Equinor lanza un plan multimillonario de hidrógeno azul - World Energy Trade

Equinor lanza un plan multimillonario de hidrógeno azul

Equinor lanza un plan multimillonario de hidrógeno azul

El objetivo de la empresa es alcanzar una cuota del 10% del mercado mundial del hidrógeno

Gas

Equinor ASA, el principal productor de petróleo y gas de Noruega, está invirtiendo miles de millones de dólares en hidrógeno azul, apostando a que puede fabricar el combustible de forma más limpia que nadie.

La empresa petrolera, controlada por el Estado, es una de las compañías energéticas de toda Europa que está intensificando sus planes para el hidrógeno, ya que la creciente presión para luchar contra el cambio climático está provocando cambios masivos en la inversión. Equinor cree que tiene ventaja en la carrera por comercializar la industria porque tiene menos fugas de metano que sus rivales.

La empresa se centra en el hidrógeno azul, que se fabrica a partir de gas natural y se ha presentado como la clave para sanear industrias como la del acero, el cemento y la aviación. Sin embargo, también ha suscitado críticas, ya que su producción libera dióxido de carbono que debe ser capturado y almacenado, mientras que el proceso de extracción y transporte del gas emite metano, un gas de efecto invernadero aún más potente.

"Trabajamos con tasas de captura del 95% de CO2", dijo en una entrevista el Vicepresidente de Tecnología de Bajo Carbono, Henrik Solgaard Andersen. Es un "requisito previo" que la tecnología que utiliza Equinor tenga "una alta eficiencia y una alta tasa de captura". Eso se compara con una tasa máxima del 90% de la tecnología "estándar", según la Agencia Internacional de la Energía.

La empresa tiene previsto invertir alrededor de 100.000 millones de coronas (11.700 millones de dólares) en hidrógeno, entre gastos propios, aportaciones de sus socios y financiación estatal, de aquí a 2035. Puede contar con un abundante suministro de gas, ya que Noruega bombea más que cualquier otro país de Europa occidental, y afirma que su tasa de fuga de metano es inferior al 0,03%.

Esta cifra es muy inferior a la fijada por el grupo industrial Oil & Gas Climate Initiative -del que forma parte Equinor-, que pretende reducir la intensidad de metano total de las operaciones de extracción a menos del 0,2% para 2025.

"No se puede vender gas natural para utilizarlo como hidrógeno azul a menos que se tenga un gas natural limpio", dijo Andersen.

"Ni que decir tiene que quienes no tengan los mismos niveles de emisión que en la plataforma noruega tendrán dificultades para vender gas natural en el futuro".

Industria en expansión

Sin duda, todavía no existe un mercado para el hidrógeno, y tardará en crearse una capacidad suficiente para tener un impacto generalizado en las industrias. La consultora noruega DNV GL AS pronosticó a principios de este año que "el hidrógeno no entrará en escena a gran escala hasta finales de la década de 2030. Eso es demasiado tarde".

Mientras tanto, múltiples sectores están invirtiendo en la electrificación, desde el transporte hasta la producción de metales o la calefacción doméstica. Si bien esto ayudará a diversificar las economías alejándolas de los combustibles fósiles, no será suficiente para lograr los recortes de emisiones necesarios que exige el Acuerdo de París, según Equinor.

"La electricidad puede utilizarse en algunos sectores, pero en otros, como la industria, o donde se requiere un uso flexible de la energía, la electrificación no es suficiente", dijo Andersen.

"El hidrógeno entra aquí, porque se puede fabricar en grandes cantidades durante un largo periodo de tiempo, lo que lo convierte en parte de la caja de herramientas".

Equinor ya está presente en la industria del hidrógeno del Reino Unido, desarrollando el proyecto H2H Saltend y convirtiendo un enorme almacén de gas para albergar el combustible.

Impulso político

El objetivo de la empresa es alcanzar una cuota del 10% del mercado mundial del hidrógeno en 2035 -lo que se traduce en unos 8 gigavatios-, según Andersen, quien afirmó que la expansión se debe más a la política que a la tecnología.

"Lo que estamos viendo hoy podríamos haberlo hecho hace 20 años", dijo. "La tecnología estaba ahí, pero la política y la mentalidad en torno al clima no eran tan importantes como ahora".

Ahora que muchos gobiernos apoyan la investigación y el desarrollo del hidrógeno, Equinor ha ido incorporando personal especializado. Según Andersen, la empresa cuenta ahora con 40 personas que trabajan en el campo del hidrógeno azul en su división de soluciones con bajas emisiones de carbono, frente a un puñado de personas hace sólo 18 meses.

Equinor también tiene previsto desarrollar el hidrógeno verde -elaborado a partir de agua y energía renovable-, pero a un ritmo más lento y a menor escala que el hidrógeno azul hasta que la infraestructura necesaria esté bien establecida.

"Tendremos hidrógeno azul mientras tengamos gas natural y la posibilidad de almacenar CO2", dijo Andersen. El desarrollo de la industria "podría ser una fuerza motriz para explorar más gas en el sector noruego, lo que nos permitirá mantener la industria del petróleo y el gas durante más tiempo".

 

Noticia tomada de: World Oil /  Traducción libre del inglés por World Energy Trade 

 

Te puede interesar:

Si eres seguidor de World Energy Trade hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento económico para poder informar.

Necesitamos a todos y cada uno de nuestros trabajadores y colaboradores que, cada día, están demostrando su valía en un entorno de trabajo complicado por las restricciones que impone el virus. Jornadas laborales interminables y medios tecnológicos no habituales hacen aún más difícil y costosa nuestra labor. Con la publicidad en crisis, el lector de World Energy Trade puede ser un asidero de enorme importancia.

Danos tu apoyo aportando lo que quieras.

QUIERO COLABORAR

No pierdas la oportunidad de leer este reportaje:

Vehiculos Electrico Hidrogeno Foto Ref