados a usuarios industriales y edificios en los llamados "valles de hidrógeno", para el año 2030.

Con el aumento de la demanda, estos puntos calientes se unirán para crear la columna vertebral de una gran infraestructura europea de hidrógeno.

Por último, las tecnologías limpias de hidrógeno alcanzarán la madurez y se utilizarán a gran escala en la industria pesada, como la siderúrgica, entre 2030 y 2050.

La Comisión también publicó su estrategia para un sistema energético integrado, que incluye una revisión de la directiva de impuestos sobre la energía y sugerencias para ampliar el mercado del carbono y los subsidios a la energía fósil de desecho en los Estados miembros.

Objetivo de hidrógeno renovable en Europa

Arabia Saudita tendrá el proyecto de hidrógeno verde más grande del mundo
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Arabia Saudita tendrá el proyecto de hidrógeno verde más grande del mundo

La UE quiere ver al menos 6 gigavatios (GW) de capacidad de electrolizador renovable que pueda producir hasta 1 millón de toneladas de hidrógeno renovable para 2024 y 40 GW, produciendo 10 millones de toneladas, para 2030. El plan alemán apunta a 5 GW para 2030.

Para 2050, las inversiones acumuladas en hidrógeno renovable en Europa podrían ser de hasta 180-470 mil millones de euros, según los cálculos de la Comisión.

Para pagarlo todo, Bruselas sugiere el uso de un sistema de licitación de contratos de carbono por diferencia (carbon contracts for difference, CCfD, por sus siglas en inglés).

"Un contrato a tan largo plazo con una contraparte pública remuneraría al inversor pagando la diferencia entre el precio de ejercicio del CO2 y el precio real del CO2, salvando la brecha de costes en comparación con la producción de hidrógeno convencional", dice la estrategia.

Otras opciones son las cuotas para promover el hidrógeno renovable.

Pero mientras que Bruselas está abierta a la producción de hidrógeno (azul) a partir de gas natural en combinación con la captura y almacenamiento de carbono (carbon capture and storage, CAC, por sus siglas en inglés), la estrategia de Alemania estipula que "sólo el hidrógeno producido sobre la base de energías renovables (hidrógeno 'verde') es sostenible a largo plazo".

El hidrógeno azul y su papel en la estrategia

El hidrógeno fabricado con gas natural utilizando CCS es muy controvertido en Alemania y sólo se utilizará "de forma transitoria", según la estrategia del país.

El hidrógeno puede satisfacer el 50% de la demanda energética del Reino Unido para 2050
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
El hidrógeno puede satisfacer el 50% de la demanda energética del Reino Unido para 2050

La Federación de Industrias Alemanas (Bundesverband der Deutschen Industrie, BDI) acogió con beneplácito la estrategia de la UE y destacó en su propio documento de posición que el bloque puede ahora "establecer normas en el comercio internacional de hidrógeno" y debe aspirar a "desempeñar un papel fundamental en la redefinición del panorama energético mundial".

A diferencia del gobierno alemán, el grupo de presión no quiere excluir el uso del hidrógeno azul en la medida de lo posible, pero sostiene que la categoría de "gases neutros para el clima" debería incluir tanto los gases renovables como los descarbonizados, ya que estos últimos son necesarios para lograr una escala industrial a corto plazo después del Covid-19.

Tanto la BDI como la Asociación Alemana de Industrias Energéticas y del Agua (Bundesverband der Energie- und Wasserwirtschaft, BDEW) piden que se apliquen rápidamente los certificados de origen del hidrógeno para garantizar la igualdad de condiciones en el comercio de la nueva mercancía.

La industria y las compañías energéticas alemanas están ansiosas por iniciar modelos de negocio relacionados con el hidrógeno, con Thyssenkrupp y E.ON anunciando planes para conectar sus electrolizadores y la red eléctrica la semana pasada.

La asociación alemana de energías renovables (Bundesverband Erneuerbare Energien, BEE) comentó que la estrategia del hidrógeno debería vincularse a una expansión más rápida de las fuentes de energía renovable, renunciando a la supuesta necesidad de hidrógeno azul o gris en un principio.

"Un enfoque consistente debe tener en cuenta toda la huella de CO2 de los productos de hidrógeno y por esta razón sólo se permite la promoción del hidrógeno verde", concluyó la presidenta de la BEE, Simone Peter.

Environmental Action Germany (Deutsche Umwelthilfe, DUH) también se sintió decepcionada al no ver un claro rechazo de los combustibles fósiles en la estrategia europea del hidrógeno. Sascha Müller-Kraenner, Director General Federal de DUH, dijo:

"La estrategia europea del hidrógeno muestra claramente la letra del lobby del gas natural, que también ha participado en la estrategia alemana".

DUH también pide que la estrategia europea del hidrógeno excluya el uso del hidrógeno para la calefacción de edificios y el abastecimiento de combustible de los automóviles, a fin de centrarse en los sectores que no pueden ser electrificados directamente.

En la lucha contra el cambio climático, el hidrógeno producido con electricidad renovable se considera cada vez más como una bala de plata para los sectores con emisiones especialmente difíciles, como la industria pesada y la aviación.

Alemania, que se ha fijado el objetivo de alcanzar la neutralidad climática para mediados de siglo, se ha propuesto convertirse en líder mundial en las tecnologías de hidrógeno asociadas, no sólo para poner en marcha las próximas etapas de su histórica transición energética, sino también para asegurar un mercado de crecimiento prometedor para su industria de renombre internacional.

 

Noticia tomada de: Renew Economy / Traducción libre del inglés por WorldEnergyTrade.com

 

 Te puede interesar: