Gas natural: su desempeño en la transición energética - World Energy Trade

Gas natural: su desempeño en la transición energética

Resulta fundamental transformar el consumo de energía actual por uno más sostenible

Resulta fundamental transformar el consumo de energía actual por uno más sostenible

Gas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Al tiempo que las necesidades energéticas en el mundo crecen de forma continua, debido al aumento de la población, resulta fundamental seguir intentando transformar el modelo de producción y de consumo de energía actual por uno más sostenible.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Científicos de China crean un método para producir hidrógeno directamente en un coche eléctrico

A veces es difícil saber si el gas natural está en una edad dorada u oscura. A menudo, se presenta como un candidato prometedor con el fin de apoyar la descarbonización así como suministrar aire más limpio y estas son las razones por las cuales se prevé una necesidad de gas hasta 2040 y más allá, incluso suponiendo una rápida transición energética.

Otros lo ven como una solución temporal y costosa, mientras hay quienes se preguntan si el gas debería desempeñar algún papel en la transición energética, sus credenciales ambientales minadas por las emisiones fugitivas, la ventilación y la combustión, y por el hecho de que todavía es una fuente de energía que emite carbono, hay quienes alegan que cuanto antes se logre eliminar el gas, mejor.

Gas natural, ¿el compañero perfecto?

La idea de que el mundo puede reducir drásticamente el uso de gas en la próxima década y aún cumplir con sus objetivos climáticos y ambientales no es muy convincente. Pero igualmente cuestionable es la idea de que el gas debe tener una posición privilegiada en la transición energética.

Hay camino recorrido, pero para seguir dando pasos hacia un modelo más sostenible es necesario el compromiso de todos. Las compañías energéticas deben seguir contribuyendo al cumplimiento de los objetivos y ser capaces de ponernos a la cabeza de la transición energética, un proceso que ya ha comenzado, pero ¿el gas natural está llamado a desempeñar un papel clave?

La realidad está en algún punto intermedio. El gas hace varias cosas en distintos mercados y a diferentes costos, por lo que las declaraciones generales sobre cómo le irá al gas en el futuro no son útiles. En algunos mercados, alejarse del gas es un camino lógico de descarbonización; en otros, el uso adicional de gas generará beneficios ambientales.

Futuro del gas natural

Para pensar en el futuro del gas natural, es útil comprender sus diversos usos y varían según la región. El gas es el combustible más versátil. Casi el 60 por ciento de la demanda de petróleo proviene del transporte, por lo que es fácil pensar en el petróleo como combustible de transporte a pesar de que es más que eso.

Del mismo modo, más del 60 por ciento del uso del carbón se destina a la energía, por lo que el carbón, a menudo, se considera como una fuente de electricidad, a pesar de su uso intensivo en la industria.

Debemos lidiar con el gas en toda su complejidad regional y sectorial. En algunos lugares, es probable que capture la cuota de mercado contra el petróleo o el carbón o defienda la cuota de mercado contra los competidores. En otros, el gas puede ser desplazado por alternativas o no hacer incursiones.

ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Clasificando los principales países emergentes en energía limpia

Es conveniente imaginar cuatro cuadrantes teóricos al pensar en cómo le irá al gas en la transición energética. Veamos:

  • Primer cuadrante: se encuentran los sectores y países donde es probable que el gas gane cuota de mercado o lo defienda, contribuyendo a la descarbonización, al menos a corto y mediano plazo.
  • Segundo cuadrante: se encuentran los mercados donde el gas representa una posición competitiva fuerte, pero eventualmente debería eliminarse gradualmente en una ruta baja en carbono.
  • Tercer cuadrante: incluye mercados donde el gas podría ayudarnos a lograr ganancias climáticas, pero es poco probable que prospere por varias razones, principalmente económicas.
  • Cuarto cuadrante: es un lugar donde el gas no es útil para cumplir los objetivos climáticos ni es probable que prospere.

Ahora bien, ¿qué sectores y mercados pertenecen a cada cuadrante? ¿Y qué podrían decirnos sobre el futuro del gas en la transición energética? Cada país debe afrontar las estrategias para lograr la meta.

Transición energética: ¿cómo afrontarán los países este proceso?

La transición energética es un proceso en el que los distintos países avanzarán a distinta velocidad en la descarbonización de sus economías, pero que en todo caso requiere de importantes inversiones en nuevas infraestructuras energéticas. El gas funcionará bien donde sea barato o que tenga una ventaja, ya sea que esta demanda pueda o no ser consistente con una vía de descarbonización.

Hay muchos mercados en los que el gas podría proporcionar beneficios ambientales, como el cambio de carbón a gas en Asia, pero actualmente es demasiado costoso para competir en ausencia de algún otro impulsor o apoyo político. También hay algunos mercados, como los productos petroquímicos, la industria, el transporte marítimo, donde el gas funcionará bien y puede ayudar a lograr un futuro con menos carbono.

Agrupar todas estas historias dispares es inútil, como lo es una narración sobre el gas que pasa por alto esta complejidad. El gas no es un salvador del clima, pero tampoco irá a ningún lado en el corto plazo.

 

 Te puede interesar: Promueven el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde en Chile